¿Problemas de la piel? ¡Prueba estas fascinantes mascarillas!

Según nuestro tipo de piel debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir productos para su cuidado, ya que algunos pueden resultar contraproducentes y empeorar su estado

Nuestra piel, aunque es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el encargado de protegernos del exterior, puede verse afectada si no la cuidamos correctamente.

Para evitar un daño permanente debemos ayudarla a mantenerse en un estado óptimo, cuidándola constante y adecuadamente a través de tratamientos como las exfoliaciones e hidrataciones.

De igual manera, las mascarillas son un tipo de tratamiento que, utilizadas correctamente, permiten:

  • Limpiar en profundidad los poros
  • Reparar y cicatrizar los posibles daños
  • Nutrir y reestructurar nuestra piel

Estas capacidades pueden ayudar a lidiar con una inmensa cantidad de problemas como el acné, las manchas y la resequedad.

Por esta razón, en este artículo te informaremos de cómo realizar 5 mascarillas suaves para lidiar con problemas de la piel.

¡No te lo pierdas!

1. Mascarilla de té verde para la piel

piel té verde

El té verde es uno de los productos más poderosos que podemos utilizar no solo para aliviar y eliminar problemas como el acné, sino también:

  • Rejuvenecer las células de la piel
  • Desinflamar heridas
  • Mejorar la psoriasis
  • Humectar y nutrir
  • Mantener la piel limpia

Esto se debe a las excelentes propiedades antisépticas, antiinflamatorias y antibacterianas que encontramos en su extracto.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de té verde (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)

Preparación

  • En una olla, añade el agua y las hojas de té verde.
  • A continuación, cocina a fuego rápido durante 10 minutos.
  • Pasado el tiempo indicado, apaga y agrega la cucharada de vinagre.
  • Deja reposar durante 20 minutos.

Modo de uso

  • Por las noches, aplica la mascarilla directamente en la zona que desees, mediante suaves masajes circulares.
  • Deja actuar durante 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Esta mascarilla debe ser utilizada entre 2 y 3 veces por semana.

También te recomendamos aplicarte una crema humectante y dejarla durante toda la noche: de esa manera tu piel comenzará a verse mucho más saludable.

2. Mascarilla de aspirina para manchas

La aspirina es un medicamento analgésico con propiedades antiinflamatorias que es capaz de reducir el dolor de las heridas.

Además, también contiene ácido salicílico, por lo que es capaz de limpiar y exfoliar la piel, acelerando la descamación y seguidamente el aclarado de la piel.

Ingredientes

  • 5 aspirinas
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 1 cucharada de yogur natural (20 g)

Preparación

  • En un bol, aplasta las aspirinas hasta convertirlas en polvo.
  • Agrega la miel junto con el yogur y mezcla todo hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Deja reposar en el refrigerador durante 10 minutos.

Modo de uso

  • Lava la parte del cuerpo en la que vayas a aplicar la mascarilla con abundante agua, eliminando así cualquier rastro de suciedad.
  • Aplica la mascarilla directamente sobre la piel. Realiza movimientos circulares para ayudar a la exfoliación.
  • Deja actuar durante 10 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.
  • Para terminar, aplica una crema nutritiva.

Te sugerimos utilizar esta mascarilla durante las noches, y no olvidar aplicarte protector solar antes de salir al día siguiente.

3. Mascarilla de limón para pieles sensibles

Mascarilla de limón para pieles sensibles

Las pieles sensibles suelen requerir muchos más cuidados y precauciones de las que necesitan cualquier otro tipo de piel.

Esto se debe a las posibilidades de daño, irritación, inflamación e hipersensibilidad ante cualquier tipo de tratamiento.

Sin embargo, el limón contiene sustancias como el ácido cítrico, calcio, vitamina C y bioflavonoides.

Estas propiedades no solo ayudan a promover la inmunidad y combatir infecciones, también pueden combatir los problemas que implica tener de una piel sensible.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)
  • 2 cucharada de requesón ( 40 g)

Preparación

  • Extrae el zumo del limón y viértelo dentro de un bol.
  • Agrega el aceite de coco junto con el requesón.
  • Seguidamente, mezcla los ingredientes hasta que se compacten perfectamente.
  • Deja reposar durante 30 minutos.

Modo de uso

  • Durante la noche, aplica directamente sobre la piel en proporciones iguales.
  • Deja actuar durante 30 minutos y retira con abundante agua fría.

Te recomendamos leer: 11 usos curiosos del limón

4. Mascarilla de miel para piel seca

La piel seca es uno de los problemas más comunes en las personas, y esto puede deberse a la falta de cuidados o a simple genética.

Con esta mascarilla conseguirás hidratar y nutrir tu piel.

Ingredientes

  • 2 fresas
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharada de agua mineral (10 ml)
  • 2 cucharadas de yogur natural (40 g)

Utensilios

  • 1 mota de algodón

Preparación

  • Lava las fresas y pícalas en trozos.
  • Seguidamente, aplástalas con un tenedor hasta convertirlas en puré.
  • Agrega el resto de los ingredientes y mezcla hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Deja reposar durante 1 hora.

Modo de uso

  • Con la mota de algodón, aplica la mascarilla sobre la piel.
  • Deja actuar durante 10 minutos.
  • Retira con agua fría.

5. Mascarilla de aloe para cicatrizar

piel aloe vera

De igual manera, el aloe vera cuenta con propiedades regeneradoras, astringentes y antisépticas que pueden ayudar notablemente a la cicatrización de la piel.

Ingredientes

  • 1 taza de aloe vera (200 g)
  • 5 hojas de caléndula
  • 2 gotas de aceite de oliva

Preparación

  • Agrega el gel de aloe vera dentro de un bol.
  • Corta las hojas de caléndula en trozos pequeños y agrégalas junto con el aceite al bol del aloe.
  • Mezcla hasta conseguir una pasta homogénea.
  • Deja reposar durante 10 minutos.

Modo de uso

  • Aplica generosamente sobre la piel afectada.
  • Deja reposar durante 20 minutos.
  • Finalmente, aclara con agua fría.
  • Repite entre 2 y 3 veces por día.

Al utilizar estas mascarillas no solo serás capaz de solucionar los problemas de tu piel, también notarás como se verá aún más saludable.

Te puede gustar