Cómo preparar una mascarilla exfoliante de arroz para el rostro y el cuerpo

Con un ingrediente tan común como es el arroz puedes preparar una estupenda mascarilla que suavizará tu piel, eliminará células muertas y te ayudará a prevenir el envejecimiento prematuro.

La exfoliación regular es uno de los tratamientos estéticos que todas las personas nos podemos hacer para eliminar las células muertas de la piel y evitar el desarrollo de imperfecciones. Hoy, te presentamos una mascarilla exfoliante de arroz. ¡Más fácil imposible!

Por los beneficios que le aporta a todo el cuerpo, cada vez son más las compañías que elaboran exfoliantes con diversos ingredientes para ofrecer alternativas que cubran todas las necesidades. Aunque estos no siempre son del todo saludables.

Sin embargo, por sus cualidades nutricionales, existen varias opciones 100% naturales que permiten obtener efectos similares, con la ventaja de no contener agentes químicos agresivos.

Entre ellas nos encontramos con las bondades del arroz, un alimento cuyas propiedades suavizan la piel y remueven esas impurezas que le causan alteraciones.

El tratamiento consiste en aprovechar esos restos de arroz que quedan tras preparar su agua. Este líquido es utilizado como tónico para calmar las inflamaciones y prevenir los signos de la edad.

El exfoliante que se obtiene como resultado es perfecto para mejorar el estado de la piel facial y del resto del cuerpo. ¡Aprende a elaborarlo!

Mascarilla exfoliante de arroz para el rostro y el cuerpo

Mascarilla exfoliante de arroz para el rostro y el cuerpo

Tras cocinar el arroz en abundante agua nos queda una leche que sirve para aliviar varios problemas cutáneos. Este es el caso del eczema, las lesiones e incluso las manchas.

Este líquido se conoce como la mejor alternativa a los tónicos faciales comerciales. También, ayuda a regular el pH de la piel, reduce la presencia del acné y mantiene el rostro fresco.

Sin embargo, tras pasarla por el colador o filtro de tela, nos quedan unos residuos que son los que vamos a reutilizar en la elaboración de una mascarilla exfoliante de arroz.

No olvides leer: 5 exfoliantes que puedes hacer con avena

Ingredientes

  • Los restos del agua de arroz (residuos).
  • ¼ de taza de agua de arroz (50 g).
  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda (recuerda hacer una prueba de alergia y respeta siempre la dilución).
  • 1 cucharada de aceite de coco o cualquier aceite vegetal de elección (15 g).

Preparación

  • Tras separar los granos de arroz de la leche, incorpóralos en la licuadora y después agrégale el aceite esencial y el aceite vegetal (coco, almendras, aguacate, oliva).
  • Bate unos segundos y añade poco a poco el agua de arroz para que vaya adquiriendo una consistencia cremosa.
  • Introduce el producto en un frasco de vidrio y resérvalo en el refrigerador para proceder a utilizarlo.
  • Almacenado a baja temperatura puede durar una semana.

Modo de aplicación

  • Toma una cantidad suficiente y aplícate la mascarilla exfoliante de arroz por todo el rostro. Evita el contorno de ojos y boca.
  • Si lo deseas, extiéndelo también en otras áreas del cuerpo.
  • Déjalo secar unos 10 minutos y masajéalo suavemente para potenciar su efecto removedor.
  • Cuando se empiece a endurecer en la piel, enjuágalo con abundante agua.
  • Úsala máximo 3 veces a la semana, tal y como haces con cualquier otro exfoliante.
  • No obstante, si ves que no hay reacciones desfavorables lo puedes utilizar todos los días.

¿Cuáles son los beneficios de esta mascarilla exfoliante de arroz?

Además de ser un buen remedio para deshacerse de la piel muerta que se va acumulando en el cuerpo, esta mascarilla exfoliante de arroz cuenta con otros beneficios gracias a su riqueza en nutrientes esenciales.

En general proporciona vitaminas y minerales como:

  • Vitaminas del complejo B.
  • Vitamina E.
  • Magnesio.
  • Manganeso.
  • Calcio.
  • Potasio.
  • Hierro.
  • Zinc.

Combate el acné

Combate el acné con esta mascarilla exfoliante de arroz.

Su capacidad para equilibrar la producción de aceites y endurecer los poros hace que sea un buen remedio para combatir el acné leve.

Aplicándolo de forma regular se limpia en profundidad la piel y disminuye la presencia de los granos, puntos negros y espinillas.

Alivia las quemaduras

Si los rayos UV del sol le han causado quemaduras a la piel, este exfoliante acelera su recuperación gracias a su riqueza en vitamina B y antioxidantes.

Las vitaminas del complejo B son esenciales para estimular la reparación de los tejidos dañados y a su vez mitigar los efectos negativos de los radicales libres.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 buenos remedios naturales para aliviar las quemaduras solares

Previene el envejecimiento prematuro

Previene el envejecimiento prematuro con esta mascarilla exfoliante de arroz.

Su ligero aporte de vitamina E y otros antioxidantes le dan un efecto protector contra los signos del envejecimiento temprano.

A su vez, reduce los efectos negativos de los rayos UV y evita la aparición de manchas oscuras en el rostro y escote.

Aporta suavidad

Por ser libre de compuestos agresivos, la exfoliación con arroz es, además, una gran alternativa para suavizar la piel y disminuir trastornos como la rosácea y el eczema.

¿Lista para probarla? Elabórala en casa y comprueba que por muy bajo costo tendrás un gran aliado para conservar tu belleza.

Recuerda que los aceites esenciales, como el de lavanda, son sustancias muy concentradas. Por lo tanto, debes hacer una prueba de alergia antes de usarlos con regularidad. Respeta las diluciones recomendadas y no los ingieras. Además, no son generalmente aptos para uso en niños, mascotas o mujeres embarazadas y lactantes.