Mala postura y sus consecuencias para la salud - Mejor con Salud

Mala postura y sus consecuencias para la salud

Debemos concienciarnos para mantener una correcta higiene postural. Al estar sentados apoyaremos los pies en el suelo y evitaremos cruzar las piernas para no entorpecer la circulación

La postura del cuerpo no solo es importante por apariencia física, sino que además desempeña un papel muy importante en la salud, ya que una mala postura puede derivar en graves trastornos físicos que, de no prestarles atención, pueden afectar la calidad de vida.

Todos los días nuestro cuerpo tiene que adoptar diferentes posiciones para cada movimiento y actividad, por lo que es necesario aprender a mejorar la postura para no sufrir de lesiones, dolencias o contracturas.

Como otros hábitos de nuestra vida, la postura ocupa un lugar fundamental para la salud; mantener una inapropiada puede afectar a diferentes partes del cuerpo que, aunque no se resientan de inmediato, a mediano y largo plazo pueden pronunciarse a través de diferentes molestias.

Teniendo en cuenta que muchos no son conscientes de cuán importante es adoptar una buena posición del cuerpo todo los días, a continuación vamos a compartir las graves consecuencias de no hacerlo correctamente.

Dolor lumbar

Dolor-en-la-espalda-lumbar

Se presenta casi siempre cuando la persona permanece mucho tiempo sentada, con la espalda encorvada, o bien, cuando está mucho tiempo de pie con la cintura “quebrada”.

También puede aparecer después de cargar algo muy pesado, lo que genera presiones en varios puntos del cuerpo.

Por lo general, este dolor puede extenderse hasta los glúteos y, en menores casos, hasta las piernas.

Lee también: Causas de dolor en la espalda baja y cómo aliviar el dolor lumbar

¡Te recomendamos ver!

Molestias en la zona central de la espalda

Estas molestias son comunes cuando la persona se sienta con una curva dorsal exagerada, con los hombros muy hacia el frente o, al estar de pie, sacando la panza.

Casi siempre se manifiesta con punzadas en la parte central de la espalda y también es común al permanecer parados por tiempo prolongado.

Dolor en cuello y trapecio

Ocurre cuando hay un apoyo excesivo sobre las articulaciones de las últimas vértebras cervicales, por lo general cuando la persona se queda mirando al frente por tiempo prolongado.

También está relacionado con contracturas cuando causa tensión fuerte sobre la nuca.

Las contracturas son un problema que aparece después de realizar  una actividad de forma inapropiada en intensidad o función, y también es una respuesta del estrés.

Vientre abultado

Vientre-abultado

En lo estético, la mala postura puede hacer que los músculos abdominales se descuelguen y, de esta forma, provoquen lo que la mayoría conocemos como panza o barriga.

Esto por lo general ocurre al adoptar una postura corporal donde la columna vertebral queda curvada, dando pie al debilitamiento de los músculos.

Mayor riesgo de lesiones

Llevar una mala postura con cada movimiento del cuerpo incrementa el riesgo de sufrir lesiones en diferentes partes del cuerpo ya que, al adoptar una mala posición, el peso del cuerpo se distribuye mal y queda en riesgo de sufrir daños.

Visita este artículo: 8 consejos para tener una mejor postura

¿Cómo adoptar una correcta postura corporal?

Teniendo en cuenta los riesgos de una mala postura, es muy importante aprender a hacerlo adecuadamente en todo momento y lugar.

buena postura

Para quienes tienen duda de la postura que tienen, a continuación compartimos algunas recomendaciones clave:

  • Al estar sentado: La espalda debe estar erguida, los hombros atrás y abajo, y las plantas de los pies apoyadas en el suelo. Se debe evitar el hábito de cruzar las piernas, ya que puede alterar la circulación y provocar piernas hinchadas, más cansadas y con várices.
  • Estando de pie: El pecho arriba y el abdomen contraído, ya que los músculos abdominales son los que ayudan a estabilizar el cuerpo. Las rodillas semi-flexionadas y asegurándose de que el peso del cuerpo quede bien repartido en ambas piernas.
  • Al caminar: Mantener la cabeza arriba y el cuello erguido y evitar mirar al suelo, ya que puede provocar un severo dolor cervical.

La forma de pisar también influye, puesto que la forma correcta de hacerlo es, primero con el talón del pie y luego con la punta.

  • Al correr: Los codos deben ir flexionados en ángulo recto para que el movimiento de los brazos concuerde con el de las piernas. Se debe evitar recibir el impacto al pisar sobre el talón ya que puede provocar lesiones.
  • Al dormir: La mejor forma para dormir y evitar dolencias es de lado y con las piernas encogidas, ya que es la mejor manera de mantener la columna vertebral en una posición adecuada.

Esta postura no solo ayuda a dormir mejor, sino que además, contribuye a reducir los molestos ronquidos.