Magdalenas con zanahorias

Las magdalenas de zanahoria son una versión en miniatura de la famosa carrot cake, así que, si lo deseas, puedes decorarlas como esta, con queso de untar y canela

Si tienes hijos y no les gusta la verdura, apuesta por las magdalenas con zanahorias. Son muy fáciles de preparar y una excelente opción frente a la bollería industrial, a la que no te debes acostumbrar ni acostumbrar a los tuyos.

Los niños no suelen darse cuenta de que estas magdalenas llevan zanahorias y, si las comen desde pequeños, el sabor le resultará de lo más normal. Prueba a hacerlas, ya verás como les encantan.

Las bondades de las zanahorias

Estas magdalenas llevan bastante zanahoria, con lo cual te beneficias de sus propiedades. Vamos, que no están de “atrezzo” en las magdalenas. Esta verdura tiene múltiples beneficios. Te enumeramos los más importantes:

  • Es rica en betacaroteno, con un potente poder antioxidante. Actúa especialmente contra el cáncer de pulmón y el de boca.
  • Previene el envejecimiento prematuro y la mala circulación.
  • Contiene mucha vitamina C y hierro para mantener la salud de niños y adultos.

En general, podemos decir que los betacarotenos son un auténtico tesoro para nuestra salud. Son antitumorales, anticancerosos, inmunoestimulantes y antidegenerativos, antiulcéricos y antifotofóbicos.

La falta de betacaroteno se asocia a ceguera nocturna, falta de visión, acné juvenil, sequedad en la piel y mayor facilidad para contraer infecciones. Al contrario, su consumo ayuda a disminuir las intoxicaciones alimentarias provocadas por listeriosis y a eliminar las lombrices intestinales.

¿Quieres probar otra receta? Prueba un rico pastel de zanahoria sin huevo ni grasa

Cómo preparar unas riquísimas magdalenas con zanahorias

Magdalenas de zanahorias

Ingredientes para unas 14-15 magdalenas

  • 375 g de harina
  • 350 g de azúcar
  • 200 g de aceite de oliva suave o girasol ( según tus preferencias)
  • 4 zanahorias ralladas
  • 4 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • Ralladura de limón
  • Una pizca de jengibre (opcional)
  • Una cucharadita de canela (opcional)

Preparación

  1. Mezcla la zanahoria rallada con el azúcar en un bol.
  2. Tamiza la harina y la levadura y añádelas al bol junto a la ralladura de limón, la canela y el jengibre. Aunque el hecho de tamizar parezca una tontería, es fundamental si quieres que las magdalenas te salgan suaves y sin grumos.
  3. Añade  el aceite, remueve bien y a continuación, vierte los huevos batidos.
  4. Rellena los moldes y mételos en el horno precalentado a 200ºC. Baja la temperatura del horno a 175ºC durante unos 40 minutos. Lo mejor es que vigiles las magdalenas de vez en cuando sin abrir la puerta.
  5. Después de sacarlas, déjalas reposar unos minutos y listo.

Lee también: Deliciosas galletas de nata muy fáciles de preparar

Consejos para elaborar una buenas magdalenas con zanahorias

  • No olvides tamizar la harina y la levadura.
  • Mezcla los ingredientes en el orden que te hemos indicado.
  • Sé riguroso con las cantidades, es importante en repostería.
  • Puedes tomarlas tal cual o puedes añadir un “frosting” a estilo cupcake. Con 2 cucharadas de azúcar glas y 2 cucharadas de queso batido, tendrás tu crema para envolver tus magdalenas cuando estén frías. Termínalas con un poquito de zanahoria rallada encina para darle color.
  • Otra idea para una buena presentación de tus magdalenas es espolvoreándolas con azúcar glas y canela.

Cómo preparar una merienda muy “chic” con tus magdalenas

Magdalenas con zanahorias

Te sugerimos una merienda que no va a pasar desapercibida. Es una merienda basada en los olores y colores. Las magdalenas de zanahoria tienen un olor exquisito, pero si a ello le unes varios toques más, tus comensales quedarán más que encantados.

  • Prepara un té a la America. Tan sencillo como poner a hervir leche con canela, matalahúva y una cáscara de limón. Al final, le añades unas bolsitas de té y listo. El aroma de este té es inconfundible y despierta hasta a los menos hambrientos. Si quieres restarle espesor y/o calorías prepara el té con leche desnatada.
  • Pon una vela con aroma a vainilla. Estas velas son una opción más que excelente para las meriendas. Tienen un olor muy suave y dulce para este momento del día.
  • Tostadas con mantequilla y mermelada de varios sabores. Una bandejita con varios departamentos para distintas mermeladas le dan un toque de color muy bonito a tu mesa.

Y, sobre todo, no olvides preparar una bonita mesa. No hace falta tener una vajilla o un mantel de lujo para preparar una mesa con encanto. Si no dispones de mucho dinero, te recomendamos una vajilla blanca, son económicas y muy elegantes. Haz tu propio mantel a juego con un ramo de flores secas o un camino de mesa.