Mascarillas caseras para eliminar los puntos negros

Además de hidratar la piel, la mascarilla de aloe vera y tomate nos ayuda a exfoliarla, por lo que favorece la eliminación de grasa y células muertas

Los puntos negros son un tipo de acné que pueden aparecer en cualquier parte de la piel. Las causas son por falta de limpieza, tener una piel grasa, fumar, usar productos de belleza inadecuados o factores genéticos, entre otros.  

La aparición de estos molestos puntos suele ser muy desagradable y antiestética. Sobre todo porque aparecen en la nariz y sus alrededores. Por suerte, hay varias maneras naturales de tratarlos y una de las mejores alternativas son las mascarillas caseras.

Sigue leyendo si quieres empezar a combatir ahora mismo los molestos puntos negros y de paso conseguir una piel radiante. Te invitamos a probar una de las siguientes mascarillas naturales. Además de ser efectivas son muy económicas y están a tu alcance.

Mascarillas para los puntos negros

Mascarilla de piña

Esta excelente mascarilla para combatir los puntos negros es ideal para todo tipo de piel. La piña es muy efectiva para hidratar la piel. Además, ayuda a mantenerla libre de grasa y de los molestos puntos negros que suelen aparecer con frecuencia.

Por último, se combina con las propiedades de la miel. Este ingrediente aporta propiedades muy poderosas para la piel, dejándola suave, radiante y limpia.

Ingredientes

  • ½ taza de zumo de piña (100 ml)
  • 2 cucharadas de miel (40 g)

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, en un recipiente, mezclar el zumo de piña con las dos cucharadas de miel hasta que todo esté bien integrado.
  • Antes de aplicar la mascarilla, limpiar bien la piel de tu rostro con un paño.
  • Después, extender la mezcla dejando actuar 15 minutos.
  • Por´ultimo, retirar con agua tibia y repetir al menos 2 veces por semana.

Mascarilla de tomate y aloe vera

Mascarilla de tomates y aloe vera para los puntos negros

Esta poderosa mascarilla de tomate y aloe vera es curiosa pero efectiva. Es ideal para combatir los puntos negros de manera casera y natural. 

Además de hidratar la piel, también funciona como un exfoliante enzimático. Es decir, que favorece la eliminación de excesos de grasa y células muertas.

Ingredientes

  • 1 tomate pequeño bien maduro.
  • 4 cucharadas de pulpa de aloe vera (60 g)
  • 1 cucharada de sal marina gruesa (10 g)

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, en un recipiente, triturar muy bien el tomate y mezclarlo con la pulpa de aloe vera.
  • Una vez estén bien integrados estos dos ingredientes, agregar una cucharada de sal marina y formar una especie de pasta.
  • Después, cuando esté lista, aplicar sobre la piel del rostro.
  • Por último, dejar actuar durante 10 minutos, para después retirarla con agua fría.

Mascarilla de harina de avena y miel

La avena y la miel son dos buenos aliados para el cuidado de la piel. Sus propiedades la hidratan, favorecen la eliminación de células muertas y le dan un toque de suavidad muy agradable.

Esta mascarilla combina estos dos poderosos ingredientes de manera efectiva. Pero a diferencia de las demás mascarillas, esta debe aplicarse solo en las zonas afectadas por los puntos negros.

Ingredientes

  • 1 cucharada de avena molida (10 g)
  • ½ cucharada de miel (10 g)
  • 1 clara de huevo

¿Qué debes hacer?

  • Para empezar, mezclar bien todos los ingredientes hasta obtener una pasta.
  • Después aplicarla sobre las zonas afectadas por puntos negros, dejando actuar 5 minutos.
  • Pasado el tiempo recomendado, retirarla con agua fría y repetir el procedimiento 2 o 3 veces a la semana.

Mascarilla de huevo y limón

Limón para los puntos negros

Las claras del huevo y el limón son dos grandes aliados para eliminar los puntos negros. Ambos ayudan a limpiar en profundidad la piel. Además, eliminan las células muertas y aquellas impurezas que pueden causar estos molestos puntos.

Es importante tener en cuenta que esta mascarilla sólo se debe aplicar por la noche. Esto es así porque la exposición al sol puede tener efectos secundarios desfavorables en la piel.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de jugo de limón (4 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Primero debes separar las claras de los huevos y batirlas muy bien hasta obtener una buena textura.
  • A continuación, agregar el jugo de limón y mezclar bien para tener lista la mascarilla.
  • Antes de aplicarla en la piel, es muy importante limpiarla con un paño o un limpiador para así potenciar los efectos de la mascarilla.
  • Una vez esté limpia, extender la mascarilla en la piel dejando actuar de 15 a 20 minutos.
  • Por último, se retira con agua tibia y se repite al menos 2 veces a la semana.
  • También se recomienda ponerse un poco de loción hidratante para el rostro después de aplicar la mascarilla.