Consejos y trucos caseros para aliviar el dolor de pies

Hay muchos factores que pueden incidir en el dolor de pies. Sin embargo, hay una serie de consejos y trucos caseros que pueden ayudar a aliviarlo de forma natural. ¡Descúbrelos!

El dolor de pies es un síntoma que puede aparecer por un esfuerzo físico indebido, lesiones o ciertas condiciones médicas. La mayor parte de las veces es leve y de carácter esporádico; sin embargo, muchos lo perciben continuamente o de forma severa.

Los pies son el punto de apoyo de todo el cuerpo y, por ende, tienen que soportar todo su peso. Además, junto a las piernas, facilitan la habilidad de desplazamiento. Debido a esto, están expuestos a sufrir lesiones y enfermedades que detonan dolor y otras molestias.

¿Sabes cómo combatir este problema? Aunque a veces es necesaria la intervención de un médico, los casos más leves se pueden tratar en casa con algunos cuidados y remedios. A continuación te compartimos en detalle unos sencillos trucos que puedes poner en práctica.

Principales causas de dolor de pies

Hay múltiples factores que pueden incidir en la aparición del dolor de pies. Las más frecuentes tienen que ver con el estilo de vida, como el uso de zapatos inapropiados o la práctica de ejercicio físico intenso. No obstante, también puede tener su origen en condiciones médicas como:

  • Sobrepeso y obesidad
  • Úlceras en los pies (pie de diabético)
  • Daño nervioso en los pies
  • Arterias obstruidas o endurecidas en las piernas y pies
  • Tendinitis y esguinces
  • Juanetes o malformaciones
  • Pie de atleta
  • Fascitis plantar
  • Acumulación de ácido úrico
  • Retención de líquidos

Ver también: Calma el ardor en los pies con 6 remedios caseros

Consejos para atender el dolor de pies en casa

Antes de probar algunos remedios para aliviar el dolor de pies, es primordial conocer una serie de cuidados que pueden facilitar su tratamiento. Ahora bien, si el síntoma persiste, se recomienda buscar ayuda médica para obtener un diagnóstico preciso.

  • Lávalos todos los días con un jabón neutro y agua tibia (no más de 38°C).
  • Utiliza un calzado cómodo, espacioso y acolchado.
  • Evita el uso excesivo de zapatos de tacón.
  • Córtate las uñas toda vez que sea necesario. Si no puedes hacerlo tú solo, acude a un podólogo. Las uñas deben cortarse en forma recta y no demasiado cortas.
  • Haz ejercicios de relajación para los pies, por ejemplo, con una pelota de tenis.
  • Adopta hábitos para mantener un peso saludable. Si tienes sobrepeso, acude a un médico para ayudar a controlarlo.
  • Si eres diabético, deberás extremar los cuidados e ir al médico toda vez que aparezcan lesiones, manchas, llagas o hinchazón.
  • Duerme con los pies un poco más elevados que las rodillas, así activarás la circulación de retorno.

Trucos caseros para aliviar el dolor de pies

Descansar y consumir un medicamento analgésico puede ayudar a disminuir el dolor de pies. Sin embargo, para no tener que recurrir a los fármacos, se pueden poner en práctica unos trucos caseros. Se trata de una serie de remedios naturales que, gracias a sus propiedades, relajan la zona afectada y proporcionan alivio.

Te recomendamos leer: Cómo reducir la sudoración en los pies con 5 remedios caseros

Baño de pies

dolor de pies

  • En un recipiente coloca agua tibia y agrega sal marina. Sumerge los pies, masajea suavemente y luego aplica agua fría; esto hará que la circulación de la sangre se active.
  • Seca bien el pie, especialmente entre los dedos. Luego aplica una crema suavizante (nunca entre los dedos) o bien talco o polvo especial.

Baño con jengibre

  • Ralla una buena cantidad de jengibre en aproximadamente 2 litros de agua hirviendo. Cuando esté tibia, introduce tus pies y masajéalos; esto te ayudará a activar la circulación.

Castaño de Indias

  • Es útil para mejorar la circulación sanguínea y eliminar la inflamación. Aplícalo en forma de compresas o cremas. Puedes reemplazarlo por aceite esencial de romero, que también es antiinflamatorio.

Tintura de árnica

Usos tópicos del árnica.

  • Coloca unas gotas de tintura de árnica  en agua tibia, introduce los pies y déjalos reposar unos minutos. No remojes tus pies más de 10 minutos con este preparado porque se pueden resecar.
  • Un masaje con aceite de ricino eliminará la irritación y la sequedad.

Ejercicios para mejorar la musculatura de los pies

  • Coloca una pelota de tenis sobre el suelo y apoya la planta de tu pie desnudo sobre ella, hazla rodar masajeando el arco del pie, desde el talón a la punta.
  • Acostado o sentado en el piso, con las piernas estiradas y la punta de tus pies hacia arriba, estíralos hacia adelante y vuelve a la posición inicial.
  • Sentado en el piso o la cama, gira los pies de modo de describir círculos, lo más amplios que te sea posible.
  • Siempre con los pies desnudos, sentado en una silla o el piso, flexiona los dedos como si quisieras agarrar algo con ellos; puedes agregar una toalla o una pelotita, e intentar tomarla con los dedos.

Para finalizar, ¿qué te han parecido estos sencillos consejos para aliviar el dolor de pies? Bien vale la pena ponerlos en práctica para tener unos pies sanos y relajados.