Mascarillas para el cabello seco

Para nutrir e hidratar correctamente el cabello seco, es importante emplear estas mascarillas de forma regular y tomar medidas adicionales que eviten que el cabello se estropee con facilidad. 

Las mascarillas para el cabello seco preparadas, con ingredientes naturales, son muy fáciles de preparar y están libres de muchos agentes químicos. Además, tienen un potente efecto que nutre e hidrata el cabello, desde la raíz  hasta las puntas, cuando se mantiene su uso de forma regular, en conjunto con un buen champú y acondicionador.

El cabello seco es una tendencia muy común en muchas personas que está relacionada a todo tipo de factores: desde ambientales hasta genéticos. Incluso, los hábitos de vida son significativos. Ahora bien, a la hora de darle solución a este problema estético, no siempre hay que buscar alternativas rebuscadas o tratamientos costosos, se puede recurrir a ciertos trucos caseros.

Las mejores recetas de mascarillas para el cabello seco

Los ingredientes que se encuentran en las siguientes mascarillas para el cabello seco vienen a ser alimentos cuyos nutrientes y textura, aportan vida al cabello, en pocos minutos. Si nos fijamos un poco en las etiquetas, comprobaremos que muchos de los productos de belleza para el cuidado capilar están inspirados en las propiedades de ciertos alimentos, como los aceites.

1. Aceite de oliva y huevo

Para preparar esta mascarilla tan solo hace falta batir un huevo con una cucharada de aceite oliva. Algunas personas añaden un poco de mayonesa para reforzar la mezcla, pero eso ya dependerá del gusto de cada quien.

Una vez lista las mascarilla, se procede a aplicar sobre el cabello seco. Se deja actuar durante unos 15 minutos, como mínimo, y pasado este tiempo, se debe enjuagar con agua y el champú de uso habitual.

Te puede interesar: 6 maneras de utilizar aceite de oliva para embellecer tu cabello

Aceite de oliva.

2. Aguacate, aceite de oliva y huevo

Esta mascarilla también lleva huevo y aceite de oliva, pero se añade también un ingrediente muy beneficioso: el aguacate. Para prepararla, se mezcla una cucharada de aceite, la pulpa de un aguacate y la yema de huevo. Finalmente, se bate todo muy bien hasta formar una pasta homogénea y se aplica del mismo modo que la opción anterior.

3. Miel y plátano (o banana)

Estos dos ingredientes son muy fáciles de encontrar en casa y, además, tienen un aroma muy agradable. Para preparar la mascarilla, se pela y se machaca el plátano, hasta convertirlo en una especie de puré, y se mezcla con tres cucharadas de miel, colmadas. Adicionalmente, se puede añadir unas cuantas gotas de aceite de almendras.

Para que esta mascarilla surta efecto, es necesario dejarla actuar sobre el cabello seco durante unos 30 minutos, como mínimo, y luego, se debe enjuagar el cabello como de costumbre. Sería conveniente que, una vez lavado, se vuelva a añadir un par de gotas de aceite de almendras a las puntas.

4. Yogur natural y huevo

Para preparar esta mascarilla para el cabello seco, es necesario mezclar unas seis cucharadas de yogur natural, sin azúcar, aproximadamente, y una clara de huevo batida a punto de nieve. Luego, se aplica sobre el cabello seco y se deja actuar durante unos 20- 25 minutos, como mínimo. Tras enjuagar, notarás tu cabello mucho más suave.

Bol de yogur líquido.

5. Aceite de almendras

Las almendras son un producto muy utilizado en los tratamientos de belleza, ya sea el pelo, las uñas o la piel. En este caso, solo debes disponer de unas pocas gotas de su aceite y calentarlas durante unos segundos en el microondas. Puedes aplicar tanto después del lavado en las puntas o bien, como mascarilla antes del mismo. Ambas formas resultarán muy beneficiosas. .

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre el aceite de almendras

6. Miel y aceite de oliva

Para preparar esta mascarilla, necesitarás media taza de miel y tres cucharadas de aceite de oliva. Coloca todo en un recipiente y mezcla bien hasta que quede una pasta homogénea. Aplica sobre todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas. Procura que cada mechón quede bien cubierto.

Una vez  que hayas realizado la aplicación, colócate un gorro o bolsa plástica y deja actuar durante una hora antes de enjuagar con agua tibia y tu champú de uso habitual.

7. Aloe vera

Esta es una de las mascarillas para el cabello seco más sencillas de realizar. Precisarás dos tallos de aloe vera o sábila, los cuales deberás cortar de forma longitudinal para poder extraer toda su pulpa. Colócala en un recipiente y añade tres cucharadas de tu acondicionador habitual.

Licúa toda la mezcla durante cinco minutos y aplica sobre el cuero cabelludo mediante masajes circulares. Al igual que en el caso anterior, puedes colocarte un gorro de plástico mientras actúa. Después de 30 minutos, retira la mascarilla con agua y champú.

8. Aceites de soja y ricino

Al igual que la mascarilla de aceites de almendra, esta también se puede aplicar tanto antes como después del lavado del cabello. Para prepararla solo necesitarás mezclar una cucharadita de aceite de soja y dos de aceite de ricino, y calentar la mezcla a fuego lento durante unos segundos. 

Aplica en tibio sobre el cuero cabelludo mediante masajes lentos y circulares. Luego, envuelve tu cabello con una toalla y deja actuar durante 15 minutos, aproximadamente. Luego, lava con agua tu champú de uso habitual.

Recuerda

Todas estas mascarillas para el cabello seco se pueden alternar, aunque lo ideal es mantener el uso regular de una o dos de ellas, para acostumbrarnos a su aroma y modo de preparación. Su efecto, sumado a unos buenos hábitos de hidratación y alimentación, ayudarán a conseguir una melena fuerte, brillante y, sobre todo, sana.