Los rayos UVA y UVB: ¿cuál es la diferencia entre ellos?

Solimar Cedeño · 11 agosto, 2018
La exposición a los rayos solares afecta tu piel y puede generar consecuencias a largo plazo. Según el tipo de rayo solar, sea UVA o UVB, los efectos serán distintos.

Los rayos solares llegan a la tierra según su tipo, estos pueden ser rayos UVA y UVB. Acá conocerás sobre cada uno de ellos y a diferenciarlos al momento de tomar el sol en verano.

Los rayos solares penetran en la superficie terrestre mediante el espectro electromagnético. Estas ondas son conocidas como radiación ultravioleta (UV). La radiación UV determina la intensidad más enérgica del sol. Estas radiaciones se miden en nanómetros (nm) y determinará la penetración de los rayos solares en la tierra.

La radiación ultravioleta se divide en dos tipos: UVA y UVB, cada una con determinadas características y efectos en el cuerpo. Estas radiaciones solares dependerán de la luz visible o infrarroja que compone al rayo solar y definirán si son radiaciones UVA o UVB. La exposición fuerte a los rayos solares podrán ocasionar daños en el ser humano. Uno de los más temidos es la aparición del cáncer de piel.

Cada tipo de rayo solar puede ocasionar efectos secundarios, por eso acá descubrirás la diferencias entre ellos y cómo protegerte de los rayos solares. Disfruta del verano y protege tu piel de los rayos UVA y UVB.

Longitud de los rayos solares

rayos UVA y UVB

La radiación ultravioleta A (UVA) abarca longitudes de onda entre 320 y 400 nm. Este tipo de rayos penetra menos en la piel porque su intensidad es la menos energética de la radiación UV.

Los rayos UVA se utilizan para producir bronceados corporales en menor intensidad. Existen productos químicos que generan un efecto de bronceado porque permiten la penetración de estos rayos en la piel.

La radiación ultravioleta B (UVB) se extiende entre los 200 y 290 nm. Este tipo de rayos son dañinos para la piel porque su penetración en mayor. No es útil para el bronceado, porque su radiación de 200 a 2000 veces mayor.

Descubre: Los mejores tips para conseguir un excelente bronceado

Penetración en la piel

Los rayos UVA son los que provocan el envejecimiento de la piel, ya que son capaces de penetrar profundamente en la epidermis y en la dermis. La exposición prolongada a los rayos solares producirá un oscurecimiento de la melanina en la epidermis.

La penetración de los rayos UVA puede producir las temibles arrugas y el desgaste de la piel. Este tipo de rayos es el más común, porque son los usados en el bronceado natural. Cuida tu piel de los rayos UVA usando un protector solar con componentes que detengan la penetración profunda de los rayos solares.

Los rayos UVB producen la aparición de quemaduras, porque penetran directamente en la epidermis actuando sobre todo a nivel de la capa basal de células. Este tipo de rayos dañan las células vitales de la epidermis y no ayudan a la producción de melanina. La exposición directa a estos rayos es dañina para la salud y está vinculada con la aparición del cáncer de piel.

No te pierdas: 5 consejos de los dermatólogos para protegerte del sol

Factores de riesgo

rayos UVA y UVB

Los rayos UVA envejecen las células de la piel y pueden dañar su ADN. Estos rayos están asociados al daño de la piel a largo plazo, como es el caso de la aparición de arrugas. También resecan la piel, porque se pierde la producción de melanina y la grasa natural.

Broncearse es parte del verano, pero debes proteger tu piel de los rayos solares. Un buen bronceado es atractivo, por eso algunas mujeres utilizan las cámaras de bronceados para verse mejor. El problema es que estos procedimientos estéticos también pueden ser dañinos para la piel, porque los rayos UVA penetran directamente.

Los rayos UVB tienen un poco más de energía que los rayos UVA. Estos rayos pueden dañar directamente al ADN de las células de la piel, y son los rayos principales que causan quemaduras de sol.

Tanto si vas a la playa como si estás en la ciudad, debes usar protector solar para evitar quemaduras. Los rayos UVA y UVB penetran más entre las 10 AM y las 4 PM Recuerda usar protector solar para evitar las quemaduras, arrugas y desgaste en la piel. Al momento de elegir la crema solar, revisa el tipo de protección y cuídate de los rayos UVA y UVB. ¡No expongas tu piel a las radiaciones solares y disfruta del verano!