Maneras de usar la miel como tratamiento de belleza

La miel es un ingrediente lleno de propiedades que favorecen la salud de la piel y del cabello. Conoce cómo usar la miel como tratamiento de belleza.

La miel es un ingrediente lleno de propiedades para la salud que desde la antigüedad ha sido la base de muchos tratamientos para aliviar diferentes problemas de salud. Además de esto, puedes usar la miel como tratamiento de belleza.

Son sorprendentes todos los beneficios que la miel tiene, tanto para la piel como para el cabello. Por sus propiedades funciona como un hidratante natural, combate el envejecimiento, combate las bacterias, elimina las células muertas, entre otros.

Hay varias maneras de usar la miel en la belleza y los resultados son realmente sorprendentes. Si deseas conocer cómo aprovechar todos los beneficios de la miel como tratamiento de belleza, te invitamos a seguir leyendo este artículo.

Mascarilla humectante

La miel es uno de los mejores ingredientes para hidratar la piel naturalmente y durante mucho tiempo. Además es ideal para aquellas personas que sufren de resequedad en su piel y desean lucir una piel más suave y tersa.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel (30 g).

Modo de uso

  • Primero, limpia muy bien la piel.
  • Esparce sobre ella la cucharada de miel haciendo suaves masajes circulares.
  • Luego, deja actuar de 15 a 20 minutos.
  • Por último, enjuaga con agua tibia.

Limpiador de poros

Poros

Las enzimas de la miel pura ayudan a limpiar profundamente la piel y aclara naturalmente los poros. Además, este ingrediente combinado con aceite de jojoba o de coco, es ideal para mantener la piel libre de bacterias que pueden conducir a desequilibrios de la piel y erupciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel cruda (30 g).
  • 2 cucharadas de aceite de jojoba o de aceite de coco (30 g).

Preparación

  • En un recipiente mezcla ambos ingredientes hasta que estén bien integrados.

Modo de uso

  • Una vez esté listo, aplícalo sobre la piel limpia y seca, haciendo masajes circulares evitando el área de los ojos.
  • Luego, deja actuar 15 minutos.
  • Por último, enjuaga con agua tibia.

Exfoliante suave

bicarbonato, miel y limón

La miel está cargada de antioxidantes, enzimas y otros nutrientes que nutren, limpian e hidratan profundamente la piel. Además, combinada con un poco de bicarbonato de sodio es exfoliante natural muy efectivo que elimina las células muertas de la piel y permite que las células nuevas surjan para un cutis radiante.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel (60 g).
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g).

Preparación

  • En un recipiente mezcla ambos ingredientes hasta integrarlos.

Modo de uso

  • Primero, lava el rostro con un poco de agua tibia.
  • Frota suavemente el exfoliante en el rostro haciendo suaves masajes circulares.

Atenuar las cicatrices

Usar la miel como tratamiento de belleza también brinda propiedades antinflamatorias y antibacterianas. Estas que ayudan a disminuir la apariencia de las cicatrices y aumentar la curación y la regeneración de tejidos.

Por sus propiedades hidratantes, revitaliza las células de la piel y favorece su recuperación para disminuir la apariencia de las cicatrices.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de miel cruda (15 g).
  • 1 cucharadita de aceite de coco o aceite de oliva (5 g).

Preparación

  • Mezcla en un recipiente la miel cruda con el aceite de coco o aceite de oliva.

Modo de uso

  • Aplica la mezcla sobre la zona afectada de la piel.
  • Realiza suaves masajes circulares con la yema de los dedos durante 2 o 3 minutos.

Tratamiento contra el acné

Acné

La miel puede ser uno de los mejores aliados para aquellas personas que sufren de exceso de grasa en su rostro y acné. Está comprobado que tiene propiedades antibacterianas que combaten las bacterias que pueden conducir a brotes de acné. Pero además de esto, también calma el enrojecimiento y la irritación.

Modo de uso

  • Primero, aplica un poco de miel directamente sobre los granos de acné.
  • Deja actuar de 15 a 20 minutos.
  • Haz el tratamiento 2 veces al día, preferiblemente todos los días.

Acondicionador para el cabello

Si necesitas que tu cabello realce su brillo, también puedes usar la miel como tratamiento de belleza del cabello. Sus enzimas y nutrientes actúan profundamente y te ayudan a conseguir esa melena brillante que tanto deseas. Para potenciar sus propiedades en el cabello, combinaremos la miel con aceite de coco.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel (60 g).
  • 4 cucharadas de aceite de coco (60 g).

Preparación

  • Mezcla bien la miel con el aceite de coco.

Modo de uso

  • Primero, aplícalo sobre el cabello desde la raíz hasta las puntas.
  • Luego, deja reposar la mezcla durante 20 minutos.
  • Por último, enjuaga con agua tibia.

Usa la miel como tratamiento de belleza para aclarar el cabello

La enzima glucosa-oxidasa en la miel libera lentamente peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), un ingrediente conocido para aclarar el cabello naturalmente. A la par, podrás aprovechar sus propiedades hidratantes.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de miel (90 g).
  • 2 cucharadas de agua (20 g).

Preparación

  • En un recipiente mezcla la miel con el agua.

Modo de uso

  • Primero lava tu cabello
  • Aplica la mezcla en el cabello limpio y húmedo, dejando actuar una hora.
  • Luego, enjuaga bien como de costumbre.
  • Repite el procedimiento 2 veces por semana para obtener mejores resultados.

Hidratante de pestañas y desmaquillador de ojos

La mayoría de desmaquilladores para el rostro suelen irritar los ojos e incluso la piel. Si estás cansada de esto, entonces puedes preparar tu propio desmaquillador casero a base de miel para limpiar tu rostro y ojos. También suavizará y nutrirá las pestañas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de miel (15 g).
  • 3 cucharaditas de aceite de ricino (15 g).

Preparación

  • En un recipiente pequeño mezcla ambos ingredientes hasta que se integren bien.

Modo de uso

  • Usa la mezcla todas las noches para desmaquillarte los ojos.

Ya sabes los beneficios de la miel como tratamiento de belleza, anímate a usarla y sentir tu piel y tu cabello más sanos e hidratados. Recuerda que además de los productos de los productos de belleza, llevar una dieta balanceada y tomar mucha agua son claves para mantenerte saludable por dentro y por fuera.

  • McLoone, P., Warnock, M., & Fyfe, L. (2016). Honey: A realistic antimicrobial for disorders of the skin. Journal of Microbiology, Immunology and Infection. https://doi.org/10.1016/j.jmii.2015.01.009
  • McLoone, P., Oluwadun, A., Warnock, M., & Fyfe, L. (2016). Honey: A Therapeutic Agent for Disorders of the Skin. Central Asian Journal of Global Health. https://doi.org/10.5195/CAJGH.2016.241