Mascarilla verde para eliminar los puntos negros, las espinillas y las manchas

Daniela Echeverri Castro·
29 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez al
09 Enero, 2019
Aunque los ingredientes de esta mascarilla verde son muy efectivos para regular el pH de la piel no debemos abusar de su aplicación y, en caso de notar efectos indeseados, debemos suspender su uso

La mayoría de las mujeres se preocupan por cuidar el aspecto del cutis, así como por disminuir la presencia de puntos negros, espinillas y todo tipo de imperfecciones. Por eso te presentamos una mascarilla verde que te puede ayudar a lograrlo.

Dentro de una buena rutina de cuidado dermatológico, la mascarilla verde viene a ser un buen tratamiento casero para darle un mimo adicional a la piel. En concreto, su objetivo es reducir el número de impurezas y mitigar el exceso de grasa –en las pieles que tienen tendencia a producir demasiado sebo– para así dar un aspecto más sano en general.

Mascarilla verde para el rostro

Mascarilla con arcilla y miel
Los ingredientes de la mascarilla penetran en profundidad en los poros, ayudando así a limpiar la piel a profundidad y así disminuir el número de puntos negros y comedones.

La arcilla es un elemento terapéutico que se ha utilizado tanto en el ámbito de la cosmética como de la medicina alternativa. En la primera, se considera que ayuda a equilibrar la salud de la piel y, como ya comentábamos anteriormente, reducir el número de impurezas que pueda presentar.

Como a la miel también se le atribuyen propiedades beneficiosas para la piel, se ha elegido como ingrediente para elaborar la mascarilla verde. En concreto, se dice que ayuda a hidratar la piel, promover la cicatrización de heridas recientes y también reparar la piel.

Por todo lo anterior, se dice que mientras que la arcilla de la mascarilla absorbe las impurezas y la grasa, la miel hidrata y suaviza de manera uniforme.

También se dice la mascarilla facilitaría la limpieza linfática, ya que mejoraría la oxigenación celular para prevenir los signos del envejecimiento prematuro.

Preparación de la mascarilla verde

La arcilla verde, que es el ingrediente principal de esta mascarilla, es un producto cosmético que se puede adquirir con facilidad en las tiendas herbolarias o farmacias especializadas en productos naturales.

En este caso, proponemos combinarla con miel de abejas, un ingrediente que podría aumentar sus cualidades regenerativas y astringentes.

Quienes tienen piel seca pueden utilizar productos oleosos como por ejemplo, el aceite de coco o de rosa mosqueta. Estos últimos pueden utilizarse como reemplazo de la miel de abejas, o bien, como complemento.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de arcilla verde (50 g)
  • 1 cucharada de miel de abeja orgánica (25 g)
  • Opcional: 1 cucharadita de aceite de coco (5 g)

Procedimiento

  • Incorpora la arcilla verde en un recipiente limpio.
  • Añade la miel de abejas orgánica y mezcla todo con un utensilio de silicona o madera.
  • Si gustas, agrégale una cucharadita de aceite de coco sin dejar de remover.
  • En caso de que el producto quede demasiado seco, humedécelo con agua tibia hasta que adquiera la textura deseada.

Lee: Aceite de coco, ¿la mejor crema hidratante para tu piel?

Modo de aplicación

  • En horas de la noche, desmaquilla tu rostro y enjuágalo con agua tibia.
  • Tras asegurarte de que está completamente limpio, toma la cantidad necesaria de la preparación y frótala por todo el rostro.
  • Céntrate en las áreas problemáticas como la zona T y las mejillas.
  • Evita cubrir el contorno de los ojos. La mezcla puede ser un poco agresiva para esta zona delicada de la piel.
  • De forma opcional, extiende la mascarilla hasta el cuello y el escote para aprovechar sus beneficios antiarrugas.
  • Deja que se seque y que actúe durante 30 o 40 minutos.
  • Pasado el tiempo, retírala con abundante agua tibia.
  • Finalizado el tratamiento, aplícate tónico hidratante o crema nocturna.
  • Su uso debe limitarse a dos veces a la semana, ya que los excesos pueden provocar reacciones indeseadas.
Mascarilla de arcilla verde

Haz siempre una pequeña prueba de alergia

Te recomendamos realizar una prueba en una pequeña zona de la piel, antes de utilizar la mascarilla verde en tu rostro. En caso de notar irritaciones o alergias, suspende su uso.

En caso de sufrir dermatitis atópica o algún otro trastorno de la piel, consulta siempre con tu dermatólogo antes de aplicarte cualquier tipo de producto o remedio casero. De lo contrario, te expones a sufrir reacciones adversas.