Mascarilla de limón, fresa y rosa mosqueta para eliminar manchas

Es preciso evitar exponerse al sol mientras tengamos el jugo de limón sobre la piel. De lo contrario, podría provocar quemaduras.

Las manchas de la piel son frecuentes en personas que se exponen mucho al sol. Aunque no solo; también aparecen con el paso de los años, como un signo más de envejecimiento. Para hacerlas desaparecer, será necesario dedicarle cuidados constantes. Algunos remedios naturales podrían sernos de gran ayuda en este empeño. En este artículo, podrás aprender a prepararte una mascarilla natural con limón, fresa y rosa mosqueta, que contribuirá a eliminarlas.

Eliminar las manchas es posible

Eliminar las manchas es posible

Las manchas de la piel se pueden eliminar con técnicas como el láser. No obstante, son necesarias varias sesiones y cuidados específicos, sin hablar del coste que suponen. Por suerte, también podemos eliminarlas de manera natural. Eso sí, precisaremos tener constancia. A cambio, podremos obtener muy buenos resultados sin correr el riesgo de padecer ningún efecto secundario ni gastar demasiado dinero.

Por todo ello, te proponemos un tratamiento a base de tres ingredientes naturales con propiedades blanqueantes y regenerantes que te ayudarán a devolverle a la piel su color.

Quizás te interese leer: Crema facial nocturna para eliminar las manchas de la piel.

Sobre el limón

El limón es un cítrico que destaca por sus propiedades limpiadoras. Es, así, un potente producto de limpieza tanto para el hogar como para el cuerpo, pues purifica la piel, da brillo al cabello y blanquea el esmalte de los dientes.

En esta mascarilla, el limón es un ingrediente imprescindible, debido a sus propiedades blanqueantes. Gracias a estas, se irán aclarando las manchas. También es un eficaz remedio que favorece la cicatrización. De ahí que sea tan socorrido para conseguir que rejuvenezca la piel. Tales son la homogeneidad y la luz que le proporciona.

No obstante, es preciso evitar exponerse al sol mientras tengamos el jugo de limón sobre la piel. De lo contrario, podría provocar quemaduras.

Acerca de la fresa

La fresa

Por su alto contenido en ácido salicílico y antioxidante, la fresa nos va a permitir lograr dos objetivos a la vez:

  • Eliminar las manchas en la piel de manera progresiva.
  • Limpiarla de impurezas y puntos negros.

Es rica en antioxidantes y destaca por sus propiedades depurativas, las cuales nos permiten hacer una limpieza profunda de la piel que respeta, al mismo tiempo, su pH natural. De este modo, conseguimos un cutis resplandeciente, limpio y con menos arrugas. También debemos destacar las virtudes antiinflamatorias de esta fruta. De ahí que esta mascarilla contribuya a desinflamar el rostro y a eliminar las ojeras y las bolsas de los ojos. 

El poder nutritivo del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es un componente muy habitual en las cremas y lociones cosméticas para pieles secas y maduras. Al nutrirlas en profundidad, ayuda a prevenir arrugas y las líneas de expresión. Por otra parte, este aceite vegetal se usa cada vez más debido a sus propiedades cicatrizantes, las cuales potencian la regeneración celular de la piel.

Al ser un aceite bastante denso, no se recomienda como loción hidratante habitual en pieles grasas o con acné. No obstante, cuando lo usamos como parte de una mascarilla y de manera puntual, podemos obtener grandes beneficios sin perjuicio alguno para ese tipo de piel.

Te puede interesar leer también: Crema casera de onagra y rosa mosqueta para las estrías.

Cómo preparar la mascarilla de limón, fresas y aceite de rosa mosqueta

Prepara tu mascarilla

Ingredientes

  • 3 fresas maduras
  • jugo de ½ limón recién exprimido
  • 20 gotas de aceite esencial de rosa mosqueta puro

Preparación

Prepara esta mascarilla justo antes de aplicártela para que puedas beneficiarte de sus propiedades antioxidantes:

  • Aplasta las fresas con la ayuda de un tenedor.
  • Añade el jugo de limón y el aceite de rosa mosqueta.
  • Mezcla y bate bien todos los ingredientes. (También podrás usar la licuadora para que se integren mejor.)

Aplicación

  • Lávate y sécate la cara.
  • Aplica la mascarilla por todo el rostro y evita, al mismo tiempo, la zona cercana a los ojos. (Podría escocer un poco por el jugo de limón. No obstante, la sensación no debería ser demasiado molesta. Si lo fuera, retírala de inmediato.)
  • Déjala que actuar durante 20 o 30 minutos. (Recuerda que, bajo ningún concepto, deberás exponerte a la luz del sol.)
  • Transcurrido ese tiempo, lávate la cara y échate una loción hidratante.
  • Debes aplicarte esta mascarilla, al menos, 2 veces por semana hasta que las manchas desaparezcan.
  • Si no tienes el cutis muy graso, podrías aplicarte a lo largo de la semana, el aceite de rosa mosqueta puro para potenciar los efectos del tratamiento. 

  • Kierszenbaum, A. L. (2006). Histology and Cell Biology. St. Louis: Mosby/ Elsevier.
  • Ross, M. H., et al. (2003). Histology: A text and Atlas. Baltimore: Williams and Wilkins.
  • Sturla, F.M, et al. (2018). “La matriz extracelular en la curación de las heridas cutáneas. Aspectos físicos, químicos y biológicos”, Revista de la Asociación Médica Argentina, 131 (2): 7-26.