Manzanilla y otros remedios para la digestión

29 abril, 2018
Aunque estos remedios pueden ser muy efectivos para aliviar la indigestión, si se trata de una condición recurrente es conveniente acudir al especialista para que nos examine

La manzanilla es una planta medicinal digestiva, con muchos beneficios y propiedades útiles para aliviar un sinnúmero de problemas estomacales como digestiones lentas, difíciles o pesadas.

La manzanilla es conocidas popularmente por todos, gracias a sus propiedades y cualidades curativas y medicinales. Ayuda proteger y reparar la membrana gástrica, por lo que es muy adecuada en todas las afecciones, trastornos y enfermedades que puedan afectar a algún órgano.

Desde hace mucho tiempo se ha convertido en uno de los remedios caseros más comunes a la hora de aliviar las indigestiones y digestiones pesadas, así como sus molestias relacionadas.

Infusión de manzanilla para la digestión

Infusión de manzanilla.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Calentaremos en una olla la taza de agua, añadiremos la manzanilla y llevaremos a ebullición. 
  • Dejaremos infusionar unos minutos antes de colar y dejar enfriar.
  • Beberemos media taza en la mañana y media taza en la noche.

Ver también: Remedios naturales con manzanilla fáciles y útiles

Vino tinto y manzanilla para una buena digestión

Vino tinto para mejorar la digestión.

Todos los días el ser humano ingiere alimentos de acuerdo a sus hábitos y costumbres. Y sí, hay veces que se pasa del límite y llegan los malestares incómodos.

El cuerpo necesita de muchas cosas para asimilar los alimentos. El aparato digestivo está compuesto por una serie de estructuras que deben funcionar sincronizadamente para cumplir su objetivo.

El vino tinto y sus taninos hacen que el organismo genere saliva, una sustancia fundamental para que los alimentos bien masticados ingresen al organismo debidamente humedecidos.

Nota: Este remedio no es apto para menores.

Ingredientes

  • 3 copas de vino tinto (375 ml)
  • 2 cucharaditas de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Utensilios

  • Recipiente metálico

Preparación

  • Calentaremos el agua con la manzanilla hasta que hierva.
  • Después, retiraremos del fuego y dejaremos que repose una hora.
  • Cuando haya pasado este tiempo agregaremos las 3 copas de vino tinto.
  • Debemos beber una copa después de cada comida para una buena digestión.

Otras opciones naturales para mejorar la digestión

Té de canela para la digestión

Es una especia ampliamente utilizada en la gastronomía. En la corteza del árbol de la canela encontramos su aceite esencial con numerosas vitaminas  y sustancias antioxidantes.

Algunas de estas también se encuentran presentes en el vino, como es el caso de los taninos. Para mejorar la digestión lo tomaremos después de cada comida.

Ingredientes

  • 2 ramitas de canela
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Herviremos el agua junto con las ramitas de canela y dejaremos que infusionen durante 10 minutos.
  • Después, apagaremos el fuego y dejaremos reposar.
  • Beberemos 1 vaso después de cada comida.

Te recomendamos leer: 4 mascarillas con canela para tener un cabello perfecto

Jengibre, el mejor aliado para una buena digestión

El jengibre para la indigestión.

El jengibre ha demostrado sus ventajas y la capacidad para reducir y mejorar los problemas digestivos como cólicos, diarrea, espasmos intestinales, gases e indigestión.

El jengibre contiene dos componentes (gingerol y shogaol) que ayudan a estimular el flujo de los jugos digestivos del cuerpo, tales como la saliva, las secreciones gástricas y biliares.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Añadiremos ambos ingredientes en el vaso de la licuadora y procesaremos durante 3 minutos. 
  • Una vez listo, lo servimos en un vaso y lo bebemos en ayunas.

Infusión de toronjil 

El toronjil es una planta medicinal muy usada en muchas partes del mundo.  Algunos la conocen también como melisa y se utiliza para tratar distintos males. Su delicioso aroma a limón la hace inconfundible.

El toronjil tiene compuestos que lo vuelven un gran antiespasmódico. Esta propiedad actúa en los músculos externos, ayudando a reducir los espasmos estomacales. Esta planta nos vendrá muy bien para relajar el aparato digestivo. Es muy eficaz para calmar dolores estomacales e indigestión.

Así, puede ser de ayuda al consumir determinados tipos de alimentos, especialmente platos muy pesados o grasosos. También cuando comemos de forma acelerada o en un ambiente tenso y estresante.

Asimismo, si padecemos intolerancias alimentarias o determinadas condiciones gástricas, es común padecer de indigestión.

Ingredientes 

  • 2 cucharadas de hojas de toronjil (30 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Calentaremos el agua y añadiremos las cucharadas de toronjil.
  • Las dejaremos a fuego moderado hasta que hierva el agua.
  • Después, dejaremos que repose unos 20 minutos.
  • Bebemos 1 vaso de esta infusión antes de cada comida.
Te puede gustar