Mascarilla y exfoliante de café para el rostro cansado

Elena Martínez 13 marzo, 2016
Podemos aprovechar los beneficios del café para aliviar los signos que le dan a nuestro rostro un aspecto cansado y aportarle vitalidad. La miel nos ayudará a hidratarlo

Un rostro cansando necesita nutrientes que le devuelvan la luminosidad y la vitalidad.

Si queremos hacer un tratamiento casero para quitarnos el cansancio y las ojeras del rostro podemos usar el café, un ingrediente excelente para estimular la piel del cutis.

Descubre en este artículo cómo puedes preparar un remedio casero para nutrir y exfoliar tu rostro una vez por semana.

¿Por qué tengo un rostro cansado?

Por qué tengo un rostro cansado

El envejecimiento de las células cutáneas es una de las causas por las que nuestro rostro puede lucir cansado, sin luminosidad ni vitalidad.

 Del mismo modo que el resto de células, las de la piel también sufren una oxidación progresiva debido a los radicales libres.

Además, hay quienes lo sufren de manera prematura por alguno de los siguientes motivos:

Falta de hidratación

Es imprescindible beber entre un litro y medio y dos litros de agua cada día, fuera de las comidas y, en especial, en ayunas.

Falta de exfoliación regular para renovar las células

Es muy importante limpiar la piel de manera adecuada y con productos naturales, así como exfoliarla con el producto adecuado de manera regular, para facilitar su regeneración, mejorar la elasticidad, etc.

Falta de nutrientes

La desnutrición, que afecta a todo el organismo y se refleja en nuestro rostro cansado, no tiene por qué deberse a una falta de alimentos, sino más bien a una alimentación desequilibrada, pobre en vitaminas, minerales, ácidos grasos, etc.

La falta de alimentos crudos también nos resta vitalidad.

Exceso de exposición al sol

Si exponemos nuestra piel al sol en exceso y en las horas de máxima radiación estaremos causando una oxidación mayor a nuestra piel.

Cansancio físico y mental, estrés y depresión

El agotamiento, los nervios, el estrés y las emociones negativas repercuten en nuestra salud y en nuestra piel. Nuestro rostro no puede ocultarlos.

Falta de descanso nocturno

Intenta dormir bien entre 7 y 8 horas cada noche y que el sueño sea realmente reparador. El dormitorio debe ser un lugar acogedor y relajante, libre de luces y ruidos.

Tabaquismo

Fumar deshidrata la piel y le va dando un tono grisáceo de manera progresiva.

Uso excesivo de maquillaje o productos cosméticos de mala calidad

Estos productos bloquean los poros de la piel y la resecan, restándole luminosidad e hidratación natural.

Ver también: Los 6 mejores ejercicios para combatir el estrés cada día

¿Qué es esta mascarilla exfoliante?

Qué es esta mascarilla exfoliante

En este remedio de belleza combinamos dos beneficios.

Por un lado, tenemos una mascarilla nutritiva y revitalizante para todo tipo de pieles, gracias a sus propiedades reguladoras y estimulantes. Por este motivo nos la aplicaremos una vez a la semana y la dejaremos actuar durante 15 minutos.

Por otro lado, la base de café molido de esta mascarilla resulta exfoliante si nos masajeamos la piel, por lo que, cuando vayamos a retirárnosla con agua, aprovecharemos para hacernos un peeling en todo el cutis.

En especial, en las zonas con granitos o exceso de grasa.

Ingredientes

  • Medio vaso de café (100 ml)
  • Dos cucharadas soperas de café molido (20 g)
  • Dos cucharadas soperas de cacao puro en polvo (20 g)
  • Dos cucharadas soperas de miel de abeja (50 g)

Café

El ingrediente básico de nuestro remedio, con propiedades antioxidantes, desintoxicantes, diuréticas y estimulantes.

Cacao

El cacao puro es rico en nutrientes y un hidratante excelente para todo tipo de pieles, ya que no deja la piel grasa. Además, es muy antioxidante y previene los efectos negativos de los radicales libres.

Miel de abeja

La miel es un alimento que hace una capa protectora sobre la piel y ayuda a mantener su hidratación natural.

Preparación

Mezclaremos bien todos los ingredientes.

Tenemos que conseguir una textura que sea fácil de aplicar, ni demasiado líquida ni demasiado espesa, por lo que añadiremos cacao en polvo si es necesario.

Te recomendamos leer: 7 usos poco conocidos de la miel de abeja

Cómo la preparamos

 

¿Cómo nos la aplicamos?

  • Nos pondremos una capa espesa de la mascarilla en todo el rostro, incluyendo la zona de las ojeras, si las tenemos. También podemos incluir el cuello, una zona que conviene cuidar del mismo modo que el cutis.
  • La exfoliación la haremos muy suave y, en este caso, evitaremos el contorno de los ojos.
  • Nos lavaremos bien la cara con agua fría.
  • Nos aplicaremos el tónico y la crema hidratante que usemos de manera habitual.
  • Podemos realizar este tratamiento una vez a la semana.
Te puede gustar