Marcapasos cardíaco transcutáneo: ¿En qué pacientes se indican?

El marcapasos cardíaco transcutáneo es un dispositivo eléctrico que se emplea en el tratamiento de las arritmias. Se localiza en zonas de acceso venoso.

El marcapasos cardíaco transcutáneo es un dispositivo empleado para tratar las arritmias. Se trata de una medida provisional en el tratamiento de las bradiarritmias (arritmias donde la frecuencia cardíaca es más lenta de lo normal) y algunas taquiarritmias (arritmias donde la frecuencia cardíaca es más rápida de lo normal).

El objetivo final de este marcapasos es asegurar que la sangre llegue a todo el organismo correctamente. Este concepto en fisiología se denomina gasto cardíaco y resulta del producto de la frecuencia cardíaca por el volumen sistólico. En otras palabras, se calcula multiplicando el número de latidos en un minuto por los mL de sangre que el corazón eyecta hacia el organismo en cada latido.

Marcapasos cardíaco transcutáneo vs transvenoso

En general, al hablar de marcapasos transcutáneos nos referimos a dispositivos temporales. Se trata de marpacasos transitorios que se localizan de manera externa en una situación de emergencia.

Lo más habitual es que se implanten en emergencias extrahospitalarias hasta que se realice el estudio para establecer el tratamiento definitivo. También pueden emplearse durante procesos invasivos en pacientes con factores de riesgo, como es el caso de las coagulopatías.

Existe otro tipo de marcapasos denominados transvenosos o endocavitarios. Estos dispositivos son definitivos y se alojan dentro de las cavidades del corazón, generalmente en el ventrículo derecho.

Quizá te interese: Arritmia cardíaca: síntomas y consecuencias

¿Dónde se implanta el marcapasos cardíaco trancutáneo?

El marcapasos cardíaco transcutáneo se localiza en regiones de acceso venoso dentro de las cavidades cardíacas. Según la anatomía del corazón, podríamos considerar que este órgano está divido en 4 cámaras (2 superiores y 2 inferiores). A su vez constituyen 2 mitades del corazón (corazón izquierdo y corazón derecho).

A grandes rasgos, se define el corazón derecho como la porción encargada de transportar sangre venosa, pobre en oxígeno y rica en dióxido de carbono. Mientras que el corazón izquierdo recibe la sangre renovada de los pulmones y la envía al resto del organismo a través de la aorta.

El marcapasos transcutáneo se implanta en el corazón derecho. El catéter eléctrico se introduce por un acceso venoso central. Puede ser a través de la vena cava superior desde el hombro o a través de la vena cava inferior accediendo por la vena femoral. Lo más frecuente es crear una vía desde la vena yugular interna derecha y en caso de fracasar, se optaría por la vena subclavia izquierda.

La zona ideal para situar el marcapasos es el ápex del ventrículo derecho, es decir, la punta del ventrículo junto a las trabéculas. Tiene que ser esta región y no otra puesto que la complicación más frecuente en el proceso de implantación del marcapasos es que este se mueva y adopte una posición anómala que puede llegar a perforar las paredes del tejido donde se aloje.

Es fundamental evitar dañar la válvula tricúspide puesto que esta membrana separa la sangre de la aurícula (cavidad superior) del ventrículo (cavidad inferior). Esto es importante para que el latido se produzca correctamente y haya tiempo suficiente para el llenado y la posterior contracción de cada cámara sin que la sangre refluya.

Descubre: Medicamentos que debes evitar en un fallo cardíaco

¿Cuándo está indicado?

La indicación más clara para el uso del marcapasos cardíaco transcutáneo es padecer una arritmia. En este grupo de trastornos eléctricos el corazón se contrae de manera anómala. Bien porque el ritmo sea inadecuado o porque se produzca de manera desordenada y la sangre no logre alcanzar el resto del organismo.

Es imprescindible realizar un electrocardiograma (ECG) al paciente en situaciones de reposo y de estrés para valorar los cambios en el registro de las ondas. Además, el estudio suele acompañarse de pruebas de imagen que analicen la calidad del ventrículo derecho. Las indicaciones más frecuentes del marcapasos cardíaco transcutáneo son:

  • Asistolia.
  • Bloqueo AV completo.
  • Bradicardia sintomática (puede ser sinusal con hipotensión arterial o con bloqueo AV que no responde a atropina).
  • Infarto agudo de miocardio con bloqueo de rama bilateral.
  • Bloqueo alternante de rama izquierda y rama derecha.
  • Bloqueo de rama derecha con alternancia anterior/posterior.
  • Pausas sinusales recurrentes.
  • Sobreestimulación auricular o ventricular durante taquicardias ventriculares.
  • Infarto agudo de miocardio de ventrículo derecho con bradiarritmia.
  • Torsade des Puntes.
  • Arritmias ventriculares inducidas por medicamentos.
  • Fallo de otro marcapasos previo.
  • Epstein AE, DiMarco JP, Ellenbogen KA, et al. 2012 ACCF/AHA/HRS focused update incorporated into the ACCF/AHA/HRS 2008 guidelines for device-based therapy of cardiac rhythm abnormalities: a report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on practice guidelines and the Heart Rhythm Society. J Am Coll Cardiol. 2013;61(3):e6-e75. PMID: 23265327 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23265327
  • Olgin JE, Zipes DP. Specific arrhythmias. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 37.
  • Swerdlow CD, Wang PJ, Zipes DP. Pacemakers and implantable cardioverter-defibrillators. In: Mann DL, Zipes DP, Libby P, Bonow RO, Braunwald E, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 36.