Maravillosas propiedades de consumir una manzana verde al día

La manzana verde es muy provechosa para nuestra salud. Entre otros beneficios, ayuda a evitar la indigestión, facilita la absorción de nutrientes y favorece el tránsito intestinal de los alimentos que ingerimos.

Con toda probabilidad, te has fijado en el colorido que las diferentes variedades de manzana dan al rincón que en cada frutería hay reservado para esta versátil fruta. Lo que quizás no sepas es que, de todas, las de color verde son las más nutritivas. Pues sí, tienen menor cantidad de calorías que otras y, en cambio, mayor número de vitaminas y minerales.

La manzana es una fruta deliciosa que forma parte regular de la dieta de muchas personas. Tal vez por eso no se la valore como se debe.

Ante todo, conviene saber que la manzana es una fuente importante de fitonutrientes. El ácido fenólico y los flavonoides, por ejemplo, contribuyen a la reparación de las células en el organismo.

Son muchas las personas que las prefieren. Quizás no se deba este hecho a la razón antes expuesta, sino a su exquisito sabor.

Pues bien, y ¿si te dijéramos que, además de ser un disfrute para los sentidos, la manzana verde es ideal para bajar de peso? De seguro, pensarás que es perfecta. Cierto; es ideal. Lo tiene todo.

Al hilo de lo anterior, queremos explicarte por qué deberías comer una manzana verde al día.

La manzana verde: fuente de antioxidantes

La manzana verde es una de las fuentes más ricas en flavonoides en la dieta de muchos países occidentales. También suponen un aporte significativo de vitamina C.

Estos antioxidantes desempeñan un papel fundamental en la salud humana, al ser capaces de frenar la acción de los radicales libres sobre las células del cuerpo.

Por tanto, consumirlas a diario hace que estas moléculas prevengan día a día posibles daños a nivel celular. Dicho de otra forma, comer una manzana verde al día ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro y las enfermedades crónicas.

De ahí la recomendación de que formen parte de una comida tan importante como es el desayuno.

Ideal para perder peso

Mujer mostrando la pérdida de peso

Sin duda, es una buena opción para aquellas personas que tienen el propósito de bajar de peso.

Para que se tenga una idea: una pieza aporta tan solo 80 calorías. Su elevado contenido de fibra proporciona, además, sensación de saciedad.

Por supuesto, una sola manzana no es suficiente para perder peso de forma significativa. Sí es, en cambio, una manera efectiva de activar el metabolismo.

Si la consumiéramos en el desayuno, eso ocurriría desde la primera hora del día. Así, estaremos favoreciendo que el organismo funcione en las mejores condiciones posibles el resto de la jornada.

Adecuado nivel de azúcar en sangre

Gracias a su alto contenido de fibra soluble, la manzana verde contribuye a regular los niveles de azúcar en sangre. Ello es de especial interés para las personas diabéticas.

Dientes saludables

Mujer mostrando dientes sanos y blancos

Esta variedad de manzana comporta notables beneficios para la salud dental.

Ello se debe su capacidad para estimular la producción de saliva y disminuir, por extensión, las bacterias que se acumulan en la boca.

Por eso, se recomienda el consumo de una pieza en ayunas. Esta es una forma eficaz de evitar enfermedades como la caries o las infecciones en las encías.

Corazón sano

Los beneficios de la manzana y, en particular, la manzana verde, para el sistema cardiovascular descansan en su importante aporte de fibra y potasio. Ambos nutrientes son esenciales en el control de la tensión arterial y los niveles de colesterol.

El potasio es un electrolito que contribuye al mantenimiento del equilibrio hídrico de las células, lo que favorece el buen funcionamiento del corazón.

Además, la pectina y los polifenoles contribuyen a agilizar la metabolización de los lípidos. Por otro lado, reducen los procesos inflamatorios que, a menudo, guardan relación con las enfermedades cardiovasculares.

Buena digestión

Mujer mostrando buena digestión

El significativo aporte de fibra dietética hace de la manzana verde un recurso efectivo para favorecer el tránsito intestinal de los alimentos que ingerimos. De ahí que se la recomiende después de tomar comidas copiosas.

El consumo de una sola porción puede ser útil para contrarrestar cuadros diarreicos e inflamatorios. También puede ayudar a reducir las molestias asociadas a la flatulencia.

Como si fuera poco, la manzana verde también ayuda a prevenir el estreñimiento.  

Piel radiante

Las vitaminas A, B y C, sumadas a su elevado contenido de antioxidantes y agua, hacen de ella un medio para el cuidado de la piel.

Incluirla en la dieta diaria es una forma natural de mantener la piel hidratada. Le devuelve, por tanto, a la piel su aspecto más saludable.

Al reducir los radicales libres, la manzana verde previene la aparición temprana de arrugas, así como otras señales de envejecimiento.

Huesos sanos

Esta variedad de manzana aporta una cantidad importante de boro. Por este motivo, contribuye a mantener saludables nuestros huesos, en cuanto a la densidad de su estructura se refiere.

Ferree I., and Warrington, J. (2003). Apples: Botany, Production and Uses. Ohio: CABI Publishing. Jackson, J. E. (2003). The Biology of Aples and Pears. Nueva York: Cambridge UP, p. 37. Pijpers, D.; Constant, J. G., and Jansen, K. (1986). The Complete Book of Fruit. London: MultPub.