Maneras naturales probadas que ayudan a reducir las arrugas - Mejor con Salud

Maneras naturales probadas que ayudan a reducir las arrugas

¿Sabías que, además de mejorar la apariencia de los ojos cansados, el uso tópico del pepino es ideal para atenuar las arrugas, las patas de gallo y las ojeras?

A cierta edad, tanto hombres como mujeres empiezan a tener en su rostro sobre todo, las tan conocidas líneas de expresión, para ser más suaves y no decir el término tan temido. Y como todo lo que demuestra el paso del tiempo (junto con las canas), se tratan de esconder.

En el siguiente artículo conocerás las mejores maneras naturales probadas que ayudan a reducir las arrugas. ¡Verás resultados inmediatos!

Existen diferentes métodos caseros para que puedas disminuir esas líneas que se van marcando cada vez más en la piel como consecuencia de la falta de elasticidad, hidratación y colágeno.

Remedios naturales para eliminar las arrugas

Aceite de uva

Tiene propiedades nutritivas e hidratantes para que puedas mantener tu piel sana y joven por más tiempo. Es eficaz principalmente en el contorno de los ojos. Sirve también para cicatrizar heridas. Está repleto de antioxidantes que revierten el envejecimiento y si se aplica sobre la piel seca, la mantendrá más hidratada, reduciendo el desarrollo de arrugas.

Vitamina E

Permite hidratar la piel seca, lubrica la zona de los ojos y le da una apariencia más joven, además de prevenir las futuras arrugas. Las cápsulas de vitamina E se consiguen en las casas naturistas. Aplícala antes de dormir, todos los días durante una semana por lo menos (según la cantidad de arrugas que se tengan).

Arrugas

Aceite de coco

Es perfecto para evitar y combatir las arrugas, también para hidratar la piel seca. Con la aplicación diaria, verás resultados maravillosos en apenas una semana. Luego continua usando una vez o dos a la semana para que tu piel se vea bonita.

Aguacates

Los aceites naturales de este fruto son efectivos para reducir las arrugas en los ojos. Parte por la mitad un aguacate y aplica un poco de la pulpa en esa zona tan propensa a las líneas y marcas.

Pepino

El pepino es perfecto para los ojos cansados (por ello es que están presentes en muchos de los tratamientos de belleza) y además tiene la capacidad para reducir las arrugas, las patas de gallo y las ojeras. Puedes simplemente colocar rebanadas de pepino crudo o bien hacer una mezcla con la pulpa y un poco de agua.

Mascarilla-de-pepino

Zumo de naranja

La vitamina C no es lo único que ofrece este cítrico. Realiza un zumo con una naranja exprimida, embebe un bastoncillo de algodón y aplica en las zonas con arrugas, por la mañana y por la noche. En una semanas notarás un cambio interesante en el estado de tu piel.

Aceite de ricino

Es una de las recetas más antiguas para reducir las arrugas. Aplica unas gotas de este aceite en tus manos y luego en la piel, siempre antes de ir a dormir y no en demasía para que no quede el rostro grasoso. Puedes hacer un masaje para que ingrese mejor en las capas internas de la dermis. Repite dos veces a la semana.

Yogur

Lava bien tu piel y sécala. Mezcla una cucharada de yogur natural, una cucharada de miel, media cucharada de zumo de naranja y ¼ taza de plátanos cortados en rebanadas. Cuando consigas una crema homogénea, aplica en tu rostro y deja que actúe durante 15 minutos, luego retira con abundante agua tibia.

botes.de.yogur.con.limon

Zumo de limón

Es un tensor natural para la piel que reduce las arrugas y a la vez abre los poros. Frota en el rostro y cuello por las noches, prestando atención de que no ingrese en tus ojos. Quita con agua y usa un humectante ligero. Recuerda que no puedes salir a la calle o tomar sol algunas horas después de limpiar el limón, porque puede mancharte la piel.

Maneras comprobadas de eliminar las arrugas

Además de usar y experimentar las recetas caseras indicadas anteriormente para eliminar las arrugas, es preciso que cambies algunos hábitos si quieres tener un rostro hermoso y joven:

No te sobre expongas al sol

Esta es una de las técnicas más eficaces para que no aparezcan las arrugas. El sol daña las capas más externas de la piel y facilita la deshidratación. Si vas a estar en la calle o cuando vayas a la playa, asegúrate de colocar un factor de protección alto, para que los rayos UVA y UVB no causen problemas. Y recuerda que no sólo en verano el sol está presente, por lo cuál, se aconseja usar cremas y protectores los 365 días del año, aunque haga frío, esté nublado o hasta cuando llueva.

SOL

No fumes

Este hábito tiene muchas desventajas para tu organismo, tanto en lo interno como en lo externo. Fumar causa arrugas no sólo alrededor de la boca por el mecanismo de succionar el cigarrillo, sino también porque las toxinas que hay en su interior van reduciendo la elasticidad de la piel, así como la capacidad de cicatrizar.

Y atención, que esto puede ocurrir si nuestra pareja, padres, compañeros de trabajo o hijos fuman a nuestro lado. Trata de mantenerte alejado de los fumadores.

Exfolia la piel asiduamente

Existen diferentes tipos de exfoliaciones que puedes hacerle a tu piel sin dañarla. Es preciso que quites la suciedad y todas las partículas que están tapando tus poros.

Además, cuando tienes arrugas, el polvo, el maquillaje, etc, se van acumulando en los pliegues, haciéndolos más evidentes. Exfoliar la piel una vez a la semana te ayuda a remover las células muertas, logrando una apariencia más hermosa.

Duerme mejor

Cada noche ve a la cama a la misma hora y al menos duerme 8 horas. Procura levantarte a la misma hora todos los días y si es posible, duerme una pequeña siesta por las tardes.

De lo contrario, producirás en exceso una hormona llamada cortisol, que descompone tus células y es la encargada de aumentar los niveles de estrés. Si duermes más, tu cuerpo podrá descansar y formar elastina, para que tu piel se vea hermosa, radiante y joven.

Usa gafas (graduadas y de sol)

Si tienes problemas de visión, usa gafas para ver bien, no entrecierres los ojos cuando tengas que leer un cartel o te llega un mensaje al móvil. Así evitarás que se formen más arrugas en el contorno de los ojos.

Y usa gafas de sol cuando sales a la calle, para proteger la zona y al mismo tiempo, no cerrar los ojos con fuerza cuando los rayos solares te dan directo en el rostro.