Masturbación compulsiva: ¿cómo puede afectar nuestra salud?

Claudia Pamela Forestello · 29 julio, 2018
Ser capaz de darse placer a sí mismos es muy positivo para el cuerpo y la mente, pero la masturbación compulsiva es un extremo que produce serios problemas de salud

La masturbación compulsiva es considerada una adicción que sufren las personas, tan grave como el resto de estas enfermedades. Si bien masturbarse es saludable y una forma de reconocer el propio cuerpo, hacerlo en exceso tiene consecuencias.

Es necesario identificar en qué casos este acto sexual se ha vuelto compulsivo y no se puede controlar. Además, conocer cuáles son sus consecuencias puede estimular a las personas a buscar ayuda a tiempo.

Masturbación compulsiva: ¿cuáles son sus secuelas en la salud de las personas?

1. Insensibilidad a las emociones

El trastorno de masturbación compulsiva provoca que las personas pierdan su capacidad emocional en las relaciones de pareja. Lo único que desean es llegar al orgasmo y su mente se enfoca en la respuesta física sin conectar.

Eligen satisfacer sus deseos sexuales por sí solos, antes que tener sexo con otro porque pueden acelerar el proceso. Su grado de ansiedad no les permite gozar en compañía ni satisfacer a nadie.

2. Aislamiento social

En casos más graves dejan de participar de encuentros sociales y se alejan de sus grupos de amigos. Este aislamiento se da con el fin de contar con más tiempo a solas para masturbarse.

Otras personas se las arreglan para encontrar un lugar privado en sus trabajos o reuniones para esconderse a concretar el acto. Y no faltan aquellos que rompen los bolsillos de sus pantalones para tener acceso directo en caso de necesidad.

3. Síndrome de abstinencia

Síntomas del miedo a hablar en público. Hombre nervioso

Como sucede con otras dependencias, caen en momentos de abstinencia que provoca grandes malestares. Dolores de cabeza, nerviosismo, insomnio, cambios en el humor que solo pueden calmarse con una masturbación.

Es una prueba clara de la adicción y la necesidad de un tratamiento. Aunque la mayoría no toma consciencia de la gravedad y son muy pocos los que deciden buscar ayuda.

4. Eyaculación Precoz y debilitamiento peneano

Cuando la persona tenga un encuentro íntimo con otro, el condicionamiento de la masturbación compulsiva provoca la eyaculación precoz. Al iniciar un contacto en sus genitales el mandato es terminar cuando antes para calmar su adicción.

En definitiva, el único objetivo de un acto sexual pasa a ser calmar su problema psicológico. Dista mucho de ser un comportamiento para compartir la felicidad de la unión.

Asimismo, los músculos del pene se debilitan y el flujo de semen pierde potencia, se convierte en escaso o inexistente.

Es hora de ponerle solución: ¿Qué hago si mi pareja es eyaculador precoz?

5. Falta de energía

Un estado de fatiga constante caracteriza a quienes padecen este trastorno psicológico. Sus energías se ven disminuidas considerablemente y afectan la rutina laboral y personal.

De hecho, entre las peores consecuencias están las pérdidas de trabajo, problemas económicas y depresión. Ya no se cuenta con ganas de salir ni hacer otra actividad.

¿Cuándo se considera que la masturbación es compulsiva?

Agrandar el pene de un hombre.

Es la masturbación que se realiza con períodos de tiempo acotados para buscar estímulos de satisfacción. Durante la misma, se liberan desde el cerebro químicos que producen la saciedad y provocan la adicción. El organismo pide cada vez más esta estimulación para conseguir la respuesta necesaria.

Las personas no pueden controlar por sus propios medios esta demanda y, a pesar de los puntos negativos, caen en la auto-estimulación. Su libertad de elección se ve condicionada por su estado psíquico vulnerable, los pensamientos aparecen en todo momento.

No te quede con curiosidad y descubre: Qué pasa en el cerebro tras el orgasmo

¿Cómo detectar la masturbación compulsiva?

No hay un número aceptable o inaceptable de veces que las personas pueden darse placer a sí mismas. Pero, claro está que no es lo mismo tocarse 3 veces por semanas que 6 veces por día. Existen algunas señales que se indican que se está comenzando con esta adicción.

Por lo tanto, quienes se entregan a la auto-satisfacción y tienen dudas de su salud, pueden tener en cuenta estos tips para evaluarse.

  • Pasar días sin masturbación. En el caso de no estar seguros de su condición, deben probar estar unos días sin hacerlo y analizar que sienten. Si se producen síntomas de abstinencia, deberían consultar un profesional.
  • Disminución del deseo sexual por otros. A medida que aumentan los momentos íntimos solos pierden el deseo por las relaciones con otros, hay que estar atentos. Incluso, si notan que la eyaculación se da cada vez más rápido.
  • Necesitan hacerlo de urgencia. Están en la oficina, pierden la concentración y recurren a esconderse en un baño para masturbarse. Es una alerta de que pierden el control sobre sus cuerpo.