Mascarillas para atenuar las pecas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por José Gerardo Rosciano Paganelli el 17 noviembre, 2018
Dado que el sol puede acentuar la aparición de las pecas procura evitar exponerte a sus rayos mientras estés aplicando estos tratamientos y utilizar un factor de protección elevado cuando lo hagas.

A las mujeres nos gusta tener una piel limpia, tersa y libre de manchas de algún tipo, como acné, cicatrices o pecas. En este caso, hay muchas que quisieran atenuar las pecas, mientras que a otras les encanta tenerlas y las llevan con orgullo.

En particular, las pecas son una característica que hace lucir linda y única a su portadora. No obstante, si eres de las que prefieren un cutis limpio y terso puedes probar alguna de las siguientes mascarillas naturales para atenuarlas y con el tiempo, quizá, desaparecerlas.

¿Qué son las pecas?

Es importante entender qué son las pecas ya que muchas mujeres se sienten preocupadas por su presencia. Únicamente son pequeños puntos de color café que pueden aparecer en la piel de la cara, brazos y hombros.

Se suelen desarrollar cuando pasamos mucho tiempo bajo el sol y tenemos una piel muy sensible. Las pecas son el resultado de la producción excesiva de melanina en algunas células de nuestra piel.

Mucha gente cree que eliminar o aclarar las pecas es imposible. Sin embargo, con los cuidados y los productos adecuados se puede lograr.

Pecas

Mascarillas para atenuar las pecas

Mascarilla de limón

El limón es un cítrico muy poderoso contra las pecas y manchas causadas por el sol.

Se debe cortar y sacar el jugo de un limón. Una vez que tenemos el jugo en un vasito, tomamos un poco con un algodón o hisopo y aplicamos en las zonas donde tenemos las pecas.

Después de 15 minutos se debe lavar la piel con agua tibia y jabón neutro. Luego, hay que aplicar una crema hidratante con protector solar.

Con el limón veremos resultados efectivos en unas cuatro semanas, pero es muy importante limitar la exposición al sol.

También debemos tener cuidado de que el limón no entre a los ojos ya que esto puede ser muy peligroso. La crema hidratante es necesaria para evitar que la piel que está en contacto con el limón se reseque.

Mascarilla de fresas con miel

Mascarilla de fresas con miel para atenuar las pecas

Las fresas también son una buena opción para atenuar las pecas. Debemos cortar 4 fresas en pequeños cubos y agregar ½ cucharadita de miel. Después mezclamos hasta lograr una mascarilla uniforme.

Seguidamente, aplicamos la mascarilla sobre la piel con pecas y dejamos que actúe por 15 – 20 minutos. Luego, enjuagamos con agua tibia y jabón neutro.

Esta mascarilla nos da la posibilidad de reducir las pecas al mismo tiempo que hidrata la piel.

Sin embargo, es importante mantenerse alejado de los rayos solares y siempre usar un bloqueador solar que sea al menos factor 60. Los efectos de esta mascarilla se comienzan a ver desde el primer mes.

Lee también: los 10 mandamientos para tomar bien el sol

Aloe vera con duraznos

Mascarilla de aloe vera con duraznos para atenuar las pecas

El aloe vera es conocido por ser un aliado de la piel.

Para esta mascarilla necesitamos ½ taza de gel de aloe vera y un durazno maduro. El durazno se debe cortar en pequeños trozos, de tal forma que sea sencillo crear una mascarilla con el aloe vera.

Una vez que tenemos la mezcla bien hecha aplicamos sobre la piel limpia, enfocándonos en las zonas con pecas. Se deja actuar por 20 minutos y se enjuaga con agua tibia.

Si se tiene una piel que tiende a ser reseca se puede aplicar un poco de crema. De lo contrario, la mascarilla dejará una piel muy suave.

El durazno y el aloe vera tienen excelentes propiedades para atenuar las pecas y reducir los daños causados por el sol. Esta mascarilla también tiene la capacidad de reducir la resequedad y cerrar los poros de la piel. Además, deja un rico aroma.

Mascarilla de avena con leche

Mascarilla de avena con leche para atenuar las pecas

Para esta mascarilla necesitamos 30 gramos de hojuelas de avena natural y 4 cucharadas de leche. Colocamos los ingredientes en una cacerola o sartén y esperamos a que hierva unos 7 minutos.

Cuando esté lista apagamos el fuego y agregamos 3 cucharaditas de miel en la mezcla. Debemos mezclar bien los ingredientes y esperar a que esté tibia o fría, según se prefiera.

Cuando esté en la temperatura que deseamos, aplicamos la mascarilla sobre las áreas que presentan pecas y dejamos que actúe por 10 minutos. Se debe enjuagar con agua tibia.

Esta es una mascarilla bastante efectiva y relajante para la piel. Sus efectos son visibles desde las primeras semanas y ayuda a mejorar la piel considerablemente.

Mascarilla frutal

Las frutas no solo son para comer, podemos aprovechar sus propiedades también desde afuera de nuestro cuerpo.

Para esta mascarilla necesitamos 2 cucharaditas de miel, 2 fresas, una rebanada de papaya, ¼ de pepino y ¼ de rebanada de piña. Debemos crear una mezcla con las frutas y agregar la miel.

Cuando la mezcla esté totalmente homogénea la aplicamos sobre la piel seca y cubrimos con una toalla. Debemos esperar 15 minutos y enjuagamos con agua tibia.

Con esta mascarilla, la piel aprovecha todos los beneficios de la fruta de forma directa.

Usamos la miel debido a que puede ser un poco complicado mantener la mascarilla en su sitio por las propiedades de la fruta. Después de usar esta mascarilla debemos aplicar una crema con protector solar y evitar la exposición a los rayos del sol.

Quizás te pueda interesar: 7 alimentos que incluir en tu desayuno para protegerte del daño solar

Los cuidados que se deben tener para evitar la aparición de pecas

Aunque mucha gente considera que las pecas son una característica que aporta cierta belleza a quien las posee, también encontramos personas que prefieren no tenerlas.

Si este es tu caso, debes recordar que las pecas aparecen a causa de la melanina que nuestro cuerpo produce al estar mucho tiempo bajo los rayos del sol.

Si deseas evitar que sigan apareciendo debes aplicar un protector solar factor 50 o 60 cada dos horas si estás fuera de casa. Así como también, usar sombreros y mantener tu piel hidratada.

Con el uso de estas mascarillas, si no sigues las recomendaciones antes dadas, los efectos serán revertidos. Cada mascarilla tarda entre 3 y 5 semanas en tener efectos visibles. Por lo tanto, no te desanimes si no ves resultados inmediatos.