Mastectomía preventiva, por qué y cuándo se recomienda realizarla

Debido al impacto psicológico que conlleva es importante que las personas que presenten varios factores de riesgo de padecer cáncer reciban asesoramiento antes de realizarse una mastectomía preventiva

Algunas mujeres que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de mama consideran la posibilidad de someterse a una cirugía mediante la cual se les retiran ambos pechos. Este procedimiento quirúrgico recibe el nombre de mastectomía bilateral profiláctica o mastectomía preventiva.

La cirugía tiene como objetivo retirar absolutamente todo el tejido de las mamas que son propensos a desarrollar este tipo de cáncer. Es una buena alternativa para aquellas mujeres que ya han sido diagnosticadas o han recibido tratamientos para el cáncer de mama, para eliminar totalmente el riesgo de volver a tenerlo en cualquiera de los pechos.

La mastectomía preventiva también se la pueden realizar aquellas mujeres que tienen los genes BRCA1 o BRCA2, una mutación genética que permite que las probabilidades de desarrollar cáncer de mama sean aún mucho mayores.

También es muy valido considerar la posibilidad de que se sometan a esta clase de cirugía las mujeres que tienen un historial familiar de haber padecido este tipo de cáncer por la línea materna, o que tengan antecedentes de hiperplasia lobular atípica.

Aunque en España este tipo de cirugía se viene realizando desde hace diez años, sólo un porcentaje muy bajo de mujeres que tienen un alto riesgo de padecer esta enfermedad se ha decidido a someterse a ella, pese a que los oncólogos son insistentes en asegurar que la cirugía preventiva es la mejor decisión que estas mujeres podrían tomar. Estos mismos especialistas también recomiendan a estas mujeres que se sometan a quimioterapias preventivas, que pueden tener efectos satisfactorios, por su puesto sin llegar a superar los de la cirugía.

La detección de los genes defectuosos la hacen las Unidades de Consejo Genético, que están presentes en la mayoría de los hospitales, a los cuales van remitidas las pacientes luego de que un médico descubre que el historial familiar es de alto riesgo. A esta conclusión pueden llegar si dos o más familiares directos han contraído cáncer de mama antes de los cuarenta y cinco años de edad.

¿Quiénes deben practicarse una mastectomía preventiva?

Mamas fibroquisticas

Por recomendaciones de la sociedad de cirugía oncológica, se deben someter a este tipo de intervenciones únicamente las mujeres que tengan un alto riesgo de llegar a desarrollar este tipo de cáncer, incluyendo a las que presenten uno o varios de los siguientes factores de riesgo:

  • – Genes mutados BRCA
  • –  Haber tenido cáncer en un pecho
  • – Tener un historial de familiar de cáncer de mama
  • – Historial de carcinoma lobular in situ (LCIS)

La mastectomía preventiva sólo debe ser considerada luego de haber recibido un buen asesoramiento tanto genético como psicológico, ya que este procedimiento conlleva un gran impacto y se puede llegar a sufrir de una depresión luego de la cirugía.

Sin embargo hay una técnica especial mediante la cual se elimina el tejido que se encuentra debajo de la piel, eliminando todas las glándulas que son propensas a desarrollar el cáncer, además de la areola y el pezón, pero dejando intacta la piel.

Al conservar intacta la piel es mucho más fácil hacer la reconstrucción inmediata de los pechos, mediante el empleo de tejidos de la propia paciente o utilizando el implante de prótesis; los resultados son verdaderamente satisfactorios, además los problemas psicológicos después de realizada la cirugía son menos graves y mucho más sencillos de resolver en poco tiempo.

Si la paciente lo prefiere, es posible dejar intacto el pezón,sometiéndose a una intervención similar a la realizada a la actriz Angelina Jolie, sin embarg los especialistas aseguran que hecho de esta manera tiene un porcentaje de efectividad “muy similar”.

Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar