3 maneras de preparar brochetas de pavo saludables

Maite Córdova 6 septiembre, 2018
Las brochetas de pavo son una comida sana, ligera y sobre todo nutritiva que nos ofrece múltiples posibilidades a la hora de elaborar diferentes recetas.

Por lo general, cuando nos disponemos a disfrutar unas ricas brochetas, pesamos en carne de cerdo, de res, ternera y en carne de pollo. Sin embargo, también se pueden preparar unas brochetas de pavo. La gran ventaja de estas es que, al ser una carne blanca, según se cuezan pueden ser muy saludables. De hecho, la carne de pavo aporta alrededor de unos 7 gramos más de proteína que el jamón cocido.

Brochetas de pavo crujientes

Ingredientes (para 2 comensales)

  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • Sal marina gruesa (al gusto)
  • 2 cucharadas de nueces (30 g)
  • 2 o 3 filetes de pechuga de pavo (unos 300 g)
  • 3 cucharadas de salsa de soja (45 ml)
  • ⅓ taza de semillas de sésamo (50 g)
  • 3 cucharadas de almendras peladas (45 g)
  • Opcional: 1 copita de vino tinto (150 ml)

Descubre: Los beneficios del consumo de nueces para nuestro estómago

Preparación

  1. En primer lugar, trituramos las nueces y las almendras. No es necesario que queden como polvo fino, puede haber trozos sin triturar (esto le dará el toque crujiente a las brochetas).
  2. En un bol, mezclamos las nueces y las almendras trituradas con las semillas de sésamo. Reservamos.
  3. Limpiamos el pavo y lo cortamos en dados medianos o pequeños. También se podría cortar en tiras finas para que la brocheta parezca más rellena: todo dependerá de la presentación que deseemos darle.
  4. En un recipiente, agregamos 3-4 cucharadas de salsa de soja y la miel. Mezclamos con una cuchara.
  5. Dejamos marinar la carne con miel y salsa de soja durante una noche en el refrigerador. Reservamos un poco de esta mezcla para más adelante. De manera opcional podemos añadir un chorro de vino tinto en esta mezcla.
  6. Colocamos los dados de carne de pavo en unos palillos de madera y los cocinamos a la plancha en una sartén o bien, al horno. En caso de optar por la segunda alternativa, deberemos precalentar el horno con anticipación a 180 ºC.
  7. Una vez que la carne esté en su o, extraemos un momento las brochetas, las untamos con la mezcla de miel y salsa de soja, de forma generosa, y luego pasamos por la mezcla de semillas.
  8. Volvemos a llevar las brochetas al horno durante otros 2 o 3 minutos y ¡Listo! Ya podemos servir nuestras brochetas de pavo crujientes.

Te interesa leer: 8 motivos para tomar vino moderadamente

Brochetas de pavo aromáticas

Ingredientes (para 4 comensales)

  • 5 o 6 filetes de pechuga de pavo (unos 500 g)
  • El zumo de 4 limones
  • ¼ vaso de vino blanco (50 ml).
  • Condimentos: romero, sal y tres pimientas

Preparación

  1. Exprimimos los limones para extraer el zumo y reservamos.
  2. En un recipiente, mezclamos el zumo de limón, el vino blanco y los condimentos.
  3. Limpiamos y cortamos los filetes de pechuga de pavo en tiras de grosor mediano.
  4. Agregamos la mezcla de zumo de limón y vino blanco a la carne y la dejamos macerar un par de horas.
  5. Precalentamos el horno a 180 ºC.
  6. Una vez transcurridas las dos horas, colocamos la carne en palillos y llevamos al horno durante 20 minutos.
  7. Antes de servir, añadimos otro poco de vino blanco y romero.

Brochetas de pavo dulces

Ingredientes (para 4 comensales)

  • ½ vaso de vino tinto (100 ml)
  • Hojas de laurel fresco
  • 3 de azúcar o 2 de miel (45 o 50 g)
  • 4 o 5 zanahorias medianas
  • 5 o  6 filetes de pechuga de pavo (unos 500 g)
  • Opcional: 1 cebolla pequeña (30 g)

Preparación

  1. Limpiamos, pelamos y cortamos la zanahoria en rodajas. El grosor no debe ser superior a 1 centímetro.
  2. Colocamos una olla con abundante agua a hervir y, antes de que alcance su punto de ebullición, añadimos las zanahorias para que se ablanden.
  3. Una vez tengamos las zanahorias blandas, escurrimos el agua caliente.
  4. Procesamos las zanahorias en la licuadora con un poco de agua fría para obtener un zumo. Reservamos.
  5. Limpiamos la carne de pavo y cortamos en dados pequeños.
  6. Para marinar la carne, colocaremos los dados en un recipiente con el jugo de zanahoria, el vino tinto y el azúcar. Agregamos también algunas hojas de laurel.
  7. Dejamos marinar por lo menos un par de horas, aunque lo ideal es dejar que la carne de marine durante toda una noche.
  8. A la mañana siguiente, colocaremos la carne de pavo en los palillos y los cocinaremos a la plancha.
  9. Antes de servir, podemos agregar otro poco de vino tinto para hidratar la carne.  

Las brochetas de pavo se pueden acompañar con todo tipo de guarniciones. No obstante, conviene combinarlas con alimentos que puedan potenciar su sabor, para así disfrutar de una comida realmente exquisita. Por ejemplo, las brochetas dulces se pueden disfrutar con un delicioso puré de batata o patata dulce.

Te puede gustar