Los secretos del anís para mejorar nuestra salud

¿Sabías que, además de ayudarnos a combatir el estrés y a calmar los nervios, la infusión de anís puede de mejorar nuestras digestiones? Para ello, la tomaremos antes de las comidas

El anís es una planta milenaria que fue utilizada por diferentes civilizaciones y culturas, entre las cuales encontramos a los egipcios, hindúes, chinos, romanos y griegos. En la actualidad, el anís es una de las plantas más populares y utilizadas en el tratamiento de diferentes trastornos, ya que aporta una gran cantidad de beneficios para la salud. ¿Quieres conocer las propiedades de esta planta singular?

Existen dos tipos de anís: el anís verde (convencional) y el anís estrellado. Si bien el segundo proviene de una familia botánica diferente, las propiedades de ambos tipos son muy parecidas ya que poseen el mismo principio activo. 

Por lo general, solo se aprovecha su aceite y semillas. De sus hojas y raíz se obtienen los principales beneficios medicinales, entre los cuales podemos mencionar:
– Aumento de la energía sexual
– Alivio de dolores estomacales
– Equilibrio del apetito
– Catalizador de la menstruación en las mujeres

La relación del anís con el sistema digestivo

Al ser un sedante, antiespasmódico y carminativo natural, el anís se utiliza con regularidad para combatir diversos problemas digestivos. Los frutos de esta planta se preparan en infusiones (que deberán ser tomadas antes de cada comida) con el fin de eliminar gases, molestias y dolores en el sistema intestinal.

La propiedad sedante del anís es además utilizada para combatir la acidez, la gastritis o diversos problemas estomacales que provienen de alteraciones nerviosas. También ayuda a realizar la digestión con mayor rapidez, lo que tiene como consecuencia una disminución de los dolores abdominales generales.

Como si eso fuera poco, esta peculiar planta contribuye al sano equilibrio del apetito (aumentándolo en aquellas personas que poseen carencia del mismo) y puede hasta llegar a eliminar el mal aliento.

Los beneficios en nuestro sistema nervioso

Sistema nervioso

La característica sedante de esta planta también ayuda a calmar los nervios, el estrés y la neurastenia (trastorno neurótico que se detecta por sentir un cansancio inexplicable luego de realizar alguna actividad psíquica o física). Muchos conocedores del este campo coinciden en que lo mejor en estos casos es preparar una infusión a base de semillas de anís.

Tratamientos disponibles para afecciones en el sistema respiratorio

Las personas que padecen de tos, bronquitis, asma o gripe, se pueden ver muy beneficiadas a través del consumo de anís, ya que esta planta posee propiedades antiinflamatorias y expectorantes, permitiendo liberar los bronquios de fluidos indeseables. Todos aquellos que quieran acceder a estos beneficios deberán prepararse infusiones con las semillas secas del anís, y tomar las mismas entre dos y tres veces por día.

Más posibilidades medicinales en el uso del anís

Como dijimos al comienzo, el anís ayuda a equilibrar la menstruación en aquellas mujeres que padecen algún trastorno en dicha área. Además, aumenta la libido de las personas, por lo que potencia el deseo sexual de aquellas personas que sufren de su carencia. Por último, el anís es una planta muy utilizada para curar úlceras en la boca o combatir eficientemente dolores en la garganta.

Como ves, esta planta tan sencilla posee propiedades verdaderamente fabulosas para nuestra salud. ¡Recuerda tenerla siempre a mano para beneficiarte de ella!

Categorías: Cuidado del cuerpo Etiquetas:
Te puede gustar