Maneras no saludables de perder peso que deberías evitar

Jesus 27 junio, 2013
Para perder peso de forma sana y equilibrada es muy importante consumir mucha fruta, mucha verdura, poca carne y mucho pescado y combinarlo con ejercicio físico y abundante agua

Por diversas razones, muchas personas deben recurrir a diversos métodos para perder peso, especialmente por motivos de salud. No es ningún secreto que la mejor manera de perder esas libras de más es mediante el ejercicio regular y una alimentación balanceada, que combine nutrientes de diferentes grupos de alimentos, como carbohidratos, proteínas, grasas, etc.

Sin embargo, hay quienes recurren a ciertos métodos que pueden llegar a poner en riesgo la salud, muchas veces con la intención de llegar a los resultados deseados en menos tiempo y con menos esfuerzo. Encuentra a continuación esas maneras no saludables de perder peso que deberías evitar.

Laxantes

Se ha vuelto algo común recurrir a medicamentos laxantes para perder libras de manera bastante rápida. La gran desventaja de este método es que, si bien se pierde pero de manera casi inmediata al eliminar los líquidos que se almacenan en diferentes partes del cuerpo, especialmente en los intestinos, no se elimina la grasa acumulada, la que puede provocar los peores problemas asociados con el sobrepeso. Además, si se abusa de los laxantes, se puede llegar a un punto de deshidratación que puede poner en riesgo el bienestar del organismo.

Pasar hambre

Una de las maneras más erróneas de tratar de adelgazar es sometiéndose a regímenes alimenticios que incorporan largos ratos sin comer nada. Uno de los efectos más dañinos en la salud de este método es que no sólo se priva al cuerpo de las grasas y los carbohidratos que contienen más calorías, sino que también se obstruye el consumo de las vitaminas y los minerales tan necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Otro efecto de pasar largos ratos de hambre es que el cuerpo reacciona disminuyendo la rapidez del metabolismo, lo cual quiere decir que el organismo trata de “ahorrar” toda esa grasa acumulada para usarla cuando sea necesario, ya que percibe no hay alimentos entrando en el sistema digestivo. Así, además de cometer el error de no incorporar nutrientes esenciales, se hace más lenta la quema de calorías.

Fumar para adelgazar

No es necesario mencionar todos los efectos nocivos en la salud que produce el fumando. Aun así, muchas personas, especialmente las que han fumado previamente, recurren al fumado para adelgazar. En efecto, el fumado provoca que la ansiedad no se satisfaga con comida, por lo tanto sí se pierde peso, pero los problemas de salud que puede causar el fumado son tan contraproducentes, que este método queda completamente desechado.

Bulimia

Por supuesto, uno de los errores más preocupantes, que además es un problema emocional serio, es recurrir a vomitar los alimentos recién ingeridos, con la intención de evitar que el cuerpo absorba las calorías contenidas en estas comidas. Recuerda que si conoces a alguien que sufra de este trastorno, puedes ayudar a esa persona recordándole de los riesgos a los que se expone con este hábito y recomendándole buscar ayuda profesional.

Recuerda una vez más, si puedes recurrir al ejercicio habitual y a una dieta balanceada, no tienes por qué exponerte a estos métodos no saludables.

Imagen cortesía de Helga Weber.

Te puede gustar