Mascarillas naturales para la piel

Aunque las mascarillas naturales no suelen presentar reacciones adversas, si presentamos picor o algún signo de alergia al aplicarlas deberemos retirarlas inmediatamente con abundante agua y suspender su uso

¿Te gustan los tratamientos naturales para el cuidado de la piel? Es hora de que te olvides las costosas inversiones de dinero y de esos productos que, en ocasiones, no son económicos.

Por suerte, puedes hacer mascarillas naturales caseras y elegir los ingredientes más adecuadas para tu dermis. 

Mascarilla casera revitalizante de pepino

Mascarilla revitalizante de pepino.

 

Por su alto contenido de ácido ascórbico, el pepino puede ayudar a reducir las irritaciones de la piel. A menudo se utiliza para tratar las famosas bolsas bajo los ojos. La mascarilla de pepino revitaliza la piel, y es como un tónico natural que aporta frescura.

El uso de pepino es un remedio natural muy antiguo y popular, muy eficaz para la piel grasa. Esta mascarilla refrescante es excelente para aquellos que sean propensos a tener acné, aunque se puede usar con cualquier tipo de piel.

Ingredientes

  • ½ pepino
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Tritura el medio pepino y mézclalo con la miel.
  • Aplica la combinación sobre la piel, extiende bien y deja actuar durante unos quince a veinte minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, lava la cara con abundante agua fría para conseguir un efecto hidratante y de piel suave.

Te recomendamos leer: Beneficios y propiedades del pepino en la piel

Mascarilla natural de avena para combatir el acné

La avena ha sido utilizada para el tratamiento del acné y el cuidado de la piel durante miles de años. Es muy útil tanto para aportar humedad como para sanar la piel.

La avena es uno de los alimentos que más recomiendan los doctores, gracias a sus propiedades nutritivas. Además de su consumo, su uso externo es excelente para la piel, pues ayuda a limpiar el cutis y a evitar la acumulación de impurezas.

Por otra parte, la miel ha sido utilizada como un ingrediente clave para mantener una piel sana y radiante. Sus diferentes nutrientes son de gran ayuda para el organismo del cuerpo.

Con su aplicación tópica podemos aprovechar sus beneficiosas propiedades para sanar quemaduras, heridas y para exfoliar la piel.

Ingredientes

  • ⅓ taza de avena en hojuelas (35 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • ½ taza de agua caliente (125 ml)

Preparación

  • Añade la avena y la miel en la taza de agua caliente y combina hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Aplica la mascarilla en el rostro, y deja actuar 15 o 20 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, enjuaga con abundante agua tibia para retirarla en su totalidad.

Mascarilla exfoliante de limón y aceite de oliva

Mascarilla de limón.

 

El limón está vinculado a numerosos usos para la belleza, por su aporte de vitaminas y minerales. Destaca su contenido de potasio, aunque también nos proporciona calcio, magnesio, cloro, azufre, fósforo y otros en menor cantidad.

Gracias a sus propiedades el aceite de oliva es ideal para restaurar la humedad de la piel y favorecer la regeneración celular.

 Su aplicación en el rostro actúa como emoliente corporal y reparador. Protege de un envejecimiento prematuro, por su alto poder antioxidante y por ser una fuente rica en ácidos.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón
  • ¼ taza de aceite de oliva (50 g)
  • Agua tibia (para el enjuague, la necesaria)

Preparación

  • Combina el jugo de limón y la taza de aceite de oliva.
  • Aplica la mezcla muy suavemente sobre el rostro.
  • Deja que actúe entre unos 15 a 20 minutos, como máximo.
  • Retira con abundante agua tibia.

Mascarilla de aguacate y miel

El aguacate es rico en vitamina C y vitamina E que ayuda a mejorar el tono de la piel, retrasar el envejecimiento y rejuvenecer la piel.

Por otra parte, la miel tiene propiedades antibacterianas y es antioxidante. Así, usar miel para la cara nos ayudará a mantenerla muy bien cuidada.

Ingredientes

  • 1 aguacate
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Tritura el aguacate o palta y mézclalo con la miel.
  • Aplica una capa uniforme en la cara y deja secar durante 20 minutos.
  • Retira la mascarilla con abundante agua fría y seca bien.

Ver también: Los 10 mejores productos caseros para hidratar la piel seca

Mascarilla casera de banano

Mascarilla de banano.

 

Esta mascarilla es conocida por su natural efecto rejuvenecedor. Es fácil de preparar y nutre la piel en profundidad, aportando suavidad y flexibilidad.

Los plátanos están llenos de vitaminas y nutrientes que protegen la piel contra los rayos de sol, por lo que ayudan a retrasar el proceso de envejecimiento.

Ingredientes

  • 1 banano

Preparación

  • Para hacer la mascarilla, solo tienes que machacar un banano hasta obtener una pasta suave.
  • Aplícala en el rostro y cuello y déjala actuar entre unos 10 a 20 minutos.
  • Retira con bastante agua fría y seca bien.

Como aporte especial para las personas que tienen la piel seca, recomendamos incluir una cucharada de miel después de haber machacado el banano.

Te puede gustar