Marcadores tumorales: qué son y para qué sirven

María Vijande 14 febrero, 2018
Los marcadores tumorales han supuesto un elemento importantísimo de diagnóstico de esta temida enfermedad. Gracias a los avances científicos cada vez se conocen más marcadores.

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en los países desarrollados. Normalmente, las células humanas crecen y se dividen para crear nuevas células a medida que el organismo las va necesitando y cuando envejecen o se dañan, mueren, y células nuevas las remplazan.

Esta enfermedad se desarrolla por una anomalía en este crecimiento celular, cuando este proceso se descontrola y algunas células empiezan a dividirse indiscriminadamente y se diseminan a los tejidos de alrededor. Este descontrol puede producirse en casi cualquier lugar de cuerpo.

Cuando las células se hacen más y más anormales, las más viejas o dañadas sobreviven cuando deberían morir y las nuevas se crean cuando no son necesarias. Este crecimiento descontrolado suele acabar produciendo tumores sólidos.

¿Qué tipos de tumores existen?

Qué tipos de tumores existen

Los tumores que se producen por este descontrol de crecimiento celular pueden ser malignos y benignos:

  • Tumores malignos: son cancerosos, siendo más graves que los benignos. Normalmente pueden extirparse, pero a pesar de ello algunas veces pueden volver a crecer. Tienen la capacidad de invadir y dañar tejidos y órganos cercanos, esto ocurre cuando células cancerosas entran al torrente sanguíneo o al sistema linfático.
  • Tumores benignos: los tumores de este tipo no son cancerosos y rara vez ponen la vida de la persona en peligro. Generalmente, los benignos se pueden operar y comúnmente no vuelven a crecer. Además no invaden los tejidos de su alrededor y no se diseminan a otras partes del cuerpo.

Ver también: Tratamiento del tumor de Abrikossoff

¿Qué son los marcadores tumorales?

Qué son los marcadores tumorales

Entendemos por marcadores tumorales moléculas cuya presencia, ausencia, exceso o defecto nos sirve para diagnosticar un determinado tipo de cáncer, el cual varía en función del marcador utilizado.

Estos marcadores, a pesar de que son producidos tanto por células normales como por células cancerígenas, se pueden identificar porque en procesos cancerosos se producen en concentraciones diferentes. Pueden encontrarse en orina, en sangre, en heces, en tejidos tumorales o no tumorales y en fluidos corporales.

Hay algunas limitaciones para el uso de marcadores de tumores ya que algunas veces en situaciones benignas puede ocurrir que estos marcadores aumenten sus concentraciones como si fuese una situación patológica.

Por otro lado, esta variación de las concentraciones de estas moléculas difieren de una persona a otra. Puede ocurrir que algunas personas que tienen un tipo particular de cáncer no tienen una concentración elevada de un marcador asociado a ese cáncer.

Los marcadores identificados se utilizan en clínica médica, pero aún se sigue investigando porque muchos de ellos no se han caracterizado. Tampoco existe un marcador que sirva para detectar cualquier tipo de cáncer.

Te recomendamos leer: Consejos para afrontar la noticia del cáncer

¿Qué tipos de marcadores tumorales hay y para qué se utilizan?

Genética

La mayoría de los marcadores tumorales que producen las células cancerígenas son de origen proteico. Además de las proteínas, los patrones de expresión de los genes y los cambios de ADN están siendo utilizados recientemente para usarse también como marcadores.

Existen muchos marcadores tumorales que se utilizan actualmente para la clínica del cáncer. Los más utilizados son los siguientes:

  • Activador del plasminógeno urocinasa (uPA) e inhibidor del activador del plasminógeno (PAI-1): se utiliza para detectar cáncer de seno y para determinar la malignidad del cáncer y guiar el tratamiento.
  • Mutación del gen EGFR: es importante para ayudar a determinar el tratamiento y el pronóstico del cáncer de pulmón de células no pequeñas.
  • Mutación del gen KRAS: es muy importante en la terapia contra el cáncer. Es importante para determinar si el tratamiento con un tipo específico de terapia dirigida para el cáncer colorrectal y el cáncer de pulmón de células no pequeñas es apropiado.
  • Calcitonina: Su análisis sirve para ayudar en el diagnóstico, al tratamiento y la evaluación de la recidiva del cáncer de tiroides.

Estos son solo unos ejemplos de los muchos marcadores tumorales que dispone el sistema sanitario en la terapia contra el cáncer. Otros son: alfa-fetoproteína, antígeno carcinoembrionario, antígeno prostático específico, CD20, células tumorales circulantes de origen epitelial, cromogranina A, etc.

María Vijande

Estudiante de Farmacia y curiosa a tiempo completo. Lectora, música y deportista a tiempo parcial. Y ya, que definir es limitar!

Ver perfil
Te puede gustar