Mantenimiento de los muebles de madera en casa

Francisco María García · 8 febrero, 2018
Además de la limpieza rutinaria los muebles de madera deben recibir algunos cuidados extras para que el material no se deteriore ni pierda su brillo natural

Cuando se trata de comprar nuevos muebles para el hogar es usual buscar aquellos que, además de proveer comodidad, también ofrezcan estilo y modernidad a la casa.

Entre ellos se encuentran los muebles de madera.

No obstante, algunas personas suelen preocuparse sobre el tema del mantenimiento de los mismos pues, además de no tener conocimientos al respecto, ningún tipo de madera reacciona igual a los cuidados.

Sin embargo, aunque no todos los muebles y materiales reaccionen igual, existen cuidados generales que pueden utilizarse en casa para mantener los muebles de madera en excelente estado.

¿Cada cuánto tiempo se deben limpiar los muebles de madera?

Realmente no existe un tiempo requerido para limpiar los muebles. Es importante realizar una limpieza profunda al menos una vez por semana. Esta tendrá la función de retirar el polvo y los residuos que le generan daño a la madera.

La limpieza constante, además de ofrecer más tiempo de vida y durabilidad a los muebles, también permitirá que se mantengan con brillo y la elegancia que tanto se espera cuando se compran.

Ver también: 8 limpiadores caseros para la madera

Algunos remedios naturales para limpiar los muebles de madera 

Existe una extensa cantidad de maneras para limpiar los muebles de madera dentro de la comodidad del hogar sin arriesgar su integridad.

Entre ellas encontramos interesantes trucos caseros con ingredientes que todos tenemos a la mano:

Las claras de huevo

Otras señales claras de que un huevo no es fresco

Las claras de huevo pueden ayudar a mejorar el aspecto de los muebles de madera que se han vuelto extremadamente secos, triste y opacos con el paso del tiempo.

Estas ayudan a restaurarlos y consiguen que estén hidratados, vivos y brillantes.

  • Para poder utilizar correctamente esta técnica, se deberán separar las claras de huevo de las yemas. Las batiremos un poco hasta llegar al punto de nieve.
  • Seguidamente se les agregará una cucharada de amoniaco (15 ml) y se aplicará directamente sobre la madera.
  • Finalmente, se deberá dejar reposar durante un par de minutos y se limpia con un paño seco: así recuperará el brillo característico que había perdido.

Aceite de oliva y limón

Esta es una de las fórmulas naturales más utilizadas cuando se trata de muebles de madera.

Aporta un brillo y pulido único capaz de cuidar la madera de cualquier imperfección, incluyendo aquella que se encuentre ya barnizada.

  • Para esto solo se requiere mezclar en cantidades iguales ambos ingredientes, aplicarlo sobre los muebles y dejarlo secar.

Aceite de oliva y alcohol

Aceite de oliva

Este método es utilizado en aquellos muebles que han sido previamente barnizados, para hacerles recuperar su brillo y eliminar aquellas rayas o maltratos que se hayan generado con el paso del tiempo.

  • De la misma manera que el método anterior, se deberán mezclar cantidades iguales de ambos ingredientes, aplicarlo sobre la madera y dejarlo secar naturalmente.

Aceite de oliva y vino tinto

Es una mezcla ideal para aquellos muebles de madera que, además de tener colores oscuros, son difíciles de hacer relucir por su opacidad.

  • Para modificar esta característica solo se requiere mezclar un poco de aceite de oliva con vino tinto y aplicarlo sobre la madera.
  • Seguidamente se deberá aplicar una mínima capa de glicerina sobre el mueble: esta actuará como una película protectora y brillante para el mismo.

Visita este artículo: 5 soluciones caseras para abrillantar muebles y pisos de madera

Cuidados alternativos

Hay que recordar que los muebles de madera, además de necesitar mantenimiento a base de productos y remedios, también requieren de cuidados que prevengan el daño, tales como:

Proteger la madera del calor y el sol

Proteger la madera del calor y el sol

El calor y el sol en exceso pueden llegar a ser muy agresivos y perjudiciales para los muebles de madera. La consecuencia es que estos se decoloren o pierdan su acabado, además de presentar manchas poco estéticas.

Por esta razón es necesario procurar utilizar objetos o telas sobre ellos con la intención de protegerlos.

Mantener el clima adecuado

Los muebles de madera suelen ser extremadamente sensibles a los cambios climáticos. Así, se estructura puede agrietarse o verse afectada si está muy seco o húmedo.

Para evitar contratiempos es conveniente mantener un ambiente con temperatura de 23 ºC y 42 % de humedad constantes.

Evitar los movimientos bruscos

A la hora de cambiar la posición del mueble es importante no realizar movimientos bruscos, pues se podrían estropear o desmontar los acabados de la madera, y sobre todo los de sus terminaciones.

Para movilizar correctamente el mobiliario, lo ideal es debe levantar del suelo o montarlo sobre un movilizador de muebles.