Los riesgos de consumir comida rápida

Gema Diez 13 agosto, 2013
Mientras que una dieta equilibrada nos puede aportar 1500 o 2000 calorías al día, la comida rápida lo hace en una sola ingesta, por lo que favorece la obesidad

La comida rápida conforma una forma económica y conveniente de comer, que se ha hecho muy popular debido al ritmo de vida que llevamos; aunque no supone ningún peligro si se come ocasionalmente, consumirla regularmente o tenerlo como un hábito, puede dañar seriamente la salud.

Debido a su escaso aporte nutricional, como su bajo valor nutritivo, el alto contenido de grasa, calorías y sodio, el consumo habitual de comida rápida,  puede conducir a una variedad de problemas de salud, como el aumento de peso,  obesidad,  diabetes y enfermedades cardiovasculares por citar algunas.

RIESGO DE ENFERMEDADES

AUMENTO DE PESO Y OBESIDAD

Dado que la comida rápida es muy alta en grasas y calorías, se puede producir aumento de peso, debido a que se consumen más calorías de las que se gastan y esas calorías, son calorías vacías, no aportan ningún nutriente.

Los  alimentos de la comida rápida son en su mayoría altamente procesados y por ello pueden aportar fácilmente 1500 calorías en una sóla comida; comer todos los días este tipo de alimentos, además de conducir a  aumento de peso,  puede llevar a padecer obesidad de alto grado.

DIABETES

Muchos expertos aseguran que existe una clara relación entre la obesidad y la diabetes y
teorizan que las personas que tienen exceso de tejido graso requieren mayor cantidad de insulina para mantener regulados los niveles de glucosa en sangre; además las células de grasa liberan una proteína que conduce al desarrollo de la diabetes tipo 2, la forma más común de diabetes.

La proteína que se libera en el torrente sanguíneo de las células de grasa hace que el cuerpo se vuelva insensible a la insulina, por lo que el páncreas comienza a producir más insulina para contrarrestar los efectos negativos, pero como el páncreas se encuentra con exceso de trabajo, al final se detiene o ralentiza la liberación de la insulina, lo que conduce a padecer diabetes.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

La comida rápida también hace aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como enfermedad coronaria, hipertensión, insuficienci cardíaca y aterosclerosis por citar algunas.

El consumo de comida rápida, o comida chatarra, que son alimentos que contienen grasas saturadas y grasas trans, aumentan los niveles sanguíneos de colesterol total y colesterol malo y disminuyen los niveles de colesterol bueno, por lo cual se aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria.

Esta enfermedad se desarrolla a medida que se acumula la placa en las arterias, lo que bloquea la cantidad de sangre oxigenada que llega al corazón, y aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón o muerte.

Imagen cortesía de memoflores

Te puede gustar