4 maneras de agregar más sabor a tus pizzas

La pizza es una de las comidas con más seguidores en el mundo. No solo porque resulta apetitosa sino porque tiene muchas versiones que permiten que todos puedan disfrutarla, a su manera.

A continuación te enseñamos 4 maneras de agregar más sabor a tus pizzas para que puedas hacerlas aún más apetitosas. Incluso les puedes dar un toque novedoso. La idea es tomar una base y atreverse a añadirle varios ingredientes de nuestra preferencia. 

La pizza es uno de los platos más versátiles que existen, admite una variedad ilimitada de rellenos. Las diferentes culturas gastronómicas han aportado muchas ideas a la pizza, y la amplia disponibilidad de ingredientes de cada región o país ha producido deliciosas versiones de este tradicional menú.

Otra variante no muy común se da en la elaboración de la masa con que se preparan las pizzas. Se pueden lograr sabores inéditos mediante la adición de ingredientes saborizantes a la masa base.

Hay quien opina que lo mejor es que la pizza se rellene de la manera tradicional, es decir, con tomate, queso mozzarella y orégano, los ingredientes de la llamada pizza Margarita. El objetivo es que se destaque el sabor añadido a la masa, ya que si tiene demasiado relleno, este se diluye.

Agregar más sabor a tus pizzas de una manera original y con un resultado delicioso es algo muy simple de llevar a cabo. Apunta los siguientes trucos que te vamos a brindar.

1. Pizza al tapenade

Pizza al tapenade.

Al agregar a la masa de pizza la famosa crema tapenade, se obtiene una masa más oscura que conserva los sabores principales de este toque provenzal, como son las alcaparras, las anchoas y las aceitunas negras.

Ingredientes

  • Masa base para pizza.
  • Crema tapenade.
  • Relleno: tomate, queso mozzarella y orégano.

Para la crema tapenade

  • 1 diente de ajo.
  • 10 aceitunas negras.
  • 3 filetes de anchoas en aceite.
  • 1 cucharada de alcaparras (15 g).
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco (3- 5 g).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (30 mL).

Elaboración

  1. Preparar el tapenade mezclando en licuadora o en mortero todos los ingredientes.
  2. Finalizar la preparación de la masa mezclándola con el tapenade hasta que se integre completamente.
  3. Colocar los rellenos y hornear como de costumbre.

2. Semillas y frutos secos para agregar sabor a tus pizzas

Al preparar la masa con semillas y frutos secos, se logra un contraste entre la suavidad y los pequeños tropezones crujientes. Los ingredientes se añadirán según la cantidad de comensales y las preferencias.

  • Masa base para pizza
  • Mix de semillas: lino, sésamo, girasol, amapola, calabaza, chía, etcétera.
  • Frutos secos picados finamente: almendras, nueces, avellanas, etcétera.
  • Relleno: tomate, queso mozzarella y orégano.

Elaboración

  1. Finalizar la preparación de la masa mezclándola con las semillas y los frutos secos hasta que se integren completamente.
  2. Colocar los rellenos y hornear como de costumbre.

Quizás te interesen estas: Recetas sencillas de hamburguesas vegetales

3. Pizza con masa fermentada

Pizza sobre una mesa.

Otra manera de agregar sabor a tus pizzas es elaborando la masa con fermentación lenta, que le da un sabor diferente. Además, esta masa queda gruesa pero crujiente en su base. A continuación te comentamos cuáles son los ingredientes que necesitarás.

Para el fermento

  • 300 g de harina (1 1/2 taza).
  • 20 g de levadura (1 sobre).
  • 300 mL de agua (1 1/2 taza).

Para la masa

  • 20 g de sal (2 cucharadas).
  • 700 g de harina (3 1/2 tazas).
  • 20 g de azúcar (2 cucharadas rasas).
  • 350 mL de agua (una taza y media).
  • 60 mL de aceite de oliva (4 cucharadas).

Para el relleno

  • Tomate, queso mozzarella y orégano (al gusto).

Elaboración

  1. Fermento. Disolver la levadura en el agua. Mezclar en un bol la harina con la levadura y el agua. Se obtendrá una masa húmeda. Tapar el bol con plástico y reposar 2 horas.
  2. Masa. Batir en batidora todos los ingredientes de la masa incluido el fermento, durante aproximadamente siete minutos. Volver a recubrir con plástico y llevar a la nevera durante 36 horas. Finalizar la elaboración de la pizza de la forma acostumbrada.

Ver también: Formas de aprovechar la levadura de cerveza

4. Pizza Chicago

Esta pizza de la ciudad norteamericana homónima lleva en su masa harina de maíz, lo que la hace más gruesa y saciante que la tradicional. Los ingredientes que necesitarás serán lo siguientes:

Para la masa

  • 1 cucharadita de sal (5 g).
  • 130 mL de agua (1/2 taza).
  • 1 cucharadita de azúcar (5 g).
  • 1 cucharadita de levadura (5 g).
  • 200 g de harina de trigo (1 taza).
  • 1 cucharada de mantequilla derretida.
  • 30 g de harina de maíz (3 cucharadas soperas).

Para el relleno (cantidades según las preferencias)

  • Mix de quesos: mozzarella, parmesano y amarillo.
  • Salsa de tomate.
  • Orégano.
  • Salami.

Elaboración

  1. Mezclar todos los ingredientes de la masa.
  2. Aceitar la masa y reservarla tapada con plástico hasta que duplique su tamaño.
  3. Extender y aplanar la masa con rodillo hasta un centímetro de espesor aproximadamente.
  4. Untar mantequilla por encima de la masa y enrollarla. Volver a aplastarla con el rodillo. Hacer esto varias veces (enrollarla y aplastarla). Finalmente, hacer una bola y dejarla reposar tapada durante media hora.
  5. Darle a la masa el tamaño y forma prevista y freírla un poco en aceite para que la base quede tostada.
  6. Pre hornearla durante cinco minutos.
  7. Rellenar en el siguiente orden: primero el queso (otra particularidad de esta receta), después la salsa de tomate, el orégano y el salami.
  8. Hornear durante 10 minutos.