Cómo preparar mascarillas naturales y caseras para la piel seca

Elena Martínez 27 mayo, 2017
Además de hidratar la piel seca con cremas y mascarillas también es importante beber abundante agua y jugos naturales para hacerlo también desde el interior

Las personas que tienen la piel seca deben procurar cuidar su cutis lo máximo posible para mantenerlo siempre nutrido, ya que la falta de hidratación es la principal causa del envejecimiento y la aparición de arrugas.

En este artículo proponemos diferentes mascarillas naturales y caseras que nos ayudarán a dar a nuestra piel la hidratación necesaria para que luzca joven y luminosa.

¿Por qué tenemos la piel seca?

Si tenemos la piel seca debemos saber que esta característica puede tener diferentes causas. Debemos conocerlas para averiguar cuál puede ser la solución a nuestro caso:

  • Alimentación poco equilibrada, rica en alimentos fritos, con un abuso de sal y azúcar.
  • Beber poca agua durante el día.
  • Exceso de exposición al sol.
  • Malos hábitos, como el alcohol y el tabaquismo.
  • Falta de cuidado diario de la piel.
  • Uso habitual de productos perjudiciales para la piel, como algunos tipos de maquillaje y cosméticos.
  • Trastornos de salud, como, por ejemplo, de tiroides.
  • Estrés.
  • Clima.
  • Contaminación.

Te recomendamos leer: 8 productos naturales que aclaran la piel

Alimentos beneficiosos

Frutas y verduras

Antes de realizar cualquier tratamiento, si queremos que sea efectivo, debemos tener siempre en cuenta la alimentación.

Para nutrir la piel seca, además de aportarle vitaminas y minerales a nivel tópico, con cremas y mascarillas, también debemos actuar desde el interior, e incluir en nuestra dieta los nutrientes necesarios:

  • Frutas y verduras, sobre todo en crudo: jugos, batidos y ensaladas.
  • Aceites vegetales de primera presión en frío: oliva, coco, sésamo, lino, onagra, borraja, germen de trigo.
  • Frutos secos y semillas.
  • Legumbres.
  • Cereales integrales.
  • Pescado azul.
  • Algas.
  • Superalimentos como la maca, la espirulina, el cáñamo, etc.

No te olvides de beber agua

La deshidratación también tiene que ver con el agua que bebemos cada día.

De hecho, una persona que se proponga beber al menos un litro y medio de agua a lo largo del día, en ayunas y fuera de las comidas, puede notar una gran mejoría en cualquier problema de piel y en su salud en general.

Si nos cuesta beber agua podemos tomar también infusiones y limonadas, pero sin azúcar. Podemos endulzarlas con estevia.

Mascarillas naturales

Mascarillas naturales

A continuación proponemos varios ingredientes naturales muy beneficiosos para la piel seca.

Podemos elegir los que más nos convengan y combinarlos entre ellos para crear nuestras propias mascarillas caseras:

Cacao

El cacao es un alimento medicinal y ancestral muy rico en antioxidantes, excelente para nutrir la piel seca.

Hoy en día se realizan tratamientos de chocolaterapia para deleitarnos y aportar luminosidad, suavidad y tersura a la piel. 

Yogur

Yogur natural

El yogur natural es un alimento ideal para hidratar las pieles secas o mixtas, ya que no provoca un exceso de sebo y nos aporta vitaminas del grupo B y minerales.

Se absorbe con mucha facilidad y es adecuado también para las personas con la piel sensible.

Aceite de rosa mosqueta

Para las pieles más secas y maduras que quieren prevenir la deshidratación y también las arrugas, el aceite de rosa mosqueta es una de las mejores opciones para elaborar una mascarilla.

Este aceite tiene un alto poder nutritivo para regenerar las células de la piel. No obstante, no se recomienda en pieles mixtas o muy jóvenes.

Aceite de coco

aceite de coco

El aceite de coco es uno de los mejores aceites para hidratar todo tipo de pieles, ya que tiene la virtud de equilibrar la producción de sebo y dar suavidad a la piel.

También nos ayuda a combatir el acné y cualquier tipo de infección.

Ver también: Exfoliante para el rostro de azúcar y aceite coco

Aguacate

El aguacate es un superalimento muy completo, tanto para consumirlo como para aplicárnoslo en la piel. Es rico en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, los cuales dan luminosidad y flexibilidad a la piel del cutis.

Miel

Miel

La miel es un ingrediente curativo que tiene la propiedad de hidratar, calmar y proteger la piel ante el daño que causan los radicales libres.

¿Cómo y cuándo nos la aplicamos?

Los mejores momentos para aplicarnos una mascarilla facial son:

  • Por la mañana, en un momento que no tengamos prisa, con el rostro limpio y descansado.
  • Por la noche, antes de acostarnos, mientras nos relajamos después de la jornada o incluso mientras nos damos un baño.

Prepararemos la mascarilla justo antes de aplicárnosla, ya que algunos de sus ingredientes se podrían oxidar con facilidad, y la dejaremos actuar entre 20 y 30 minutos. 

Podemos hacernos estas mascarillas una o dos veces por semana. 

Te puede gustar