4 maneras naturales de calmar el dolor lumbar

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 21 enero, 2019
Ivan Aranaga Amengual · 22 enero, 2019
Para aliviar el dolor lumbar es conveniente combinar diferentes métodos con el fin de obtener los mejores beneficios de cada uno y así acelerar el proceso de sanación.

Uno de los malestares que los adultos padecen con mayor frecuencia son los dolores de espalda. Bien sea en la parte inferior, media o alta, pueden ser realmente intensos y constantes. Sin embargo, el que mayores problemas causa en el día a día es el dolor lumbar. Se estima que un 80 % de las personas adultas experimentan dolores en la zona lumbar, al menos una vez en su vida, buscando diferentes formas de calmar el dolor lumbar.

Es por ello, que se le considera uno de los principales problemas que causan discapacidad en el mundo, de acuerdo con las Asociación Americana de Quiropráctica de Estados Unidos. Las estadísticas de este organismo señalan que más de la mitad de la población trabajadora de este país ha reportado dolores de espalda anualmente. Esta situación ha ocasionado que las personas busquen aliviar las molestias con diferentes métodos, incluidos métodos naturales.

Principales causantes del dolor de espalda

Mujer tocándose la zona lumbar.
Los hábitos sedentarios juegan un papel esencial en el dolor lumbar.

La parte baja de la espalda se encuentra sujeta a una gran tensión, ya que siempre lleva el peso de la zona superior. En términos generales, el peso de la parte superior del cuerpo es sostenido por la columna vertebral, sus vertebras apiladoras y los discos que la componen. Estos discos funcionan como un amortiguador para evitar que los huesos de las vértebras se toquen unos con otros. Sin embargo, con la edad, tienden a desgastarse, rasgarse o lesionarse.

Este desgaste se produce con el tiempo, por el exceso de trabajo o malos movimientos. Provoca dolor o rigidez temporal y, en algunos casos, dolores crónicos que afectan notoriamente la rutina diaria o el bienestar de las personas.

La zona lumbar de la espalda es la que se ve más afectada al pasar el tiempo. Esto puede deberse a causas muy diferentes:

  • El individuo trabaja realizando actividades de mucho esfuerzo físico que impliquen movimientos o posturas incómodas.
  • El afectado se mantiene sentado en su oficina sin realizar muchos movimientos.

No te pierdas: 7 ejercicios y estiramientos que te conviene hacer en la oficina para sentirte mejor

Métodos naturales para calmar el dolor lumbar

En todos los casos, es importante que consultes a tu médico para identificar cuál es verdadero problema. Identificar la razón del dolor de espalda en un paciente es difícil, pese a las técnicas y avances tecnológicos que existen actualmente. No obstante, el proceso es necesario para recibir un tratamiento adecuado. Afortunadamente, con algunos métodos naturales se puede evitar la interrupción de las actividades diarias y calmar el dolor lumbar.

Por otro lado, debes tener presente que la visita al médico para recibir un diagnóstico es muy necesaria. Estos tratamientos deben ser tomados como una alternativa para aliviar los síntomas y no como un remedio definitivo.

1. Calor y frío

Una terapia natural eficaz para calmar el dolor lumbar es la aplicación directa de frío y calor. Estos cambios de temperatura ayudan a reducir la inflamación o a promover el flujo de sangre en la zona afectada por lesiones o el trabajo forzado. Incluso por la tensión adquirida al mantener una postura por tiempo prolongado.

  • Puedes colocar compresas de agua fría, bolsas de hielo o gel cubiertas con una toalla directamente en la zona del dolor para desinflamar.
  • Para ayudar en el flujo de sangre, usa compresas de agua caliente o baños de agua tibia. Esto relaja los músculos y elimina la incomodidad.

2. Ajo

Ajo.
El ajo posee importantes propiedades antiinflamatorias para calmar el dolor lumbar.

El ajo puede funcionar como un remedio natural efectivo para calmar el dolor lumbar. Esto se debe a que tiene propiedades antiinflamatorias muy efectivas, debido a su contenido de alicina. La forma más sencilla de usarlo para aliviar este dolor es comiéndolo crudo. También puedes utilizarlo como un analgésico tópico. Para ello es necesario aplicar un aceite a base de ajo.

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite de coco (60 ml)

Preparación

  • Calienta el aceite en una sartén y añade los dientes de ajo. Deja que se cocinen a fuego muy lento hasta que se pongan de color marrón.
  • Luego cuélalos y guarda el aceite en un envase de vidrio.
  • También puedes hacerlo en frío, añadiendo los ajos al aceite y dejando que se maceren por 5-10 días.

3. Actividad física

Para aliviar los dolores musculares y los lumbares, el ejercicio es una buena terapia natural. Puedes comenzar con un plan de bienestar para aliviar los dolores lumbares en el que se incluya el ejercicio diario. Los ejercicios de bajo impacto (como los estiramientos ligeros, nadar o caminar) son buenos para evitar la rigidez en la zona. La vida sedentaria afecta mucho los músculos que se encuentran en la parte lumbar de la espalda. Con el ejercicio los fortaleces y evitas que sufran más lesiones. Mientras más fuertes se mantengan, menores serán las dolencias.

Descubre: Ejercicios sencillos para el dolor de espalda

4. Dormir

Mujer durmiendo.
Un descanso adecuado permite recuperar la forma física de la zona lumbar.

El cumplimiento adecuado del descanso físico puede ser la solución para muchos problemas de salud.  Al dormir se liberan endorfinas. Estas hormonas pueden ser igual de efectivas que los medicamentos para el dolor. Cuando el cuerpo produce endorfinas, las señales de dolor que se registran en el cerebro disminuyen un poco. El sueño reparador alivia la ansiedad, el estrés y la depresión asociados con el dolor lumbar crónico. Las personas que sufren de dolores de espalda, por lo general, también tienen algún trastorno del sueño.

Dormir mal puede empeorar los síntomas de lumbalgia. Es importante resolver ambos males para evitar un círculo vicioso que perjudique la salud. En cualquier caso, es necesario buscar asesoría médica profesional.