Manchas en la cara: causas, tipos y tratamientos

24 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por dermatóloga Maria del Carmen Hernandez
No todas las manchas que aparecen en la cara tiene la misma causa o mismas características. Sin embargo, cada una tiene un tratamiento específico. ¿Quieres saber más sobre las diferentes manchas en la cara?
 

Existen diversos tipos de manchas en la cara que tienden a notarse aún más con el transcurso del tiempo. Hay ciertas diferencias entre ellas, tanto en el color, como en el tamaño y grosor. Así mismo, su presencia esta influenciada por varios factores.

En general, se pueden generar por el uso de medicamentos, las alteraciones hormonales, por la exposición excesiva a los rayos solares, entre otros factores que actúan sobre los melanocitos. Estos últimos son los encargados de provocar las manchas en la cara y en el cuerpo. ¿Cuáles son las causas, tipos y tratamientos? ¡Sigue leyendo!

Manchas en la cara más frecuentes

No todas las manchas de la cara son producto de la exposición solar y la edad. Algunas de ellas son manifestaciones de enfermedades que necesitan un tratamiento en particular. A continuación, detallamos algunas de ellas.

Queratosis solares

Queratosis solar de cerca

También llamadas «queratosis solares» son manifestaciones precancerosas que tienen un desarrollo constante y lento. Se presentan en áreas de la piel que hayan sido expuestas a los rayos solares a lo largo del tiempo.

Comienzan a evidenciarse por primera vez a partir de los 40 años, en los pabellones auriculares, cuero cabelludo y rostro. Son placas escamosas, ásperas al tacto, gruesas, que varían entre colores rojo, marrón o rosa. Se suelen confundir en el diagnóstico con las verrugas comunes, lo que retrasa su diagnóstico.

 

Lentigo actínico

El lentigo actínico, también conocido como «lentigo solar o senil», es una manifestación benigna que se origina en las áreas cutáneas expuestas al sol. Son manchas hiperpigmentadas, amarronadas, son piel aledaña de apariencia normal y sin tener relieve alguno.

Se localiza en el rostro, los antebrazos, el dorso de las manos y la parte superior del tronco. Una publicación de American Family Physician concluye que su diagnóstico diferencial se lleva a cabo con las efélides, el lentigo maligno y las queratosis seborreicas.

No es una lesión que necesite ser tratada, pero su simple aparición afirma que hay fotodaño y, por lo general, tiende a ser una incomodidad desde el punto de vista estético.

Lee también: Claves para protegerse de los rayos UV

Pitiriasis alba

La pitiriasis alba es común en niños.

La pitiriasis alba es una de las variantes de manchas de la cara cuya evolución es crónica. Se trata de una dermatosis asintomática y tiene mayor prevalencia en los niños. Las manchas se manifiestan con una leve descamación y se caracterizan por ser hipocrómicas.

Su localización mas habitual es en la cara, en particular en la boca y las mejillas; tiende a presentarse en las áreas expuestas a los rayos solares y la cara externa de los antebrazos. De acuerdo a un estudio publicado en la revista Cutis, no es una enfermedad grave, pero sí frecuente, en la que no existe un tratamiento correcto. Las lesiones pueden tardar meses en resolver de manera espontánea.

 

Efélides

Las efélides, también conocidas como «pecas», son pequeñas manchas que no poseen relieve de color amarronadas. Se localizan en las zonas del cuerpo más expuestas a los rayos solares; además, se vinculan con pieles claras con pelo rubio o rojo, que tengan herencia dominante.

Surgen como una reacción de protección ante los rayos ultravioletas. Es por esto mismo, que durante la época de verano se ven intensificadas o empeoran. Para prevenirlas, se recomienda usar todos los días factor de protección solar, sin importar el período del año.

Vitiligo

Chico con vitiligo en el rostro

El vitiligo es una enfermedad degenerativa que provoca la desaparición por completo de la pigmentación normal de la superficie cutánea. Se presentan manchas blanquecinas bien delimitadas, en zonas periorificiales como alrededor de la boca, de los ojos, también en las manos y en las piernas.

Dado que todavía no se dispone de un tratamiento causal, los tratamientos actuales están dirigidas a detener la progresión y lograr la repigmentación para reparar las deficiencias morfológicas y funcionales de las áreas de piel despigmentadas.

Según se detalla en un artículo de American Journal of Clinical Dermatology los tratamientos mas adecuados son la terapia ultravioleta (UV) de banda estrecha, la combinación de crema con corticosteroides + terapia UVA y el trasplante de células pigmentarias autólogas en diversas modalidades.

 

Melasma

El melasma es una de las manchas más frecuentes en el rostro, se caracteriza por la aparición de manchas hiperpigmentadas. Tiene mayor afectación en mujeres a partir de los 25 años, en las zonas expuestas al sol sobre todo en el rostro.

Tienden a manifestarse aún más con la ingesta de pastillas anticonceptivas, durante la menopausia o en el período de embarazo. Sin embargo, existen variantes de tratamientos que van desde cremas despigmentantes hasta procedimientos con diferentes tipos de láser.

Quizás te interese: Cómo prevenir el melasma

Lunares

Los lunares o nevos son formaciones planas o con relieve, que contienen melanina. Su pigmentación varía de acuerdo a la cantidad de pigmento que contenga, desde negros a pardos. Suelen aparecer con el transcurrir del tiempo, aunque también pueden tener origen congénito.

Lo ideal es realizar un control todos los años con el médico especialista en piel, ya que algunas manchas pueden desarrollarse a otro tipo de patologías.

La importancia de la consulta médica ante la presencia de manchas en la cara

Cualquiera que sea la mancha en la cara, lo ideal es recurrir a la consulta con el médico dermatólogo para obtener un diagnóstico adecuado. Será el especialista quien luego de determinar la causa de la manifestación, decidirá el tratamiento a instaurar.

 

De todos modos, la hidratación de la piel, el uso de factor de protector solar todos los días y otros cuidados pueden colaborar a mantener la piel con una mejor apariencia y sana.

  • Goldenberg G, Perl M. Actinic keratosis: update on field therapy. J Clin Aesthet Dermatol. 2014;7(10):28-31.
  • Beacham BE. Solar-induced epidermal tumors in the elderly. Am Fam Physician. 1990;42(1):153-160.
  • Lin RL, Janniger CK. Pityriasis alba. Cutis. 2005;76(1):21-24.
  • Njoo MD, Westerhof W. Vitiligo. Pathogenesis and treatment. Am J Clin Dermatol. 2001;2(3):167-181. doi:10.2165/00128071-200102030-00006
  • https://www.aad.org/public/diseases/a-z/melasma-symptoms
  • Praetorius C, Sturm RA, Steingrimsson E. Sun-induced freckling: ephelides and solar lentigines. Pigment Cell Melanoma Res. 2014;27(3):339-350. doi:10.1111/pcmr.12232