Cómo manejar los problemas mentales en la pareja

Brunilda Zuñiga 16 septiembre, 2016
En la medida de lo posible debemos intentar ponernos en el lugar de nuestra pareja y entender que muchas de sus reacciones son fruto de los problemas mentales y no por nuestra culpa

Existe una gran variedad de problemas mentales que nos pueden afectar a cualquiera. Cada año cerca de cuarenta millones de personas mayores de dieciocho años son diagnosticadas con algún tipo trastorno mental.

Por esto es importante saber cómo apoyar a nuestra pareja cuando atraviesa por una situación de estas.

Esto puede representar un reto y debemos aprovechar todas las herramientas que tengamos para lograr salir juntos adelante.

Estos consejos pueden resultarte muy útiles para apoyar a tu pareja a sobreponerse y demostrarle que estás a su lado incondicionalmente.

Cuidar de ti mismo también es importante

correr o caminar

En primer lugar, es importante entender que para poder cuidar de otros debemos estar bien nosotros mismos. Esto nos permite no derrumbarnos cuando el tema se complica.

Si estamos emocionalmente afectados podríamos empeorar la situación. Una persona que presenta un trastorno mental necesita a su lado a alguien fuerte en quien poder apoyarse.

Debes evitar dejarte a ti mismo de lado. Si bien tu pareja requiere de tu apoyo y comprensión, tú también importas en la relación.

Es necesario establecer la manera en la que puedas cuidar de tus intereses a la vez que apoyas a tu pareja para que pueda superar sus problemas mentales.

No olvides leer: Educa con amor y no en la obediencia basada en el miedo y la severidad

No te tomes las cosas de modo personal

Los problemas mentales pueden estar ocasionados por una enorme cantidad de causas. Existe toda una gama de síntomas que pueden causar diferencias entre tu pareja y tú.

Debes entender que la ira, la desconfianza, los cambios de humor bruscos y un sinfín de cosas negativas más pueden estar siendo desencadenadas por estos problemas.

Cuando estamos en pareja con una persona que padece problemas mentales resulta sencillo pensar que estas actitudes son culpa nuestra.

Es mejor tomar una actitud proactiva y ayudar a tu pareja a restablecer la confianza y mejorar día a día.

Aprende a perdonar

Saber-perdonar

Muchas veces, las personas que presentan problemas mentales se frustran debido a que se sienten incomprendidos. Esto termina ocasionando problemas en la relación.

Es importante que seas consciente de que esto podría causarte cierto resentimiento y frustración a ti también. Debes evitar pensar que tu pareja no valora tu esfuerzo.

Perdonar las actitudes negativas que tiene tu pareja en sus malos momentos ayuda al avance de la relación. Con esto, podréis dejar de lado las ansiedades, las tensiones y los resentimientos.

Infórmate todo lo que puedas

Aprender lo más que puedas sobre los problemas mentales que aquejan a tu pareja es una de las cosas más útiles que puedes hacer. De este modo, sabrás exactamente cómo podrás ser una influencia positiva en su vida.

Existen muchos tabúes en nuestra sociedad, por lo que debes aprender a diferenciar la información útil de la que no lo es. Es importante buscar información luego de haber recibido un diagnóstico claro.

La mejor alternativa es acercarte directamente al médico que trata a tu pareja para que te dé instrucciones precisas sobre los tratamientos que tu pareja debe llevar.

Esfuérzate por mantener un lazo fuerte en tu relación

pareja-queriéndose-con-intención

Este consejo es crucial para cualquier tipo de pareja. Una pareja donde no hay comunicación se debilita poco a poco, hasta romperse.

Una buena manera de lograr esto es la terapia de pareja. Cuando tu pareja se enfrenta a problemas mentales necesitarás dar un poco más de tu parte y quizás esperar un poco menos de la suya.

Si tu pareja está atravesando por una enfermedad mental es probable que su enfoque no esté 100% dirigido hacia el bienestar de la relación.

No te sientas responsable por los problemas mentales que puede estar atravesando tu pareja

Jugar a ser el terapeuta de tu pareja no ayuda a mejorar su salud mental y sí puede afectar su relación.

Muchas personas se resisten a recibir atención debido a que tienen la idea errónea de que tener un problema mental es sinónimo de estar loco.

Dale la seguridad para que vea que pedir ayuda no es un signo de debilidad, ni mucho menos algo de que sentirse avergonzado. Si tu pareja está renuente a recibir ayuda, tu papel debe ser de mediador.

Esfuérzate por hacerle entender que será lo mejor. Por otro lado, no debe forzarse a una persona con problemas mentales a recibir ayuda cuando no la quiera.

Esta responsabilidad es únicamente de tu pareja. Recuerda que no se puede ayudar a quien no quiere ser ayudado.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 cosas de las que debes conversar a diario con tu pareja

Ayuda a tu pareja a ser constante con su tratamiento

Cuando una persona con problemas mentales comienza a sentirse bien, puede estar tentada a dejar de tomar los medicamentos o dejar de asistir a las terapias. No es una buena idea.

Para mantener la situación bajo control debes seguir las indicaciones de los médicos. Si el tratamiento recomendado se abandona, es probable que los síntomas regresen y quizás empeoren.

Esfuérzate por animar a tu pareja a que continúe tomando su tratamiento. Si te lo pide, acompáñalo o dale su espacio, según lo que necesite.

Recuerda que es importante ser constante y no tirar la toalla. Demuéstrale que, aunque su enfermedad lo haga pensar, actuar o sentirse de cierta manera, tiene tu apoyo, amor, paciencia y comprensión.

Te puede gustar