Lunares rojos en la piel: ¿A qué se deben?

Valeria Sabater · 7 marzo, 2014
Para evitar su aparición es fundamental llevar una dieta equilibrada. Mantén tu piel hidratada, consume abundante vitamina C y evita exponerte al sol en los momentos más intensos del día.

Seguro que también tú tienes uno de esos lunares rojos en la piel. Son pequeños y de un tono carmesí, a veces hasta tienen un poco de relieve, y aparecen sobre todo en el cuello, el pecho y la espalda. Pero ¿por qué aparecen? ¿Son peligrosos? Te lo explicamos a continuación para tu tranquilidad.

Pequeñas manchitas escarlata y de un rojo tan vivo que  suelen asustarnos cuando aparecen de improviso en nuestra piel. No duelen, pero son antiestéticas y todos nos preguntamos la razón de por qué salen de improviso.

¿Es por nuestra dieta? ¿Están asociadas a una enfermedad? Empezaremos diciéndote para tu tranquilidad, que no son graves, aún así debes ir controlándolos. Pero veámoslo con más detalle.

¿A qué se deben los lunares rojos?

Lunar rojo

Para algunas personas un lunar es un toque atractivo en su piel. Pero la mayoría de las veces son alteraciones que hemos de controlar. El nombre científico de estos lunares rojos es nevus rubi, angiomas o nevus cherry. Aparecen en especial en gente de piel muy blanca o a edades medianas.

Como hemos dicho, no suelen ser peligrosos, pero si aparecen de pronto y en mucha cantidad, deberemos acudir al médico porque seguramente estaremos sufriendo una alteración de nuestro organismo.

Causas más comunes

Los expertos los asocian a problemas hepáticos, es decir, a pequeños desórdenes de nuestro hígado. También se deben a una mala dieta, a acumular demasiadas toxinas en nuestro intestino e hígado.

Su origen está en un crecimiento anormal de pequeños vasos sanguíneos. Tienen unas medidas de entre 1 a 4 milímetros y podemos tenerlos en zonas como las axilas, los talones, las zonas genitales, pecho, espalda, piernas, brazos…

Los lunares rojos de la cara, manos y otras partes expuestas del cuerpo que sobresalen de nuestra ropa, pueden deberse a una sobreexposición al sol. Debemos ir con cuidado.

Te puede interesar: Conoce las diferencias entre lunares y verrugas

Atiende a sus bordes y a su textura. Si son irregulares, rugosos y miden más de 6 milímetros tendremos también que hablar con nuestro dermatólogo.

Atiende también a los más pequeños, los niños de piel muy clarita pueden presentar también estos lunares rojos. Deberemos observarlos regularmente para tenerlos controlados.

Muchas veces son hereditarios. Y también pueden aparecer por pequeños desórdenes hormonales en las mujeres. Y aparecen también con la edad.

Diagnóstico

Mujer con lunares rojos

Una vez te aparezca un lunar rojo en la piel, lo primero es no asustarte, ya que no son graves y no suelen recibir tratamiento alguno. Pero debes seguir las siguientes pautas.

  • Acude al médico si te aparecen muchos de pronto en el tórax. Uno o dos no tienen importancia, pero por encima de este número y de improviso tiene su origen en un problema de salud.
  • Comprueba si son asimétricos o simétricos. Si tienes alguno asimétrico acude al médico.
  • Mira su tonalidad. Mientras sea de un tono rojo no hay problema, pero si se va volviendo cada vez más oscuro deberemos ponerlo en aviso a nuestro doctor.

Si quieres saber más, lee: ¿Cómo identificar los lunares peligrosos?

Tratamiento y prevención

Limón para prevenir los lunares rojos

Los expertos nos dicen que para evitar que nos aparezcan los lunares rojos y suavizar su incidencia, lo mejor es limpiar nuestros intestinos y ayudar al hígado a fortalecerse. Toma una vez al día infusión de diente de león, es muy depurativa.

Intenta beber al día al menos dos litros de agua y consume abundantes vegetales frescos, también jugos. Es muy beneficioso que tomemos zanahoria, alcachofa y apio. También puedes empezar las mañanas con un vaso de jugo de limón.

El alga espirulina, por ejemplo, es perfecta absorber las toxinas que se encuentran en el intestino. Introduce en tu dieta el aguacate, así como el aceite de oliva, y evita los lácteos, sustitúyelos por leches vegetales.

Te puede interesar: 5 sencillos batidos con zanahoria para depurar tu organismo

Lo ideal para evitar su aparición, además de llevar una dieta equilibrada, es protegernos del sol. Los que nos aparecen en la cara y cuello podemos prevenirlos usando crema solar. Intenta tener tu piel siempre hidratada, consume abundante vitamina C y evita exponerte al sol en los momentos más intensos del día.

Generalmente estos lunares no suelen desaparecer. Si te molestan, puedes recurrir a los remedios naturales más tradicionales, como aplicar un apósito con jugo de cebolla diariamente hasta que se resuelva. Otro remedio es aplicar una tableta de vitamina C también de modo constante.

De todos modos, siempre es más recomendable prevenir ayudándonos de una dieta equilibrada que nos evite acumular toxinas en el organismo. Tu piel lo agradecerá.