7 mascarillas para pieles grasas - Mejor con Salud

7 mascarillas para pieles grasas

Gracias a las propiedades de sus ingredientes estas mascarillas son perfectas para regular la oleosidad de las pieles grasas e incluso combatir diferentes problemas dérmicos, como el acné

Cada tipo de piel requiere de un tratamiento diferente. Por ello, aquellas personas con exceso de oleosidad en el rostro necesitan utilizar ingredientes que no empeoren el cuadro.

En este artículo te contamos cuáles son las mejores mascarillas para pieles grasas.

Recetas de exfoliantes y mascarillas para pieles grasas

La buena alimentación, la hidratación y el ejercicio son fundamentales para lucir una piel suave, limpia y hermosa. No obstante, además de ello, necesita una limpieza diaria y una  exfoliación de vez en cuando para quitar todas las impurezas que se van acumulando.

En el caso de las pieles grasas, los ingredientes usados en las mascarillas han de reducir la producción de oleosidad que provoca granitos, puntos negros y apariencia “brillante”.

Ver también: Los granitos en los brazos y la intolerancia al gluten

1. Mascarilla de plátano, avena y leche

Usar-la-avena

Los plátanos son perfectos para las pieles grasas y para eliminar el acné. Al terminar el tratamiento notarás que la dermis está más fresca y suave gracias a las acciones de la leche y de los copos de avena.

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 1 cucharada de leche (10 ml)
  • 2 cucharadas de copos de avena (20 g)

Preparación

  • Pisa el plátano hasta formar un puré y coloca en un recipiente.
  • Echa la leche a temperatura ambiente y luego los copos de avena.
  • Mezcla bien para conseguir una crema homogénea.
  • Lava el rostro con agua templada y jabón neutro antes de proceder con la mascarilla.
  • Aplica con movimientos circulares, con la yema de los dedos en toda la cara, (cuidado de que no ingrese en los ojos) y masajea por cinco minutos.
  • Pasado ese tiempo, enjuaga con agua fresca y coloca una crema hidratante. Repite una vez a la semana.

2. Mascarilla de yogur y miel

Es una receta casera muy eficaz para reducir el acné, hidratar la piel y eliminar la grasa. La combinación de los ingredientes la convierten en una mascarilla ideal para pieles con oleosidad.

Ingredientes

  • 1 cucharada de yogur (15 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • En un recipiente coloca el yogur (de preferencia natural) y mezcla con la miel.
  • Con el rostro limpio, aplica con movimientos circulares haciendo hincapié en las áreas más grasas o con más cantidad de granitos.
  • Deja actuar 15 minutos y luego retira con agua tibia.
  • Aplica una crema hidratante y repite, al menos, dos veces a la semana.

3. Mascarilla de huevo, limón y avena

mascarilla de huevo

Los copos de avena son exfoliantes naturales maravillosos y, si los combinamos con el zumo de limón, podremos reducir la grasitud de la cara.

Ten en cuenta que esta mascarilla solo se puede aplicar de noche, porque el ácido del limón puede manchar la piel. El huevo por su parte hidrata y suaviza la dermis.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo
  • 2 cucharadas de copos de avena (20 gramos)
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • En un recipiente coloca la clara de huevo y los copos de avena.
  • Exprime el zumo del limón y añádelo a la mezcla.
  • Remueve bien hasta formar una pasta cremosa y homogénea.
  • Aplica en el rostro, previamente lavado, y deja actuar unos 20 minutos.
  • Retira con agua fría para que los poros se cierren.

4. Mascarilla de patata, leche, pan y limón

Las patatas contienen mucha agua y por ello hidratan la piel. Junto con la leche y las migas de pan actuarán como suavizantes de la dermis. El limón es antiséptico y reduce las infecciones causadas por los granitos.

Ingredientes

  • 1 patata
  • 2 cucharadas de leche (20 ml)
  • 2 cucharadas de miga de pan (20 g)
  • ½ cucharada de jugo de limón (5 ml)

Preparación

  • Pela la patata, córtala en cubos y cocínala con agua. Cuando esté cocida cuela y haz una especie de puré.
  • Lava bien el rostro con agua tibia.
  • Mezcla el puré de patata con la leche, el limón y las migas de pan y obtén una crema suave.
  • Cuando esté a temperatura ambiente, aplica en la cara y deja actuar, como mínimo, 20 minutos.
  • Enjuaga con abundante agua fría.

5. Mascarilla de plátano, jugo de limón y miel

Mascarilla de plátano, zumo de limón y miel

Ya conocemos las propiedades de cada uno de los ingredientes de esta mascarilla perfecta para pieles grasas. ¡Solo es cuestión de probarla!

Ingredientes

  • 1 plátano
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml)

Preparación

  • Pisa el plátano y mezcla con la miel y el jugo de limón.
  • Aplica esta mascarilla de consistencia uniforme sobre la piel limpia y seca mediante movimientos circulares. Puedes también colocar en el cuello.
  • Cuando se haya secado (aproximadamente a los 15 minutos) retira con agua tibia.
  • Coloca una crema hidratante al finalizar.

6. Mascarilla de avena y albahaca

La avena es una potente exfoliante y, si la combinamos con hojas de albahaca fresca, el resultado es un rostro limpio, fresco y sin grasitud. Sin dudas, una mezcla perfecta que puedes disfrutar 2 o 3 veces por semana.

Ingredientes

  • 1 puñado de hojas de albahaca fresca
  • 2 cucharadas de copos de avena (20 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Lava bien las hojas de albahaca fresca. Coloca en el vaso de la licuadora.
  • Agrega los copos de avena y el agua.
  • Mezcla bien para que se forme una crema consistente (puedes añadir más agua o más avena si es necesario).
  • Aplica en el rostro, ya limpio y seco, con movimientos circulares.
  • Deja actuar 20 minutos y enjuaga suavemente con agua tibia.
  • Coloca una crema hidratante al terminar.

Te recomendamos leer: 9 beneficios de comer avena y por qué debes incluirla al desayuno

7. Mascarilla de manzanilla, yogur, perejil y piña

Esta receta parece más bien un licuado refrescante para el verano, pero la verdad es que actúa muy bien en pieles grasas. Por un lado, reducirás la oleosidad y, por el otro, refrescarás la dermis.

Merece la pena probarla.

Ingredientes

  • ½ taza de té de manzanilla (125 ml)
  • 1 puñado de perejil
  • 1 rebanada de piña
  • ½ taza de yogur natural (100 g)

Preparación

  • Lava bien las hojas de perejil y coloca en el vaso de la licuadora.
  • Añade el té de manzanilla (lo puedes hacer de sobrecito o con las flores) y el yogur.
  • Pica la rebanada de piña y mezcla todo muy bien.
  • Aplica en la piel ya lavada, deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia.