Mascarillas peel-off con gelatina para revitalizar la piel

Francisco María García · 7 febrero, 2018
Las mascarillas peel-off sirven para eliminar impurezas y purificar las pieles grasas; tienen numerosas ventajas y múltiples beneficios. Te contamos cómo prepararlas y colocarlas en el rostro. ¡Pruébalas!

En la actualidad, hombres y mujeres utilizan de forma regular mascarillas comerciales y caseras para reparar, nutrir y revitalizar la piel. Son muchos los que tienen algunos conocimientos sobre el tema y conocen las propiedades de los productos naturales utilizados.

Un elemento bastante versátil para este tipo de tratamientos es la gelatina. Su composición rica en colágeno y su textura pegajosa es ideal para arrastrar impurezas presentes en el cutis.

Lo mejor es que podemos mezclar este producto con otros elementos alimenticios y naturales. Esta unión puede proveernos de diferentes alternativas para el cuidado de nuestra epidermis.

Mascarilla de aceite de árbol de té

Aceite-de-arbol-de-te

Para su preparación, lo que se necesita son tres cucharaditas de gelatina y una cucharada de leche. Después de juntarla, debemos calentar por tan solo 10 segundos en el horno microondas.

Una vez completado este paso, pondremos unas pocas gotas del aceite de árbol de té y hacer una mezcla homogénea. Cuando esté un poco más fría la colocamos en el cutis y dejamos que actué de 10 a 15 minutos.

Lo bueno de este tipo de aceite es que es rico en ácidos grasos y antioxidantes que logran revitalizar la piel mientras limpian las impurezas. Después de pasado el tiempo, debemos remover la solución de forma uniforme y evitar su rompimiento.

Ver también: 4 mascarillas con aceite de árbol de té para evitar la caída del cabello

Haz lo mismo, pero con miel

En este caso, la mezcla será mucho más efectiva para remover impurezas. Se mezcla la gelatina con la miel, que son dos sustancias bastante pegajosas. Se realiza el mismo procedimiento anterior, pero se incorpora un poco del elixir de las abejas.

Una vez obtenida la mezcla, procedemos a colocarla por unos 30 minutos en la cara. La buena noticia es que la limpieza será efectiva, siendo bastante sencillo retirar de forma uniforme la mascarilla.

Es importante destacar que se debe tener mucho cuidado al momento de su colocación. Debemos evitar que la mezcla pase al cabello o, de lo contrario, será problemático y algo doloroso sacarla. Así que al untarla lo correcto es bordear el cuero cabelludo con sumo cuidado.

Un exfoliante con arroz molido

exfoliante de arroz molido

Si queremos una exfoliación natural podemos utilizar la mezcla inicial con un poco de arroz molido. En este caso, podemos colocar la leche y la gelatina sin sabor en una proporción más homogénea, implementando una cucharada rasa de ambos productos.

En este caso, calentamos la solución en el microondas por 20 segundos y esperamos a que se enfríe. La mezcla se deja reposar en el rostro por 15 minutos y luego se retira desde los extremos hacia el centro.

Al colocarla, podemos masajear la piel con fuerza moderada para remover las impurezas y los puntos negros. Al final, limpiamos la cara con agua tibia e incorporamos una crema hidratante antes de dormir. Si lo que buscas es revitalizar la piel, esta es una excelente opción.

Te recomendamos leer: 8 increíbles beneficios del arroz rojo

También puedes usar el limón para revitalizar la piel

La leche corta el limón, pero eso no importa cuando hablamos de estética. Una buena mascarilla exfoliante se puede hacer cuando unimos la mezcla inicial antes mencionada con limón.

El limón formará una película que arrastrará todos los puntos negros con facilidad. Por ello, se recomienda enfocar su uso a zonas como la barbilla, nariz y frente, donde se acumulan con mayor frecuencia.

Al principio, podemos hacer este tratamiento un día a la semana. No obstante, luego de dos o tres sesiones, lo recomendable será hacerlo cada 15 días, a lo sumo.

Mezcla algunos jugos para mayor nutrición

jugos para limpiar los riñones

Existen frutas y vegetales que mezclados pueden revitalizar la piel desde su nutrición. Los productos que puedes utilizar son los siguientes: naranja, lima, limón, kiwi, tomate, zanahoria. No en vano le llaman “mescolanza” a esta mascarilla roja.

Pero todo depende del estado y de las características de cada cutis en particular. Por ejemplo, para las epidermis secas lo mejor es optar por fresa, frambuesa y frutas con menos nivel de acidez. Las pieles grasas pueden aprovechar más las bondades de la naranja o del limón.

En este caso, es una buena idea colocar la mezcla de frutas con la gelatina en una olla. Así se podrá calentar a fuego lento y podremos mezclar con una paleta de madera. Luego se coloca durante unos 20 minutos para luego ser removido.

En resumen, mezclar leche y gelatina nos permite hacer el peel-off con éxito. Añadirle otro elemento natural enriquecedor, nos ayuda a alimentar y a revitalizar la piel durante el proceso de limpieza. Con ello un beneficio extra para su cuidado.