Mantén limpio el aire de tu casa con el potus

Elena Martínez Blasco · 7 abril, 2020
El potus es tóxico, por lo que no debe ser ingerido. Simplemente con colocarlo en la habitación correspondiente, se podrán obtener todos sus beneficios.

El poto o potus, conocido como Scindapsus Aureus, es una planta colgante o trepadora. Su uso es común en muchos hogares pero, en general, se desconocen sus beneficios.

Esta planta limpia el aire de las estancias donde está y, además, te proporciona una pequeña reacción de calma y tranquilidad. En este artículo te informamos de ello y de cómo debes cuidarla para sacarle el máximo provecho para tu salud.

Características y cuidados del potus

El potus tiene unas hojas anchas de color verde y con manchas claras (amarillas o blancas) que florecen cuando están bien cuidadas. A menudo, se utiliza como elemento decorativo en lugares comunes porque es una planta atractiva, resistente y requiere de pocos cuidados.

No obstante, para sobrevivir necesita unas condiciones determinadas:

  • Debe mantenerse entre 17 y 24 grados (razón por la cual se suele encontrar en lugares interiores).
  • Necesita luz, pero no puede estar expuesta al sol. Esto se debe a que tolera una luminosidad intensa, pero largos periodos de luz solar directa le pueden llegar a quemar las hojas.
  • Tampoco se debe regar demasiado para evitar que se pudra, por lo que es conveniente hacerlo solamente cuando la tierra se note seca.

Si se quiere reproducir, se utilizará un esqueje o una pequeña rama y se pondrá en el agua hasta que eche raíces. Será entonces cuando se pueda plantar.

Potus

Lee también: 6 formas para proteger tu casa de la contaminación del aire

Advertencia

El potus no debe ingerirse en ningún caso ya que es tóxico.

Por este motivo, un artículo publicado por el Journal Health NPEPS asegura que, pese a que es una de las plantas que más se suele encontrar en los ámbitos escolares, se debe evitar tenerla cerca del alcance de los niños.

Por otra parte, la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA) la ha clasificado como tóxica para gatos y perros. Entre los síntomas de su consumo se incluye la irritación oral, vómitos y dificultad en la deglución (proceso de ingestión de un alimento).

Las propiedades que se citarán a continuación, se basan en los beneficios de las hojas de esta planta cuando esta se encuentra situada en una habitación.

Potus en la pared

¿Cómo purifica el aire?

El potus tiene la propiedad de limpiar el aire de sustancias tóxicas en la estancia donde se le coloca.

Una de estas sustancias perjudiciales es el formaldehído, que se suele encontrar en las habitaciones que han sido pintadas o amuebladas recientemente.

Según el siguiente artículo del Instituto Nacional del Cáncer, este compuesto es tóxico e incluso generaría posibles efectos cancerígenos a largo plazo si su exposición es muy elevada, ya que se evapora y se va respirando.

Mientras que algunas personas no presentan síntomas de reacción a su exposición, otras pueden presentar efectos adversos cuando el formaldehído está presente en el aire a niveles que exceden las 2 ppm, según la siguiente investigación. Algunos de estos problemas pueden ser:

  • Ojos llorosos.
  • Sensación de ardor en los ojos, en la nariz y la garganta.
  • Tos.
  • Sibilancias o respiración con silbidos.
  • Náuseas.
  • Irritación de la piel.

El siguiente artículo señala que la Scindapsus Aureus fue condecorada como una de las plantas que tenía una mayor capacidad para remover el formaldehído de la atmósfera en ciclos de poco más de 24 horas.

Además, el potus libera el aire del benceno y del monóxido de carbono, por lo que se puede tener en el dormitorio sin riesgo de que limite el oxígeno por la noche. Asimismo, se puede colocar también en la cocina, el baño o el salón; y es posible incorporar más de una planta para potenciar sus beneficios.

Hoja

Quizás te interese: 5 maneras de hacer abono orgánico para tus plantas

En conclusión, el potus es una planta que destaca por su belleza y es considerada en la sociedad, popularmente, por su valor ornamental.

En suma, es una buena idea disponer de ella en casa para aprovecharse de todos sus beneficios.No obstante, no debe ser consumida bajo ningún término por contener sustancias tóxicas para el organismo; por lo que, si esto ocurriera, consulte con su médico o especialista más cercano.

  • J Hazard Mater. Xu Z, Wang L, Hou H. Department of Environmental Science and Engineering, Beijing University of Chemical Technology, China. Formaldehyde removal by potted plant-soil systems. (2011). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21641719
  • J Hazard Mater. Wang Z1, Pei J, Zhang JS. School of Environmental Science and Engineering, Tianjin University, Tianjin, China. Experimental investigation of the formaldehyde removal mechanisms in a dynamic botanical filtration system for indoor air purification (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25164387
  • Cruz M.; Fuentes ME.; Khouri E.; Rollan G. and Gonzalez SN1  Scindapsus aureus as Potential Biomarker of Polluted Environment. Cruz et al., J Pollut Eff Cont 2018, 6:2. https://www.longdom.org/open-access/scindapsus-aureus-as-potential-biomarker-of-polluted-environment-2375-4397-1000221.pdf.
  • N Latorre, JF Silvestre & AF Monteagudo - 2011. Dermatitis de contacto alérgica por formaldehído y liberadores de formaldehídoDermatitis alérgica de contacto causada por formaldehído y liberadores de formaldehído. Actas Dermo-Sifiliográficas. Volumen 102, Número 2 , marzo de 2011 , páginas 86-97. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0001731010004710
  • Ajalla Puente, Katerine Greace, Sandoval Polanco, Claudia, Nitu, Mónica, & Sancho Prades, Ana María. (2013). Revisión de la relación existente entre la exposición ocupacional al formaldehído y leucemia. Medicina y Seguridad del Trabajo59(230), 112-123. https://dx.doi.org/10.4321/S0465-546X2013000100008
  • Soza Pineda, Norma Irene, Prata, Pedro Reginaldo dos Santos, Alves Cardoso, Maria Regina, Rocha, Gisele Olímpio da, Alves Ferreira Amorín, Leila Denise, de Miranda Esquivel, Renata, Silva de Carvalho, Fabiana, & Lima Barreto, Mauricio. (2017). FORMALDEHÍDO EN VIVIENDAS URBANAS EN SALVADOR, BAHÍA - BRASIL. Revista internacional de contaminación ambiental33(2), 183-197. https://dx.doi.org/10.20937/rica.2017.33.02.01
  • Rosany Bochner, Elba Regina Sampaio de Lemos (2017). Plantas tóxicas en espacios escolares infantiles: del riesgo a la información. Journal Health NPEPS. https://periodicos.unemat.br/index.php/jhnpeps/article/view/1814