6 mascarillas peel-off con gelatina para revitalizar la piel del rostro

Aída Campos · 23 noviembre, 2017
Las mascarillas peel-off son una práctica cosmética orientada a devolverle al rostro la frescura y la suavidad perdida. Las que están elaboradas con gelatina ayudan a solventar los déficit de colágeno, entre otros beneficios

El término peel-off hace alusión a retirar o remover. Y es que las mascarillas peel-off sirven para retirar o eliminar las impurezas y toxinas de la piel del rostro. Estas mascarillas tienen una textura de gel fresco, y el resultado de la aplicación debe ser una capa gruesa y uniforme que cubra el rostro desde la frente hasta el cuello.

Las mascarillas peel-off ejercen su efecto a medida que se van secando. Retirarlas resulta completamente indoloro, sus resultados son inmediatos y sus ventajas numerosas.

¿Para qué sirven las mascarillas peel-off?

Sirven para purificar las pieles grasas y aclarar el tono. Sin embargo, sus diferentes propiedades ayudan a mejorar la piel del rostro de muchas otras maneras.

Beneficios de las mascarillas peel-off

2 mascarillas faciales para eliminar las impurezas de tu piel

Algunos de los múltiples beneficios de estas mascarillas son:

  • Hacen que la piel del rostro adquiera un aspecto lozano y saludable, al eliminar suavemente las impurezas.
  • Nutren e hidratan la piel.
  • Exfolian, al remover la piel muerta.
  • Eliminan los puntos negros.
  • Ayudan a remover el bello facial.
  • Reducen o cierran los poros.
  • Ayudan a controlar la grasa en la piel.
  • Mejoran el acné.
  • Revitalizan la piel, dejándola suave y fresca.
  • Ayudan a darle luminosidad al rostro.
  • Relajan durante los 10 a 15 minutos que dura la aplicación.

¿No lo sabías? 6 mascarillas frutales para relajar tu rostro

Mascarillas peel-off con gelatina

A medida que van pasando los años, la producción de colágeno va disminuyendo. Las mascarillas peel-off a base de gelatina ayudan a solventar ese déficit de colágeno. También, eliminan pequeñas líneas de expresión, blanquean la piel y aumentan la circulación de la sangre.

A continuación, te presentamos algunas recetas de mascarillas peel-off con gelatina fáciles de preparar en casa para que luzcas una piel radiante y revitalizada.

1. Mascarilla adherente

Mascarilla adherente

Ingredientes

  • 1 sobre de gelatina sin sabor (10 g).
  • ¼ de té verde preparado (60 ml).
  • ½ limón (2,5 ml).
  • 1 clara de huevo.

Preparación

  • Mezcla muy bien el jugo del limón con la gelatina.
  • Coloca la mezcla en el microondas durante 20 segundos.
  • Combina la clara de huevo con la mezcla de gelatina.
  • Coloca la mezcla en el refrigerador, pero procura que no se enfrié mucho.

Aplicación

  • Aplica una capa de mezcla con un pincel.
  • Déjala actuar por 3 minutos.
  • Aplica otra capa de mascarilla, que no sea ni muy fina ni muy gruesa.
  • Déjala actuar por 30 minutos.
  • Retira la mascarilla por partes. Si ello te resulta difícil, ayúdate con una toalla empapada de agua tibia.

¿Quieres conocer más?  Embellece tu cabello con mascarillas de mayonesa

2. Mascarilla con gelatina y leche

Ingredientes

  • 1 cucharadita de gelatina sin sabor (5 ml).
  • 3 cucharaditas de leche (15 g).
  • Aceite de árbol de té (10 ml).

Preparación

  • Mezcla la gelatina y la leche hasta obtener una pasta homogénea.
  • Introduce la mezcla al microondas por 10 segundos.
  • Agrega un par de gotas de aceite de árbol de té.
  • Mezcla y espera que la pasta se enfríe un poco.

Aplicación

  • Coloca una cantidad considerable de mascarilla en la zona que desees tratar con la ayuda de un pincel. La capa debe ser gruesa y uniforme.
  • Deja actuar por 15 minutos.
  • Retira la mascarilla con mucho cuidado. Trata de sacar la mascarilla de una sola vez.

3. Mascarilla con gelatina para combatir los puntos negros

mascarillas peel off

Ingredientes

  • 2 cucharadas de leche líquida (34 ml).
  • 2 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor (20 g).

Preparación

  • Vierte la leche en un recipiente.
  • Caliéntala por 10 segundos en el microondas.
  • Agrega la gelatina.
  • Mezcla bien hasta que se forme una pasta cremosa.

Aplicación

  • Coloca la mascarilla con un pincel. Tu rostro debe estar completamente limpio.
  • Déjala actuar por 15 minutos.
  • Retírala como si fuera una máscara.
  • Repite el procedimiento dos o tres veces por semana.

4. Mascarilla con gelatina para suavizar y reafirmar el cutis

Ingredientes

  • 1 clara de huevo.
  • 2 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor (20 g).

Preparación

Tan solo mezcla los ingredientes en un recipiente hasta obtener una pasta líquida y homogénea.

Aplicación

  • Aplica sobre tu rostro limpio con un pincel.
  • Deja actuar por 20 minutos.
  • Retira la mascarilla.
  • Enjuaga.
  • Repite el procedimiento una vez a la semana.

5. Mascarilla con gelatina para una hidratación profunda

mascarillas

Ingredientes

  • Un cambur o plátano (200 g).
  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • Un sobre de gelatina en polvo sin sabor (10 g).

Preparación

  • Corta el cambur en rodajas.
  • Licua con el agua.
  • Añade la gelatina.
  • Licua nuevamente.
  • Mezcla muy bien.

Aplicación

  • Aplica la mezcla. Tu piel debe estar muy limpia.
  • Deja actuar por 30 minutos.
  • Retira la mascarilla con agua tibia.
  • Repite el procedimiento una vez por semana.

6. Mascarilla negra

Ingredientes

  • 1 sobre de gelatina sin sabor en polvo (10 g).
  • 4 o 5 cápsulas de carbón activado o carbón activado en polvo, el cual puedes encontrar en las tiendas naturistas.
  • 2 ½ cucharadas de leche (42,5 ml).

Preparación

  • Agrega la gelatina en polvo y la leche en un recipiente.
  • Mezcla muy bien ambos ingredientes.
  • Coloca el recipiente en el microondas durante unos 10 segundos.
  • Añade a la mezcla el carbón activado en polvo o en cápsulas. En el caso de las cápsulas, estas deben haber sido previamente trituradas hasta ser convertidas en polvo fino.
  • Remueve.
  • Cuela para que la mezcla quede sin grumos.
  • Vuelve a colocar el recipiente en el microondas durante unos 5 segundos.
  • Deja que la mascarilla se temple.

Aplicación

  • Aplica la mascarilla en las zonas del rostro en las que tengas más puntos negros. La capa debe ser bastante gruesa.
  • Deja actuar durante 15 o 20 minutos.
  • Retírala en seco estirando con los dedos en dirección ascendente.
  • Lávate la cara con abundante agua fría.
  • Aplica un tónico facial para cerrar los poros y tu crema hidratante habitual.
  • Repite el tratamiento una vez cada dos semanas.

Es importante resaltar que si tu piel está completamente limpia, los resultados de estas mascarillas van a ser superiores a si no fuese así. Con una limpieza profunda previa, los poros de la piel estarán abiertos y, por tanto, más receptivos ante la aplicación de las mascarillas.