¿Mascar chicles evita el mal aliento?

Maite Córdova Vena · 27 noviembre, 2019
Por su contenido de zinc, xilitol y fluoruro, los productos de CB12 Boost (chicles y colutorios) son recomendables para combatir el mal aliento, sin descuidar la salud bucal.

Una de las molestias más comunes que podemos experimentar en algún momento de nuestras vidas, por diversas razones, es el mal aliento. La incomodidad que puede producirnos es tal, que para hacerla desaparecer lo más pronto posible, procuramos poner en práctica diversas medidas, una de ellas es mascar chicles.

Un chicle de menta es muy fácil de conseguir. Y con solo llevárnoslo a la boca y sentir su sabor, ya podemos apreciar cierta mejora en nuestro aliento. Ahora, ¿cualquier chicle es válido? ¿Qué es preferible, el chicle con o sin azúcar? ¿Qué saber es el más recomendable?

Los expertos afirman que el azúcar presente en los chicles contribuye con el aumento de salivación y la proliferación de bacterias, así, en lugar de eliminar el mal aliento, solo conseguiría empeorarlo.

CB12 Boost

En lugar de «disfrazar» el mal aliento con cualquier chicle de menta, canela o mezclas de hierbas varias, lo más recomendable es elegir un chicle sin azúcar, con fórmulas científicamente comprobadas.

Los productos de CB12 Boost incluyen zinc, un mineral que es conocido por su intervención en la formación de enzimas que intervienen en procesos como el metabolismo de las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono, además de captar eficazmente los malos olores.

Chicles y colutorio CB12 para el mal aliento.

De acuerdo con los expertos de National Institutes of Health (NIH) el zinc es un mineral que ayuda al sistema inmunitario a combatir agentes patógenos, tanto de origen bacteriano como vírico, que además contribuye activamente en el funcionamiento normal del sentido del gusto.

En un estudio realizado con diferentes colutorios para el tratamiento de la halitosis oral, se pudo observar que aquellos que contenían cloruro de zinc eliminaban el número de compuestos volátiles que causan el mal aliento y que, por tanto, tenían actividad antimicrobiana.

En otras investigaciones, se ha podido comprobar que el lactato de zinc también es eficaz a la hora de reducir los compuestos volátiles que se desarrollan a partir de las bacterias de la boca que descomponen los alimentos y que causan la halitosis.

Cabe destacar que, además de zinc, la fórmula de los chicles y colutorios de CB12 Boost incluye:

  • Fluoruro, una sustancia que contribuye con la mineralización de los dientes (haciéndolos así más fuertes).
  • Xilitol, una sustancia también conocida como «azúcar de abedul» que inhibe el crecimiento de la placa.
  • En conjunto, estas tres sustancias no solo combaten el mal aliento, sino que mantienen la salud bucal.

Si bien la menta y la yerbabuena pueden disimular el mal aliento durante un rato, el azúcar lo empeora a largo plazo. Es por ello que debemos elegir chicles que no contengan azúcar, como los de CB12 Boost, cuya acción neutralizante es posible gracias a la sinergia entre el acetato de zinc, y los ingredientes mencionados.

Los buenos hábitos son imprescindibles

Mantener buenos hábitos de higiene bucal es imprescindible para evitar sentirnos incómodos por problemas tan comunes como el mal aliento y las caries.

Es necesario tener una higiene bucal adecuada.

A diario, debemos procurar:

  • Mantener una dieta equilibrada.
    • En la medida de lo posible, evitar el consumo de bebidas y alimentos ácidos y ricos en azúcar, como el café, las golosinas y los refrescos.
    • Beber suficiente cantidad de agua.
  • Evitar (o eliminar, según sea el caso) el consumo de tabaco.
  • Cepillarnos después de cada comida. 
    • Esperar al menos una hora después de comer antes de cepillarnos los dientes, especialmente si hemos comido algo azucarado o ácido.
    • Utilizar hilo dental con regularidad, así como algún colutorio bucal.
    • Mascar chicles ocasionalmente y siempre de forma complementaria, nunca como sustituto del cepillado.
Chicles CB12 Boost.

Adicionalmente, debemos procurar ir al odontólogo a revisarnos y hacernos una limpieza, al menos una vez cada seis meses. De esta manera, disfrutaremos de una boca sana y un buen aliento.

Por último, debemos tener presente que, aunque mascar chicles sin azúcar puede sacarnos de un apuro en ocasiones puntuales, no debemos apoyarnos solo en esta medida a la hora de mantener nuestra salud bucal.