Los síntomas del dolor de cabeza por estrés

Este artículo fue redactado y avalado por el psicólogo Bernardo Peña
Bernardo Peña · 19 octubre, 2017
El estrés es un proceso natural. Es una respuesta a la necesidad de adaptarnos a nuestro entorno. No obstante, cuando es permanente e intenso puede ser nocivo para nuestra salud

El estrés es una de las enfermedades psicosomáticas más comunes en la actualidad. Dentro de sus síntomas más molestos se encuentra el dolor de espalda y la tensión muscular. Todo es producto de la preocupación excesiva, el agotamiento mental y la acumulación de tensión emocional. Sin embargo, el dolor de cabeza por estrés viene a ser un síntoma aún más común y molesto.

De acuerdo a un estudio llevado a cabo en la Universidad y el Hospital Bucheon, ubicado en Corea del Sur, el estrés es el desencadenante más común de las migrañas.

Si bien es cierto que hay quienes experimentan una cefalea de intensidad leve, que desaparece en el momento en que se relaja, pero en otros casos no es tan fácil combatir esta molestia.

Lo síntomas además varían en cada persona. Además del dolor de cabeza, hay quienes experimentan insomnio y fatiga. Ahora bien, dependiendo de la frecuencia con que se presente el dolor, se deberá recurrir a ciertas medidas u otras. En este sentido, no será lo mismo tratar un dolor de cabeza esporádico que uno que se presenta por varios días seguidos por estrés crónico.

El dolor de cabeza por estrés puede presentarse junto con otros síntomas: opresión en el pecho, visión borrosa o visión de manchas negras móviles, suduración, insomnio, irritabilidad, etc.

Las causas que originan un dolor de cabeza pueden ir desde las asociadas a un catarro, al cansancio o sueño, a las alergias que causan sinusitis, hasta las psíquicas, como las originadas por la clásica preocupación. Sin duda, el estrés es una de esas causas psíquicas que origina el dolor de cabeza con mayor frecuencia.

Algunas causas del dolor de cabeza

empresaria con dolor de cabeza por estrés

Tal y como nos revelan desde un estudio llevado a cabo en la Universidad de Warwik, en Reino Unido, 1 de cada 30 personas tiene dolor de cabeza de forma habitual. A día de hoy en vista de esta gran incidencia, se están desarrollando cada vez más programas para manejar mejor estas situaciones.

Así, uno de esos canales para afrontar mejor el hecho de vivir con dolor de cabeza es saber qué lo causa. Veamos algunos detonantes.

  • Estrés
  • Mantener la cabeza en una misma posición por mucho tiempo
  • Trabajar mucho tiempo frente al computador
  • Posición anormal de la cabeza al dormir
  • Tirones o fatiga de los músculos oculares
  • Fumar, tomar alcohol o mucha cafeína
  • Sinusitis o congestión nasal
  • Resfriado o gripe

Tal y como hemos señalado, el dolor de cabeza por estrés es el más común.

  • Las preocupaciones diarias son sin duda el mayor detonador. Existe una gran diferencia entre pensar y preocuparse.
  • La preocupación no es más que la anticipación de una situación futura incierta; es como una larga pregunta que no tiene fin.
  • Cuando piensas, buscas solución a los problemas. Sin embargo, cuando te preocupas, te quedas paralizado en un mismo patrón de razonamiento. Esto conlleva tensión muscular y, por tanto, cefaleas.

Desde el punto de vista psicológico es esencial aprender a manejar los detonantes para evitar el dolor de cabeza por estrés. No podemos olvidar que estas condiciones movilizan nuestra química cerebral y alteran el equilibrio de los músculos, vértebras y nervios del cráneo.

Cuando el estrés es leve o pasajero no causa daño. No obstante, cuando se prolonga por mucho tiempo, el cuerpo permanece en estado de alerta lo cual provoca un debilitamiento de las defensas del organismo, agotamiento, dolores de cabeza, etc.

  • El dolor de cabeza causado por el estrés es el resultado de la contracción de los músculos del cuello y del cuero cabelludo.

Ver también: Dolor de cabeza nocturno: ¿a qué se debe?

Síntomas del dolor de cabeza causado por estrés

mujer con dolor de cabeza por estrés

  • Dolor de cabeza de baja intensidad, molesto y continuo. Puede ser aislado o repetirse a diario
  • Dolor generalizado y más fuerte en la sien, cuero cabelludo y la parte de atrás del cuello
  • Fatiga
  • Dificultad para dormir
  • Dolor de los músculos (hombros y partes superior de la espalda)
  • Sensibilidad a los cambios del clima, a los ruidos y a la luz

Cuando el dolor es leve puede tratarse con remedios caseros. Sin embargo, si el dolor es fuerte  y persistente, debes acudir al médico.

Acciones para reducir el dolor de cabeza por estrés

hombre que sufre dolor de cabeza por estrés

Si al dolor de cabeza por estrés le agregas otros síntomas como la tensión muscular o rechinar los dientes, podríamos terminar sufriendo un intenso dolor que afecte nuestra calidad de vida.

Por tanto, se torna necesario poder manejar las situaciones de nuestra vida diaria que inciden negativamente en nuestro estado de ánimo. Por ejemplo:

  • Disfruta de actividades placenteras como escuchar música, leer, hacer deporte, bailar o jugar con tu mascota.
  • Tómate un momento para realizar un ejercicio de relajación, a través de técnicas como respiración, profunda, yoga y meditación.
  • Facilita tu vida: elige cuáles son las actividades que debes hacer y administra tu tiempo de forma eficiente.
  • Busca apoyo. Hablar con la familia o amigos permite superar de mejor manera los problemas y controlar el estrés.
  • Deshazte de los pensamientos negativos. De esta forma podrás hacerle frente a las ambientes estresantes.
  • Estar de buen humor es una manera de contrarrestar el estrés. De esta forma liberamos endorfinas que contribuyen a una actitud positiva.
  • Hacer ejercicios previene y combate el estrés.
  • Date masajes. Con pareja o con una profesional con quien te sientas a gusto.
  • En caso de que el dolor esté ocasionado por el frío, mantente caliente.
  • Cambia la posición de dormir. Asimismo, adopta una buena postura al leer, trabajar o hacer ejercicios. Duerme y descansa apropiadamente.
  • Ejercita el cuello y los hombros con frecuencia.

El dolor de cabeza por estrés es ese caballo de batalla con el que convive una buena parte de la población. Aprendamos a manejarlo para vivir mejor.