Cómo mantenerse en forma después de los 50

Llegados a una edad puede parecernos más difícil mantenernos en forma, pero todo es cuestión de aptitud y de encontrar una actividad que nos llene y nos anime a ejercitarnos

Tanto hombres como mujeres deberían tener hábitos saludables toda la vida.

Sin embargo, después de los 50 y tras la menopausia o la andropausia es fundamental mantenerse en forma para evitar enfermedades típicas de la adultez.

En este artículo te damos algunos consejos para mejorar tu salud si ya has cumplido 5 décadas.

Tener 50 años… ¡no es ser viejo!

Antiguamente una persona que ya había formado su familia y estaba cerca de retirarse era considerado “viejo”.

Por suerte, las cosas han cambiado y, en la actualidad, los 50 años es la mejor época para comenzar nuevas rutinas o cambiar ciertos hábitos.

Y esto también ha cambiado en cuanto a la medicina, ya que antes se pensaba que, por ejemplo, para una mujer después de la menopausia era riesgoso hacer ejercicio.

Ahora se sabe que los beneficios del deporte son muchos a cualquier edad.

La actividad física en esta etapa se emplea para conservar ciertas cualidades que se van deteriorando con el paso del tiempo.

Además, se recomiendan disciplinas que sean agradables y en las cuales se esté acompañado de gente de la misma edad o similar.

De esta manera no solo se entrenará el cuerpo, sino también la mente. Y, por supuesto, se aconseja realizar actividades lúdicas al aire libre y también algún curso o taller para mantener en forma el cerebro y reforzar la memoria o la comprensión.

Visita este artículo: Los mejores ejercicios para aumentar la flexibilidad

Tips para mantenerse en forma después de los 50

Ya sea que has hecho deporte toda la vida o que nunca has pisado una academia, es muy importante que sigas una rutina de ejercicio.

Mantenerse en forma después de los 50 no es una misión imposible. Antes de comenzar, presta atención a estos consejos:

1. Determina tus objetivos

Determina tus objetivos

¿Para qué deseas hacer gimnasia? Puede ser para bajar de peso, para mejorar el equilibrio, para tener buena salud o para fortalecer ciertas partes del cuerpo.

O quizás para despejar un poco la mente, dejar de lado el estrés o conocer gente nueva. Este objetivo te mantendrá enfocado los días en que no tienes ganas de salir de casa.

2. Busca una actividad adecuada

Esto quiere decir que se debe amoldar a tu edad, a tu contextura física, a tus habilidades y a tu experiencia. Parece imposible, pero no es así.

Prueba todas las actividades que quieras hasta encontrar la correcta. Te darás cuenta de cuál es cuando no faltes a ninguna clase.

3. Arma tu agenda

Arma tu agenda

Determina cuánto tiempo le dedicarás al ejercicio por día o por semana. Combina tus actividades con el deporte para no tener que prescindir de nada.

Organiza un calendario o un cronograma si tienes otras obligaciones.

4. Considera el ejercicio como un placer

Mantenerse en forma es una tarea al largo plazo. Por ello, si un día o dos no haces ejercicio, no sucederá nada malo.

No te atormentes si no tienes ganas, llueve o estás con gripe como para salir de casa. Aprovecha esos momentos para pasar más tiempo con tu familia, dormir la siesta o mirar una película.

5. Cambia tu dieta

¿Cómo diferenciar una dieta adecuada de una inadecuada

No olvides que después de la menopausia las mujeres tienen el metabolismo cada vez más lento. Por lo tanto, si comes lo mismo que antes, engordarás.

Consulta con un nutricionista para que te confeccione una dieta acorde a tu edad y necesidades. Añade más frutas, verduras, legumbres y cereales integrales a tu alimentación diaria.

Ejercicios para mantenerse en forma después de los 50

Te recomendamos que comiences lento y sin esforzarte demasiado, sobre todo si hace mucho que no haces deporte (o nunca has hecho).

Estas disciplinas pueden ser de mucha utilidad después de los 50:

1. Caminar

  • Es la base del ejercicio y se aconseja a cualquier edad. Lo mejor de todo es que puedes caminar a toda hora y en cualquier lugar.
  • Aunque es mejor andar al aire libre, siempre puedes usar la cinta del gimnasio cuando hace frío o llueve.
  • Puedes aprovechar para salir de paseo con tus nietos o con tu perro.
  • Una hora al día es lo aconsejable. Lleva calzado cómodo y camina a tu ritmo.

2. Bailar

Bailar

La vida sin música no sería vida. Y, además, el baile tiene muchos beneficios para la salud.

Mantenerse en forma a los 50 puede ser lo más divertido del mundo si le agregamos canciones movidas. Incluso no tienes que salir de casa… ¡baila en medio de la sala!

Es un excelente ejercicio de coordinación que, además, mejora tu autoestima y oxigena la sangre.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 beneficios de bailar

3. Hacer yoga

Son muchos los beneficios de esta práctica milenaria que permite mantenerse en forma después de los 50.

Solo por citar algunos:

  • Tonifica los músculos
  • Aumenta la flexibilidad
  • Mejora el equilibrio
  • Sirve como terapia emocional

Los ejercicios son tan lentos como cada uno quiera o pueda y, además, te conectarán con tu “yo interior”.

4. Nadar

nadar

La natación es otro de los deportes que podemos practicar después de la menopausia y andropausia, porque nos beneficia sin hacer esfuerzos excesivos.

Estarás haciendo ejercicio sin darte cuenta gracias a la acción del agua.

Si no sabes nadar este es un excelente momento para comenzar las clases. También puedes disfrutar de actividades que se realicen en la parte menos honda de la piscina (como el famoso aquagym).

Además puedes ir tanto en invierno como en verano, porque están climatizadas según la época del año.

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar