Manejo de las vías aéreas en un paciente obeso

26 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
El manejo de las vías aéreas requiere un entrenamiento por parte del profesional. Existen varios factores en los pacientes obesos que pueden dificultar este procedimiento.

El manejo de las vías aéreas (VA) es uno de los elementos fundamentales en el cuidado de los pacientes. Requiere un entrenamiento continuo, la realización de maniobras y la utilización de dispositivos que permiten una ventilación adecuada y segura.

El conocimiento de la vía aérea incluye la anatomía, causas de anomalías estructurales y las formas de permeabilizarla. En la actualidad, las dificultades durante este procedimiento persisten como causas de morbilidad y mortalidad asociadas con la anestesia.

La obesidad y el sobrepeso consisten en una acumulación de grasa excesiva en el cuerpo que puede ser perjudicial para la salud. Son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Con frecuencia, se subestima el diagnóstico de vías aéreas difíciles en personas que presentan obesidad. El estudio de la vía aérea anormal se divide en dos grupos: las congénitas y las adquiridas. En este último se cita la obesidad mórbida.

El acúmulo de grasa en el paciente obeso mórbido puede ser causa de dificultades en la laringoscopia e intubación. Es por ello que es necesario evaluar el tejido graso excesivo, tanto interno (boca, faringe, abdomen) como externo (mamas, cuello, pared torácica y abdomen).

A continuación, se hace referencia a una serie de características presentes en obesos mórbidos a tener en cuenta en el manejo de la vía aérea. La clave está en anticipar la dificultad y ejecutar un plan de acción.

Anatomía de pacientes obesos

En un paciente obeso influye tanto la distribución de la grasa como el peso propiamente dicho. En el caso del manejo de vías aéreas en estos pacientes tiene más importancia la distribución de la grasa que el peso del paciente.

Se demostró, mediante resonancia magnética nuclear en pacientes con obesidad mórbida con y sin Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS), que los enfermos con SAOS tienen mayor cantidad de tejido graso en las áreas circundantes a los segmentos colapsables de la faringe.

Gracias a estos resultados, se pudo explicar por qué el manejo de las vías aéreas en algunos pacientes es fácil y en otros no. La disposición occipital de la grasa puede disminuir la extensión del cuello, dificultando la laringoscopia.

Quizás te interese leer: Enfermedades asociadas a la obesidad

Fisiología de pacientes obesos

Anestesista intubando a un paciente.

Se han llevado a cabo diferentes estudios que demuestran que los pacientes obesos tienen aumentado el tono muscular. Al disminuir el tono durante la anestesia, se puede obstruir la vía aérea, dificultando la ventilación con mascarilla facial.

Además, los obesos tienen disminuida la capacidad de reserva funcional y la capacidad pulmonar total. Como consecuencia, el consumo de oxígeno está aumentado; por lo que tienen predisposición a la desaturación tras la inducción de la anestesia.

Farmacología en el manejo de las vías aéreas

Una de las claves para la seguridad durante el manejo de las vías aéreas de los pacientes obesos es conseguir un nivel adecuado de profundidad anestésica previo a la ventilación con mascarilla.

El intento de ventilación de un paciente con anestesia superficial puede llevar a falsos diagnósticos de fallo de ventilación.

Lee también: Intubación con laringoscopio de Bullard

La mayoría de los fármacos que se utilizan en la inducción son liposolubles. Por esta razón, la distribución inicial en el compartimento efecto puede ser escasa.

En el caso de los pacientes obesos, se recomienda el uso de dosis adaptadas en vez de las establecidas para aquellas que tienen un peso ideal.

Vía Aérea Difícil o VAD

manejo de las vías aéreas

Hoy en día, el porcentaje de pacientes obesos con VAD (Vía Aérea Difícil) es del 15,8% comparado con el 5,8% de la población normal.

Un IMC (Índice de Masa Corporal) mayor a 30 y el SAOS son factores que inducen a un difícil manejo de las vías aéreas. Sin embargo, no está demostrado que dificulten la intubación.

Existen otros estudios que utilizan marcadores más concretos, como la Escala de Intubación Difícil. Estos estudios apoyan que los pacientes obesos presentan más VAD.

Aspiración y ayuno preoperatorio

Los pacientes obesos suelen presentar mayor tiempo de vaciado gástrico. No obstante, no se ha visto que tengan una mayor incidencia de aspiración ni de enfermedad por reflujo.

Por tanto, no está recomendado darles medidas adicionales de ayuno ni de profilaxis de broncoaspiración cuando se les vaya a someter a alguna técnica de manejo de las vías aéreas.

  • Méndez-Beltrán, M. (2012). Ventilación mecánica en anestesia. Revista Mexicana de Anestesiologia.
  • Carrasco, E. (2013). Avances en la terapia inhalatoria de las vías aéreas en asma y EPOC. Revista Chilen Enfermedad Respiratoria. http://doi.org/10.4067/S0717-73482013000400004
  • Garrido Galindo, C., Flores Hernández, S. S., & Pérez-Redondo, C. N. (2007). Diferencias anatomofuncionales y endoscópicas entre la vía aérea del niño y la del adulto. Revista Del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias.