El maravilloso poder del hemisferio derecho

Valeria Sabater 13 julio, 2016
El hemisferio derecho es la parte más creativa, más imaginativa y más intuitiva de nuestro cerebro. A veces convine dejarse arrastrar por él para sentirse un poco más libre

El “poder del hemisferio derecho” se ha puesto de moda. Se trata más bien de una pequeña revolución para derribar esos enfoques basados en la lógica, el razonamiento objetivo y ese tipo de aprendizaje mecánico basado en la memoria.

Personas como el escritor y educador Sir Ken Robinson lideran esta corriente que defiende, tanto a nivel educativo como laboral, la importancia de las emociones, de la creatividad o la intuición.

“La hora del hemisferio derecho” se ha abierto con fuerza en muchas corrientes interesadas en desarrollar esas habilidades que nos aporta este lado del cerebro en ocasiones olvidado, un área que lo creamos o no, procesa la información de otro modo.

De un modo más original, libre, intuitivo, crítico y artístico.

Hoy en nuestro espacio queremos hablarte de él, del hemisferio derecho, para que aprendamos a desarrollar todas las capacidades que nos puede aportar.

El hemisferio derecho, el gran olvidado

Es muy posible que alguien se sienta extrañado ante la idea de esos dos hemisferios tan diferenciados y “supuestamente”, independientes uno del otro.

Cabe señalar algo importante en primer lugar: hemos de ver a nuestro cerebro como un “todo”, como una máquina afinadísima que utiliza cada lóbulo y hemisferio por igual.

Hay que dejar a un lado la clásica y errónea idea de que nuestro cerebro solo usa el 10% de toda su capacidad. No es así. Para comprenderlo mejor pongamos un ejemplo.

  • Estás pensando en dejar tu trabajo y no acabas de decidirte. Para llegar a una decisión vamos a hacer uso de todas nuestras áreas cerebrales, nunca de una sola y aún menos del 10%.
  • En primer lugar, lo recomendable es hacer uso del hemisferio derecho, imaginaremos qué puede pasar si dejamos el trabajo y todas las posibilidades que se nos abrirían después.
  • A continuación, el hemisferio izquierdo, de forma más lógica y objetiva, analizará cada opción con más detalle.
  • Por último, será nuestra corteza frontal, ahí donde se localiza nuestra capacidad de reacción y de acción, quien ejecute la opción que hemos tomado.

Descubre también cómo cuidar de tu memoria atendiendo tus emociones

Con todo ello, queremos decir que el cerebro hace uso de todas las partes, porque cada área está especializada en una función. Veamos ahora más datos sobre los que reflexionar.

mariposa

El sobrevalorado hemisferio izquierdo

  • Fue en 1874 cuando el neurólogo británico John Huglings Jackson descubrió que el hemisferio izquierdo actuaba casi como el “control de mando” de nuestra persona.
  • Llegó a esta conclusión tras ver cómo personas que habían sufrido un trauma en el lado derecho eran incapaces de reconocer personas, objetos o lugares.
  • Se consideró al hemisferio izquierdo como el “inteligente” y el auténtico poseedor de conocimientos, hasta el punto de relegar a un segundo plano el área derecha.
  • Ahora bien, fue en 1942 cuando el psicólogo americano Roger Sperry descubrió algo asombroso. Personas que habían sufrido un accidente y tenían el área izquierda afectada actuaban de modo normal y no presentaban problemas funcionales especialmente graves.
  • Con ello se demostró que cada hemisferio tenía una funcionalidad independiente y que el hemisferio derecho era mucho más poderoso de lo que se pensaba hasta entonces.
  • No obstante, se siguió valorando el lado izquierdo porque era más analítico, más lógico.
naturaleza

Características del hemisferio derecho

Los procesos que se concentran en este lado del cerebro son múltiples e interesantes. Estos serían unos pocos ejemplos:

  • En el hemisferio derecho se localiza el área musical, el procesamiento de los colores, las imágenes…
  • Es provocativo y aplica el pensamiento lateral, no el lineal; puede efectuar saltos en la secuencia de ideas para llegar a una conclusión, no rechaza ningún camino, explora y se mueve en los caminos menos evidentes…

Descubre cómo el sencillo ejercicio de caminar nos puede ayudar a ser más creativos y sanos

Cómo desarrollar en el día a día el poder del hemisferio derecho

  • A la hora de tomar una decisión, déjate llevar por lo que te dicen tu intuición y tus emociones. Para ello, se requiere tiempo para dejar que nos abrace la imaginación, las ensoñaciones y esa voz más libre.
  • Sé critico en cada información que recibes, relativiza todo lo que te envuelve y sé capaz de decidir por ti mismo en base a tus experiencias y sensaciones.
  • Relájate con todo tipo de artes, la música, la pintura, la escritura… Son caminos maravillosos para descubrirse a uno mismo y, además, para canalizar el estrés y ser más libres.
  • Potencia tu creatividad, porque la creatividad no es más que la inteligencia divirtiéndose.
  • Para ello, no dudes en romper esquemas, en ir más allá de lo que es cotidiano o previsible.

Lee también: El poder de la inteligencia intuitiva

Para concluir, hemos de entender que aprovechar la capacidades del hemisferio derecho no significa en absoluto dejar a un lado al izquierdo. Al contrario.

Tal y como te hemos señalado antes el cerebro es un “todo”. Así pues, lo ideal es aprovechar todas las posibilidades que nos sugiere el lado derecho para decidir después, con el izquierdo.

Te puede gustar