¿Es malo ver mucho la televisión?

Yamila Papa Pintor · 14 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 23 noviembre, 2018
Es conveniente que les proporcionen a los hijos contenido educativo y desalentar el uso intensivo de los medios de comunicación, especialmente cuando los niños están empezando a aprender a leer.

La televisión es un aparato que no falta en ninguna casa. No obstante, puede provocar serios riesgos en la salud de las personas. Además, el promedio de horas frente a la pantalla es cada vez mayor.

El problema reside también en que los niños, a edad muy temprana, ya se vuelven dependientes de los programas que se emiten. Aunque no toda la televisión es mala, son muchos los datos que muestran los efectos negativos de la exposición a la violencia, la sexualidad inapropiada y el lenguaje ofensivo entre los más jóvenes.

Por ello, te comentamos en el siguiente artículo algunas de las desventajas de mirar mucho televisión.

La televisión, un entretenimiendo que cruzó muchas líneas

En la década del 50, solo el 8 % de los hogares de Estados Unidos tenían un aparato en su casa. Hoy en día, ese porcentaje es el de casas en todo el mundo que no poseen un televisor.

En promedio, los estadounidense miran cinco horas diarias de televisión, lo que podría tener consecuencias sociales, psicológicas y fisiológicas para la sociedad.

Ofrece un beneficio a corto plazo, pero luego conduce a la infelicidad y al remordimiento. A pesar de sus esfuerzos, algunos estudios sugieren que muchas personas preferirían pasar menos tiempo frente a la pantalla, pero son incapaces de gestionar su autocontrol.

pareja viendo la tele

La televisión y la familia

Hoy en día se puede encontrar al menos un televisor en la mayoría de los hogares de los países desarrollados. Por lo tanto, no es de extrañar que el tiempo que se pasa frente a un televisor viendo televisión, videos o DVDs sea una de las actividades de tiempo libre más frecuentes entre los familias.

Es algo que ocurre sobre todo a la hora de la comida. Todos los integrantes que se sientan a la mesa se quedan obnubilados por lo que se muestra en “la caja boba” (como algunos le dicen) y no hay diálogo entre ellos.

La televisión, sin duda, se ha entrometido en los hogares. Incluso se puede decir que es un miembro más que siempre está encendido.

Desventajas de mirar mucho televisión

Menos comunicación entre la familia

Como hemos comentado, la televisión puede hacer que haya menos diálogo entre las familias. Existen investigaciones limitadas sobre la influencia del entorno familiar y el tiempo que se pasa frente a los televisores durante la primera adolescencia.

Las familias se reúnen frente al televisor a la hora de la comida, mientras degluten sin poner atención a lo que hacen. Por lo tanto,  interrumpe el momento por excelencia para reunirse en familia, conversar y convivir.

La programación no sabe de horarios

Por causa del cable, el tiempo es infinito e inapreciable. A cualquier hora se puede ver una película, un partido de fútbol, un programa de cocina o dibujos animados.

Así es como el paso de las horas pasa inadvertido. La persona no toma consciencia de que las agujas del reloj se mueven y tal vez pueda pasar horas sentado en el sofá sin darse cuenta.

hombre con un mando a distancia

La televisión no es educativa

Según algunos estudios, el uso de la televisión durante los años en que los niños están aprendiendo a leer tiene un impacto negativo en el rendimiento de la lectura, probablemente debido al desplazamiento de la lectura por placer al ver televisión de entretenimiento.

Por otro lado, las investigaciones sugieren que ver la televisión juega un papel importante en ayudar a las madres ocupadas a lidiar con sus hijos pequeños, y muchos valoran la televisión como una buena herramienta educativa, un «mecanismo de niñera» y un medio para estimular o calmar a los niños.

El objetivo principal de la televisión es entretener, por lo que las personas suelen invertir tiempo mirando ese aparato. Y a su vez, la información que se ofrece, en muchas ocasiones, es segmentada y subjetiva, lo que podría saturar el raciocinio de cualquier ser humano.

Deja de lado otros hábitos positivos, como puede ser la lectura

¿Qué pasaría si el tiempo que se emplea en sentarse en el sofá a mirar televisión lo invirtiéramos en leer un buen libro? La sociedad, sin dudas, sería diferente.

Un libro, a diferencia de la televisión, permite hacer volar la imaginación. Además, ayuda a no tener faltas de ortografía, manejar mejor el lenguaje y utilizar sinónimos.

niña viendo televisión

Ayuda a la vida sedentaria

No basta con pasar ocho horas sentados en un escritorio en la oficina, sino que la rutina continua en casa, sentándonos frente al televisión. Y, como comentábamos antes, comiendo sin “comer”. Es decir, sin saber qué o cuánto llevamos a la boca.

Existe evidencia consistente de que el tiempo que se pasa frente a un televisor está asociado con un número de resultados negativos entre los adolescentes, incluyendo sobrepeso y obesidad.

Al no hacer ejercicio, hay más probabilidades de padecer colesterol, ataques cardiovasculares, obesidad, etc. Además, ver la televisión no nos permite hacer actividades al aire libre como salir a pasear, caminar, andar en bicicleta, jugar en el jardín con los niños, dar la vuelta manzana con el perro, etc.

Por ello, muchos médicos recomiendan a los padres limitar la exposición a la televisión antes de los 2 años de edad. Además, es conveniente que les proporcionen a los hijos contenido educativo y desalentar el uso intensivo de los medios de comunicación, especialmente cuando los niños están empezando a aprender a leer. En este sentido, los padres deberían leer a sus hijos y fomentar la lectura.

  • Reiss, S., & Wiltz, J. (2004). Why people watch reality TV. Media Psychology. https://doi.org/10.1207/s1532785xmep0604_3
  • Frey, B. S., Benesch, C., & Stutzer, A. (2007). Does watching TV make us happy? Journal of Economic Psychology. https://doi.org/10.1016/j.joep.2007.02.001
  • Dennison, B. A., Erb, T. A., & Jenkins, P. L. (2002). Television Viewing and Television in Bedroom Associated With Overweight Risk Among Low-Income Preschool Children. PEDIATRICS. https://doi.org/10.1111/j.1467-6494.1997.tb00952.x