Maneras de reformar tu cocina sin gastar dinero

Una forma sencilla de reformar tu cocina sin gastar demasiado es añadir vinilos de colores para que le den vida y un aire nuevo a la estancia.

Las reformas en casa siempre asustan. No queremos tampoco romper paredes, cambiar suelos o puertas, por lo que intentamos maquillar o camuflar las manchas de las paredes y hacer esos retoques para mantenerla aseada y modernizada.

Existen métodos sencillos para renovar  tu hogar si lo que buscas es reformar tu cocina sin mucho dinero. Presta atención a todo lo que puedes realizar, ¡anímate!

 

Ideas y consejos para reformar tu cocina sin gastar dinero

Realmente es inevitable gastarse algo de dinero, aunque se pueden minimizar muchísimo los costes si tenemos en cuenta lo siguiente:

Pintar las paredes o azulejos tú mismo

Para pintar las paredes si tenemos paciencia, tiempo y algo de gusto podemos conseguir un acabado muy bueno. Las paredes visten mucho y con tan solo variar su color puedes conseguir un cambio casi instantáneo.

  • En las paredes de la cocina se acumula rápidamente la suciedad, grasa y polvo se quedan adheridas en ella. Así, estas manos de pintura de ayudarán a marcar la diferencia entre el antes y el después.
  • Pinta azulejos, las juntas o las paredes y pide ayuda a un familiar, ya que puede ser una tarea muy divertida y lúdica para los dos. Solo tendrás que comprar los botes necesarios de pintura y los materiales. Te recomendamos preguntar en tu tienda de confianza y adquirir el tipo de material y la cantidad de pintura que necesitarás dependiendo los metros cuadrados de tu cocina.

Por supuesto, antes de pintar protege el mobiliario y electrodomésticos con plásticos y papel de periódico.

Recuperar los muebles viejos

En la restauración también encontramos una actividad entretenida y desestresante. Nuestros muebles también se ven afectados por el paso del tiempo y pueden echarse a perder lentamente. Busca la manera de hacerlos revivir con una mano de barniz, pintura o un cambio en los tiradores.

Descubre: 9 consejos para mantener en perfecto estado los muebles de la casa

Muebles y artículos de segunda mano

Actualmente, se pueden conseguir gran cantidad de muebles, utensilios o electrodomésticos de segunda mano. Muchas personas venden los objetos que ya no necesitan y para el resto de personas les pueden servir mucho.

Los particulares que venden rebajan el precio inicial y, además, se puede negociar para llegar a un acuerdo. Descárgate aplicaciones móviles para buscar las mejores ofertas.

Por otro lado, estate atento a los días de rebajas de los locales industriales. Muchas veces, hacen grandes ofertas de muebles y electrodomésticos para la cocina y son muy económicos.

Manualidades hechas por ti mismo

Recicla muebles antiguos, cajas de fruta, estantes de madera, frascos de mermelada o botellas de vidrio. Los materiales reciclados son otra gran idea que puedes utilizar para reformar tu cocina sin gastar dinero.

Hay gran cantidad de artículos que se pueden reutilizar y quizá nunca se te había ocurrido. Aprovecha cualquier rincón y sácale un nuevo uso, así como los objetos antiguos.

Lee este artículo: 7 trucos para ahorrar espacio en la cocina

Transformaciones rápidas y económicas

A continuación, te dejamos un listado de ideas rápidas, eficaces y muy económicas para que también las puedas realizar en casa:

  • No esperes a que la cocina esté en muy mal estado, ve reformando según veas que lo necesita.
  • Pinta los armarios de los muebles.
  • Añade una gran pizarra en la pared o, si te lo permite, pinta con pintura de pizarra: le darás un toque moderno y muy original. Apto para que tus pequeños puedan pintar en la pared sin remordimientos.
  • Del mismo modo, puedes añadir una gran pizarra blanca que también actúe de imán.
  • Añade vinilos o papel pintado, se trata de una opción menos complicada y que podrá transformar tu cocina.
  • Renueva con alfombras. Las alfombras en la cocina nos ayudan a evitar que la grasa y los alimentos dejen manchas en el suelo.

Estas son algunas ideas muy sencillas de realizar y que no te costarán mucho dinero. No obstante, es cierto que dependiendo del tamaño de la cocina o del mobiliario que tengas que cambiar te costará más o menos. Pide ayuda a tus familiares y amigos para que te echen una mano y así, además de dinero, ahorrarás tiempo.

¡Anímate y reforma tu cocina fácilmente!