Los posos de café: un sorprendente aliado contra enfermedades

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 24 enero, 2019
Francisco María García · 24 enero, 2019
El consumo de estas fibras aporta importantes beneficios a la salud, como es la prevención de enfermedades gastrointestinales, así como un mejor control del metabolismo energético.

Recientes estudios llevados a cabo por el Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación (CIAL) han concluido en que los posos del café pueden resultar favorables para la salud. Constituyen una importante fuente de fibra dietética, de carácter antioxidante, que ayuda a prevenir enfermedades crónicas.

De esta forma, el consumo de estas fibras aporta importantes beneficios a la salud. Como es la prevención de enfermedades gastrointestinales, así como un mejor control del metabolismo energético. En el estudio, el equipo de científicos utilizó posos de café derivados del café instantáneo.

Con esta base estudiaron sus propiedades fisicoquímicas, la estabilidad frente a las altas temperaturas, la resistencia en el proceso intestinal y la seguridad alimentaria de su fibra.

Los posos de café en la elaboración de bollería

Algunos expertos en la materia están proponiendo su uso en la elaboración de productos de panadería, confitería y bollería. Es decir, cereales para el desayuno, galletas o pan entre otros.

Las galletas elaboradas a partir de los posos de café cuentan con diferentes principios funcionales. Estas galletas aportan gran cantidad de nutrientes y reducen el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes y la obesidad.

Además, estas galletas tienen menos calorías que las tradicionales. Pero cuentan con un poder saciante similar.

Visita este artículo: 5 alimentos que debes evitar en el desayuno

Beneficios de los posos de café

Respecto el hígado

Las enfermedades del hígado tienden a revestir gravedad. De este modo, las terapias naturales no pueden entenderse como milagrosas ya que de ningún modo pueden curar a la persona sin intervenciones médicas. Si se sufren enfermedades del hígado es muy importante acudir a un especialista para recibir tratamientos adecuados que den solución al problema.

Además, de forma independiente, el café se podría considerar como un buen colaborador que puede servir para ayudar a prevenir algunas de ellas. Así lo indica un estudio del Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda, (EEUU).

El análisis de los datos demostró que quienes bebían tres o más tazas de café al día tenían niveles más bajos respecto de la función hepática. En comparación con los que no consumían café nunca. Resulta indiferente que se trate de café descafeinado o con cafeína.

Los posos de café un sorprendente aliado contra enfermedades

De este modo, un consumo moderado de café, acompañado de una dieta equilibrada y ejercicio puede resultar de gran ayuda.

Por si quieres saber más: Una dieta equilibrada para una vida saludable

Algunos beneficios del café para la salud

Es importante entender que el compuesto principal del café, la cafeína, es una droga psicoactiva con importantes efectos sobre el sistema nervioso. Este elemento, en los últimos años, ha sido objeto de numerosos estudios científicos.

Entre los más relevantes destaca el último estudio publicado en julio de 2017 revela que tomar tres tazas de café al día puede afectar de un modo muy beneficioso a la salud.

Gracias a sus propiedades, el café ayuda a reducir el riesgo de desarrollar cálculos biliares y también destaca la colaboración en la prevención de la diabetes.

El café también puede ayudar a la persona a bajar de peso. Y es que la cafeína es una sustancia natural que puede aumentar nuestra tasa metabólica. Y favorecer la eliminación de grasa. Asimismo, según un estudio llevado a cabo en 2007 el consumo de café podría estar relacionado con una menor incidencia del cáncer de pi

Además de la cafeína, el café favorece la producción de serotonina, que también se llama“hormona de la felicidad”. Por lo que es considerado como un estimulante y ayuda a superar la depresión. Un consumo moderado del café negro, similar a tres tazas diarias, reduce el riesgo de desarrollar depresión.

Actividad cerebral

 Los beneficios del café sobre el sistema nervioso central llegan a la actividad cerebral, mejorando el flujo de sangre al cerebro. Esto ayuda a aumentar la actividad cerebral en casi un 10%.

De esta forma, el café mejoraría determinados aspectos de la función cerebral. Como es el caso de la memoria, estado de ánimo, vigilancia, niveles de energía, tiempos de reacción y la función cognitiva general.

Actividad cerebral