“El mal de la secretaria”: Cómo tratar el síndrome del túnel carpiano

Para evitar problemas, cuando estemos trabajando con el ordenador debemos hacer pausas cada poco tiempo para hacer algunos estiramientos de brazos, que incluyan ejercicios de manos y muñecas

Se lo conoce con ese nombre tan peculiar porque lo suelen padecer aquellas personas que se pasan todo el día con el teclado y el ratón. El síndrome del túnel carpiano se origina en los huesos de la muñeca (zona llamada carpo). Aprende más sobre este problema y cómo tratarlo en el siguiente artículo.

Qué saber sobre el “mal de la secretaria”

Hablando estrictamente desde el punto de vista médico se trata de “un traumatismo acumulativo provocado por movimientos constantes y repetitivos que tensionan la mano y la muñeca”.

Esto quiere decir que cuando hacemos alguna actividad rutinaria que requiera que esta zona se mueva de la misma manera podemos terminar padeciendo el síndrome del túnel carpiano.

También puede producirse por dormir con las manos dobladas debajo del cuerpo o de la almohada. Existen a su vez actividades deportivas que provocan este síndrome como, por ejemplo, el tenis o el levantamiento de pesas.

Este problema inflama los tendones y comprime el nervio medio, justo en el punto intermedio entre los huesos de la muñeca y los ligamentos de la mano.

Qué-saber-sobre-el -Mal-de-la-secretaria

Los síntomas más frecuentes de este síndrome son:

  • Entumecimiento de los dedos pulgar, índice y mayor (también conocido como corazón o medio)
  • Hormigueo en la mano o muñeca
  • Dolor en la mano o muñeca
  • Adormecimiento nocturno de la zona
  • Debilidad al sujetar objetos (se cae todo de la mano)
  • Sensación de calor en los dedos
  • Dolor que se extiende hasta los codos
  • Problemas de coordinación o movimientos finos de los dedos
  • Manos siempre frías

Si bien todos pueden padecer este problema, los pacientes más frecuentes son las mujeres de entre 40 y 60 años de edad.

Ver también Me duele la muñeca… ¿Y si tengo una fisura?

Túnel-carpiano

Recomendaciones para evitar el síndrome del túnel carpiano

Si presentas alguno de los síntomas indicados anteriormente y no quieres que el problema se agrave con el paso del tiempo, te recomendamos que mejores algunos de tus hábitos que pueden estar causando el síndrome.

Es verdad que puede ser complicado cambiar de empleo o inutilizar la mano. Sin embargo, puedes mejorar el cuadro si:

Mantienes una posición neutra de la mano

La posición ideal que debe tener la muñeca o la mano es extendida. Para ello, el teclado debe estar ubicado de manera tal que los antebrazos descansen y no tengan la necesidad de estar doblados.

Esto también repercutirá en menos dolores de brazos, hombros, cuello o espalda.

Tomas los objetos con toda la mano

Evita que solo uno o dos dedos realicen todo el trabajo al agarrar, desenroscar o levantar cosas. Si usas el índice, el pulgar o el mayor aumentará la presión en la muñeca. Trata de usar la mano completa y alternar entre la izquierda y la derecha.

Tomas-los-objetos-con-toda-la-mano

Mantienes una vida saludable

Es muy importante que las venas estén en buenas condiciones y la sangre que circule por tu cuerpo esté saludable. De esta manera pasará por tus manos y muñecas sin encontrarse con ningún obstáculo.

Dentro de los buenos hábitos que te ayudarán a mejorar la condición no olvides dormir bien, hacer ejercicio regularmente, no fumar, evitar el sedentarismo y llevar una dieta equilibrada.

Eliges diseños ergonómicos

Existen diferentes objetos que están diseñados para un mayor confort de las manos y las muñecas. Por ejemplo, los teclados o la alfombrilla para el mouse. De esta manera reducirás un poco la presión mientras trabajas.

Si en tu empresa no te lo proveen, no dudes en comprarlo por tu propio bien.

Realizas ejercicios localizados

¿Quién dijo que las muñecas no pueden ejercitar? ¡Es necesario que lo hagan para evitar el síndrome del túnel carpiano! Algunas opciones interesantes que te pueden ayudar son:

  • Hacer círculos con las muñecas. Con las palmas hacia abajo y afuera. Rota ambas muñecas a la derecha (5 veces) y a la izquierda (otras 5 veces).
  • Extender los dedos. Lo más que puedas, manteniendo la posición durante 10 segundos. Repite, al menos, 3 veces al día.
  • Tensar los pulgares. Debes sostener hacia afuera y luego agarrar el pulgar con la mano contraria. Presiona hacia afuera y atrás hasta sentir una leve presión. Ten cuidado de no ser muy brusco con tus movimientos, porque puedes dislocar el hueso y eso sería muy doloroso.
  • Apretar la mano. Cierra el puño y haz toda la fuerza que puedas. Lo puedes hacer con un pequeño balón de goma (como el que usan los bebés o para mascotas). Aprieta y suelta unas 10 veces con cada mano.

Lo puedes hacer mientras hablas por teléfono, miras una película o viajas en el metro.

  • Levantar un poco de peso. Ten siempre a tu disposición una pesa de no más de 2 kilos. La puedes comprar o fabricar con una botella de agua, rellena con arena o tierra.

Siéntate frente a una mesa. Apoya el antebrazo y deja que la mano quede colgando. Sostén el peso unos segundos. Sube y baja la muñeca. Repite unas 10 veces y cambia de muñeca.

Remedios naturales para el síndrome de túnel carpiano

¿Sabías que existen jugos curativos que te pueden ayudar a reducir los síntomas del mal de la secretaria? ¡Conoce algunos de ellos!

Zumo de piña, naranja y toronja

Se debe beber 1 vaso de este licuado cada 3 días como medida de prevención si se trabaja con el ordenador o se realizan actividades monótonas. En el caso de ya sufrir los síntomas, se recomienda consumir a diario.

Ingredientes

  • 1 rodaja de piña pelada
  • 1 naranja
  • 1 toronja

Preparación

  • Extrae los zumos de los cítricos y corta la piña en dados.
  • Echa todo en la licuadora y mezcla bien. Puedes poner unos cubos de hielo.
  • Cuela y bebe en seguida.

¿Quieres conocer más? Lee: Zumo de piña y jengibre para tratar la celulitis

Zumo de col, manzana verde y lima

Otra buena idea para detener los síntomas de este problema y además disfrutar de todas las bondades de sus componentes.

Ingredientes

  • 1 hoja de col rizada
  • 2 manzanas verdes
  • Un poco de agua

Preparación

  • Pica las manzanas, previamente peladas.
  • Coloca en la licuadora junto con la col y un poco de agua (a gusto).
  • Mezcla y filtra antes de beber a diario.
síndrome-de-túnel-carpiano

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar