Manos frías: posibles causas que debes conocer

Las manos frías pueden ser el resultado de una enfermedad que compromete a la salud circulatoria. En esta oportunidad repasamos sus posibles causas.

Para protegerse de los efectos de las bajas temperaturas, el cuerpo toma por instinto la sangre caliente de las extremidades y la lleva hacia los órganos vitales. Sin embargo, algunas personas sienten sus manos frías, incluso cuando la temperatura es normal. ¿A qué se debe?

Hay algunas causas subyacentes que podrían explicar el enfriamiento de las manos cuando el clima frío no es su causa. Si bien no siempre indica algo grave, en ocasiones alerta dificultades circulatorias, deficiencias nutricionales o condiciones autoinmunes.

Principales causas de las manos frías

Las personas que perciben sus manos frías en una época distinta al invierno pueden estar padeciendo enfermedades que comprometen su circulación sanguínea. Por supuesto, para confirmarlo, lo mejor es recibir un diagnóstico médico mediante exámenes pertinentes.

Sin embargo, antes que nada, es primordial tener en cuenta que esta característica no siempre indica algo grave. Cada persona siente el frío o el calor de una forma diferente, por lo que es normal que muchos perciban más sensibilidad ante bajones de la temperatura.

Ahora bien, si el síntoma se vuelve frecuente y viene acompañado con cansancio, hormigueo y otras molestias, se le debe prestar más atención. Algunas enfermedades empiezan a manifestarse con señales tan sutiles como esta. Veamos las posibles causas.

Ver también: Las porciones que deberías comer están en tus manos

1. Hipotiroidismo

Hemos hablado del hipotiroidismo en numerosas ocasiones. Se trata de una enfermedad de la glándula tiroidea, que se caracteriza por una disminución en la producción de hormonas. Este efecto, a su vez, ralentiza las funciones del metabolismo y detona una serie de síntomas.

Por ejemplo, debido a las dificultades para transformar las grasas y azúcares en energía, la persona empieza a subir de peso. Asimismo, la circulación se descontrola y se producen cambios en la piel, el cabello y la temperatura corporal. Así pues, puede ser la causa de las manos frías.

2. Síndrome de Raynaud

Aunque su nombre puede alertar a los pacientes, no es una dolencia de extrema gravedad. El síndrome de Raynaud es una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos de los dedos de las manos y los pies, produciendo su enfriamiento.

Los ataques suelen darse cuando hay exposición a temperaturas frías, o bien, por niveles altos de estrés. Además de sentir las manos frías, quienes tienen este problema pueden experimentar hormigueo, palpitaciones e inflamación.

Lo que ocurre es que las arterias se estrechan, evitando que la sangre circule de manera adecuada. Por eso, los dedos cambian de color, notándose sus puntas azuladas y rojizas. A medida que pasa la crisis, la circulación se restablece y las manos vuelven a la normalidad.

3. Anemia

Una de las principales causas de las manos frías es la anemia. Se trata de una enfermedad de la sangre, en la cual disminuye la producción de glóbulos rojos. También ocurre cuando los glóbulos rojos carecen de hemoglobina debido a la deficiencia de hierro.

Además del enfriamiento de las extremidades, suele detonar síntomas como cansancio extremo, pérdida excesiva del cabello y mareos. Todo esto ocurre porque la circulación se ve alterada y, por ende, disminuye el suministro de oxígeno hacia las células.

Enfermedades arteriales

Las enfermedades que comprometen a la salud arterial pueden ser el detonante de la disminución de flujo sanguíneo hacia las manos. Esto puede ser la consecuencia de una acumulación de placa de colesterol o una inflamación de los vasos sanguíneos.

Por otro lado, también puede ocurrir por condiciones de mayor cuidado como la hipertensión arterial primaria, que afecta las arterias de los pulmones. En ambos casos es primordial hacer un seguimiento médico para su control.

Ver también: ¿En qué consiste la gasometría arterial y para qué sirve?

Síndrome del túnel carpiano

túnel carpiano causa de manos frías

Las manos frías que vienen acompañadas con una sensación de tensión y hormigueo pueden indicar el síndrome del túnel carpiano. Este se produce cuando el nervio mediano, aquel que se extiende entre el antebrazo y la palma de la mano, se comprime en la muñeca.

Sus síntomas iniciales son leves, pero empeoran gradualmente. Es posible sentir entumecimiento de las manos y los dedos, además de dolor al hacer algunos movimientos. Los casos más severos requieren intervenciones quirúrgicas para solucionarse.

Las manos frías hacen parte de la vida de aquellos que viven en ambientes fríos. Sin embargo, si se acompañan con otros síntomas como dolor, hormigueo o dificultad de movimiento, lo mejor es consultar al médico. Casi siempre se pueden aliviar con tratamientos caseros y cambios en el estilo de vida.