Cómo tratar la ronquera

Para que nuestra garganta no sufra y evitar la pérdida de voz y la ronquera es fundamental que abriguemos la zona correctamente y que no abusemos de las bebidas frías

Es uno de los problemas de la voz más habituales con el cambio de temperaturas o la llegada del invierno. Pero también está relacionado con el poco cuidado de la garganta y las cuerdas vocales.

No hace falta ser cantante, locutor o cualquier otra profesión para tratar una ronquera. Si la estás sufriendo lee este artículo donde te contaremos cuáles son los mejores tratamientos caseros para curarla.

Preguntas y respuestas sobre la ronquera

Cuando no se pueden pronunciar correctamente las palabras, los sonidos no son “normales” o al finalizar una frase las últimas sílabas no se oyen bien, entonces, hay ronquera.

El tono de baja intensidad y el volumen malsonante son dos de las características de la disfonía (que no se debe confundir con la afonía, es decir la ausencia total de voz).

Las causas principales de ronquera son:

Enfermedades respiratorias

Patologías como, por ejemplo, laringitis, faringitis o anginas. También las alergias, los nódulos o los tumores en la garganta pueden causarla.

Reflujo gástrico

Cuando los ácidos del estómago suben al esófago pueden irritar la garganta y provocar ronquera.

Lee también: Consejos y remedios naturales para tratar el reflujo gástrico

Mal uso de la voz

Forzar las cuerdas vocales, gritar o usar demasiado la voz (por ejemplo, cantantes, vendedores y relaciones públicas) puede causar molestias y cambios en el tono vocal.

Inhalar productos tóxicos o irritantes

El cigarrillo, los artículos de limpieza o gases tóxicos que podemos respirar mientras trabajamos o estamos en casa pueden irritar la garganta.

Garganta

Nervios

Tener que hablar en público o cualquier otra circunstancia que exponga a la persona frente a los demás puede modificar el tono de la voz o que se sienta como “quebrada”. Lo mismo ocurre con la angustia o la alegría.

Manipulaciones de la laringe

Los procedimientos médicos, como operaciones o inserción de cánulas, pueden traer como efecto secundario ciertos cambios en la voz.

Frío excesivo

El clima adverso o consumir bebidas y comidas congeladas tiene consecuencias en las cuerdas vocales.

Y los escalofríos

¿Se puede evitar la ronquera?

Los buenos hábitos son esenciales para poder prevenir la disfonía. Algunos de ellos son:

  • No forzar la voz.
  • Controlar el volumen y tono usado.
  • Aprender a respirar correctamente.
  • No ingerir bebidas con hielo en verano.
  • Taparse la garganta con bufanda en invierno.

Remedios caseros para la ronquera

Existen diferentes jarabes, infusiones y recetas para hacer gargarismos que nos pueden ayudar a tratar la ronquera desde el primer día. Algunos de los más eficaces remedios caseros para la disfonía son:

Malva

Esta planta tiene la capacidad de suavizar las mucosas del aparato respiratorio y por ello se usa para cualquier enfermedad de este sistema como, por ejemplo, el catarro, el dolor de pecho y, por supuesto,la ronquera.  La tomaremos en forma de té.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de malva (10 g)
  • 1 cucharada de hojas de eucalipto (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
hojas-flor-malva

Preparación

  • Pon la malva y el eucalipto en un cazo y echa el agua.
  • lleve a ebullición y permite que se realice la decocción durante 5 minutos después de que rompa el hervor.
  • Retira del fuego, tapa y deja infusionar 10 minutos.
  • Filtra y bebe. Puedes endulzar con miel (un potente antibacteriano)

Puerro

Esta verdura nos ayuda a recuperar la voz si la comemos habitualmente. Pero también se puede preparar un caldo para consumir cuando empezamos a padecer ronquera.

Ingredientes

  • 2 puerros
  • 1 litro de agua

Preparación

  • Lava bien los puerros y córtalos en rodajas.
  • Echa en un cazo con el agua.
  • Hierve durante 20 minutos.
  • Cuela y bebe el caldo a lo largo del día.

Manzanilla

Al tener propiedades antiinflamatorias y antisépticas esta flor es muy buena para la disfonía. Prepara una infusión (puedes beber hasta 2 tazas al día).

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
Manzanilla

Preparación

  • Calienta el agua con la manzanilla en un recipiente adecuado.
  • Cuando rompa el hervor, deja que se realice la decocción durante 5 minutos y apaga el fuego.
  • Tapa el recipiente y deja reposar 15 minutos.
  • Filtra y bebe antes de que se enfríe.

Salvia

Es perfecta para las afecciones respiratorias y de garganta. Para aliviar ronquera y gripes podemos hacer gargarismos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de la planta (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta en un cazo el agua y añade la salvia.
  • Calienta hasta que rompa el hervor.
  • Retira del fuego, tapa y deja infusionar unos minutos.
  • Filtra y emplea cuando esté tibio.

Llantén

Las hojas de este árbol son medicinales en casos infecciosos o virales. Podemos hacer gárgaras varias veces al día.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas secas de llantén (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua y añade el llantén. Cuando llegue a ebullición deja que infusione durante 5 minutos.
  • Apaga el fuego y deja reposar tapado otros 5 minutos.
  • Cuela y, una vez que se entibie, utilízalo para hacer gargarismos.

Visita este artículo: Maravillosas propiedades curativas del llantén

Eucalipto

Otro árbol que nos puede ayudar a curar la ronquera es el eucalipto. Se suele emplear para muchas infecciones de garganta y resfriados. Una vez más optaremos por los gargarismos.

  • 1 cucharada de hojas del árbol (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
Aceite de eucalipto

Preparación

  • Hierve el agua y echa en una taza.
  • Añade las hojas de eucalipto y deja reposar 10 minutos.
  • Cuela y emplea a lo largo del día.

Jengibre

Tiene la capacidad de aumentar la temperatura corporal y ayudarnos a eliminar virus y bacterias. En el caso de la ronquera causada por haber tomado bebidas frías o no abrigarnos lo suficiente esta raíz puede ser de mucha ayuda.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calienta el agua y retira del fuego cuando empiece a hervir.
  • Echa en una taza y añade el jengibre.
  • Remueve bien e incorpora la miel para endulzar.
  • Bebe inmediatamente (sin quemarte).

REFERENCIAS:

http://www.top10homeremedies.com/how-to/how-to-treat-a-hoarse-voice.html

http://www.searchhomeremedy.com/effective-home-remedies-for-hoarseness/

Te puede gustar