3 maneras de crear un trabajo productivo desde casa

Francisco María García · 21 febrero, 2019
¿Es posible llevar a cabo un trabajo productivo y saludable desde casa? Realmente es una forma de trabajar como otra cualquiera. No obstante, hay que considerar los pros y contras.

Los motivos por los que emprender un trabajo productivo desde casa son siempre muy personales. Quizás sea por la falta de oportunidades en el mercado laboral o puede ser por la necesidad de adaptar el trabajo a los tiempos actuales. Sea cual sea el caso, nunca estarán de más estas ideas, consejos y estrategias.

El abanico de posibilidades para lograr ese ansiado trabajo productivo y saludable desde casa es amplio. Por un lado, se puede apelar a la producción artesanal de objetos, utensilios, ropa, o lo que sea.

Entre otras ideas, es posible recurrir a tareas diversas como cuidar personas o dar clases particulares. Por si fuera poco, las posibilidades se multiplican si se piensa en los servicios y negocios online.

Ventajas y desventajas de trabajar en casa

Hombre trabajando en casa por la noche: trabajo productivo
Antes de iniciar un negocio desde casa debes valorar sus pros y sus contras, así como saber cómo se adapta a tus necesidades.

Tomar la decisión de generar ingresos desde el hogar supone una responsabilidad interesante y un desafío que no deja de tener sus pros y contras. Algunos ya tienen decidido dar curso a un proyecto desde el hogar. También hay quien lo ve como un deseo.

En cualquier caso, evaluar ventajas y desventajas puede ayudar a prever problemas y disfrutar soluciones:

  1. Ventajas:

  • Se evita el tráfico, el smog y el gasto de transporte (con ello, se ahorra tiempo de traslado).
  • Se pasa más tiempo con la familia.
  • Se auto-controla el tiempo.
  • Se ahorra en gastos.
  1. Desventajas:

  • Se pierde privacidad: la gente cree que se está de vacaciones eternas.
  • Se debe contar con un ambiente, espacio, estudio, etc., específicos.
  • Se tiende a trabajar de más y la autoexigencia permanente acaba con el doble de estrés.
  • Se pierde contacto con el mundo exterior, aunque se esté mucho tiempo online.
  • Se pierden beneficios laborales.

Quizá te interese: Cómo disfrutar del tiempo libre sin pensar en el trabajo

Encontrar un estilo de trabajo productivo y saludable para cada persona

Para que las desventajas no sean mayores a las ventajas, lo primero es encontrar el estilo de trabajo perfecto. En primer lugar, hay que definir si lo que se desea es ofrecer una marca o producto propio, o buscar una empresa que ofrezca trabajo desde casa.

Por otra parte, el tipo de trabajo puede ser virtual, artesanal o puede tratarse de un servicio. Cada persona sabrá lo que tiene para ofrecer. Esta es una lista con todas las clases de opciones para trabajar desde casa, por lo que resulta imposible no encontrar una o más opciones para comenzar mañana mismo.

3 propuestas para un trabajo productivo y saludable desde casa

  1. Trabajos a distancia

Mujer recibiendo un zapato por la pantalla del ordenador
Una opción interesante es crear tu negocio online sobre diversas temáticas como la compra de productos.

Se conoce como trabajos remotos aquellos que se realizan para terceros mediante la comunicación online. Mediante una cuenta bancaria o plataformas de pago tipo Paypal. Este tipo de trabajo no implica que no se cuente con contratos y beneficios laborales, aunque esto último no es lo más frecuente.

Si el trabajo freelance es precario, que es lo que ocurre con mayor frecuencia, no habrá ni seguro médico, ni vacaciones pagadas, ni sueldos acordes a lo establecido en los convenios. Sin embargo, puede ser un aliciente temporal para la crisis de desempleo.

Quizá te interese: La importancia de respetar el horario de trabajo

  1. Emprendimiento propio

Socios de una empresa en una reunión
A partir de una idea innovadora de negocio puedes crear tu propia empresa.

Este desafío es mayor, pero, sin dudas, puede dar muchos más beneficios. Muchas veces con productos perfectos y adecuada publicidad, resulta imposible competir con las grandes compañías.

Estas empresas no sólo son dueñas de lo que venden, también son quienes producen la materia prima que necesitan para sus productos y tienen a favor todos los descuentos impositivos que ofrecen los Estados.

Por todo ello, el negocio propio debe ser original. Debe saber exactamente en qué innova y a quiénes está dirigido. Teniendo claro la clase de producto o servicio y su punto de interés irresistible, sumarse al mercado será más amable.

  1. Servicios a terceros

Mujer dando clases
Otra opción alternativa es aportar servicios como el cuidado de niños y ancianos o clases particulares.

Para quienes pueden ofrecer clases, cursos, cuidados, sin necesidad de un espacio físico, esta opción es más que viable. Muchos profesores deciden tomarse un descanso del ámbito institucional y se dedican a dar clases particulares.

Entre otras ocupaciones, el trabajo cuidando niños en la propia casa también suele ser un recurso viable, siempre y cuando estén dadas las condiciones de seguridad e higiene.

Aún en situaciones de crisis, hay que trabajar aunque sea desde casa. Por otra parte, salirse del circuito laboral tradicional, generar un trabajo productivo y saludable y ser los propios jefes y jefas, puede ser un estilo de vida más que agradable.