¿Por qué es malo alimentar a los niños con hot dogs?

Los hot dogs son una comida rápida muy popular en todo el mundo, especialmente en Estados Unidos donde son los consumidores número 1 de este “alimento”. No podemos negar que, en algún momento de nuestras vidas, nos hemos sentidos atraídos por el delicioso sabor de los hot dogs, pues es una combinación sencillamente exquisita. Sin embargo, más allá de su sabor y facilidad de preparación, los hot dogs pueden llegar a ser muy dañinos para la salud debido a la carne procesada que utilizan y a los aditivos químicos que suele tener, tanto en su salchicha como en las salsas y el pan.

Al ser una comida rápida tan atractiva para la mayoría de personas, los hot dogs se han convertido en una de las comidas favoritas de todos los niños. La industria sabe que la población infantil es frágil a la hora de elegir su alimentación y, sin importar los daños que estos pueden sufrir en un futuro, promocionan esta comida haciéndola casi irresistible para los niños.

Es cierto que comer un hot dog alguna que otra vez no le hace mayor daño al organismo. Sin embargo, lo que preocupa a los expertos es que cada vez son más las personas y, en especial, los niños, que consumen este alimento frecuentemente en sus dietas.

¿Cuál es el problema?

salchicha2

Varias investigaciones ya han evidenciado los peligros de comer frecuentemente hot dogs y carnes embutidas como las salchichas. Esto se debe a que suelen tener altos contenidos de grasas, sodio, purinas, aceites, harinas refinadas, azúcares y componentes químicos que, a largo plazo, afectan la salud.

En una publicación realizada por Los Ángeles Times, un epidemiólogo de la Universidad del Sur de California reveló que los niños que comen más de 12 hot dogs al mes tienen 9 veces más riesgo de desarrollar leucemia infantil. En el artículo también se citan otras investigaciones en las que se determinó que los niños cuyos padres llevaban una dieta rica en hot dogs antes de la concepción tienen mayor riesgo de desarrollar tumores cerebrales, al igual que aquellos nacidos de madres que comieron un perrito caliente a la semana durante la etapa de embarazo.

¿Por qué son tan dañinos los hot dogs?

Además de las sustancias mencionadas anteriormente, los estudios han determinado que los hot dogs contienen una cantidad importante de nitritos, que se utilizan para conservar el alimento y hacerlo lucir fresco. Cuando la salchicha del hot dog está en proceso de cocción, los nitritos se combinan con la amina presente en la carne, formando compuestos N-nitroso cancerígenos. Estos componentes, conocidos como carcinógenos, han sido objeto de investigación y se han relacionado con el mayor riesgo de padecer cáncer de vejiga, de estómago, cerebro y esófago.

En el caso de los niños, esta sustancia presente en los hot dogs ha sido relacionada con el mayor riesgo de sufrir de leucemia infantil y daños y tumores cerebrales.

¿Qué otros alimentos contienen nitritos?

salchicha3

Los vegetales, especialmente los de hojas verdes, también contienen nitritos en pocas cantidades. Sin embargo, este caso es completamente diferente, ya que este tipo de alimentos podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer. ¿Por qué razón? En un principio se podría considerar que es contradictorio, pero la explicación de por qué estos nitritos no son dañinos radica en que en este caso no forman compuestos N-nitroso a partir de aminas, como sí lo hacen las salchichas de los hot dogs. Los nitritos que contienen los vegetales vienen reforzados con vitamina D y C, que tienen la capacidad de inhibir la formación de compuestos N-nitroso. Por lo tanto, las verduras son muy saludables, seguras y adecuadas para la dieta.

Por otro lado, cabe recordar que todas las carnes procesadas contienen nitritos dañinos y cancerígenos, incluyendo algunos pescados, carne de hamburguesa y tocino.

¿Qué hacer al respecto?

  • No todos los perros calientes o salchichas contienen compuestos N-nitroso. De hecho, en el mercado hay diferentes tipos de hot dogs y carnes embutidas que no contienen este tipo de compuestos en sus ingredientes y podemos consumirlos con más tranquilidad. Para diferenciar y reconocer los hot dogs dañinos de los que se pueden comer con más confianza, ten en cuenta que los que contienen nitritos suelen tener un color más rojo y atractivo, que los hace lucir bien frescos todo el tiempo. En cambio, los que son más seguros de comer tienen un color más pálido y menos atractivo.
  • Reducir al máximo la ingesta de hot dogs, especialmente si se comparten con los niños.
  • No adoptar el consumo de Hot Dogs como parte de la dieta regular. Estos solo se deben comer de manera ocasional, preferiblemente en pequeñas porciones.
Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar