Mayonesas Vegetales, sabrosas y muy saludables

Al no incluir huevo, estas mayonesas vegetales son una alternativa saludable para aquellos que quieran evitar las grasas saturadas. Para conservar mejor los nutrientes de las verduras podemos cocerlas al vapor

Hoy compartimos contigo la forma de preparar un exquisito aderezo: la mayonesa, pero en este caso sin la clásica incorporación de huevo. Se trata de mayonesas alternativas, en base a distintos vegetales, por lo cual resultan aptas para quienes deben evitar las grasas saturadas y también son ideales para el consumo por parte de los veganos.

Bien vale la pena probarlas, ya que su preparación es muy simple y los resultados son excelentes.

¿Cómo se las puede consumir?

Se las puede utilizar de distintas maneras, por ejemplo para aderezar ensaladas, para untar galletas o tostadas, para adornar bocaditos, etc. En todos los casos podrás darle un toque diferente a tu mesa, ya que los platos que se obtienen resultan muy vistosos y coloridos.

¿Cómo se las prepara?

La receta básica es común para todas las mayonesas vegetales: se debe licuar o procesar los ingredientes necesarios  y a continuación incorporar el aceite lentamente. Incorporar los aderezos y continuar procesando hasta obtener la consistencia y textura que se desean.

Siempre se recomienda usar un aceite de muy buena calidad como por ejemplo el de oliva. Además, si el mismo es extra virgen, de primera presión en frío, cuánto mejor. Téngase en cuenta que, si bien las recetas indican una medida sugerida, la cantidad de aceite podrá modificarse de acuerda a la consistencia de mayonesa que más nos agrade.

En cuanto a las verduras, la cocción al vapor es el método más sano y que ayuda a conservar mejor los nutrientes.

Mayonesa de zanahoria

  • Zanahorias cocidas – 3 unidades
  • Aceite de girasol u oliva – cantidad necesaria (1 pocillo, aproximadamente)
  • Limón – 2 Cucharadas de jugo
  • Sal – a gusto (mejor si es marina)
  • Otros condimentos (orégano, cúrcuma, pimienta, etc.) – a gusto

Mayonesa de papa y remolacha

  • Remolachas – 2 unidades cocidas (bien tiernas)
  • Papas – 3 unidades medianas (bien cocidas)
  • Aceite – cantidad suficiente (media taza, aproximadamente)
  • Limón – 3 cucharadas de jugo
  • Pimienta y sal – a gusto
  • Ajo – ½ diente cocido

Atrévete a experimentar

Teniendo en cuenta estas fórmulas básicas, puedes experimentar con distintos ingredientes. Existen infinidad de opciones, por ejemplo la mezcla de zanahorias con garbanzos, arvejas, palta (aguacate), coliflor, zapallo, espinacas, tomate, apio, aceitunas e incluso algunas frutas como el mango. Otra alternativa interesante es utilizar algunos frutos secos, como almendras, los cuales agregan más nutrientes. En ese caso, el tiempo de procesado será bastante más prolongado.

Por supuesto, no se trata de mezclar todo, sino de ir haciendo pruebas con uno o dos ingredientes a la vez. También puedes ir variando los aderezos, como así también la cantidad de aceite, de limón o de ajo, para así obtener mayonesas muy diferentes y originales.

En definitiva, solo queda dar rienda suelta a tu imaginación para deleitar a toda la familia con estas riquísimas mayonesas que aparte de vistosas son muy saludables. ¡Puedes probar con todo lo que se te ocurra y crear tus propias recetas!

Fotografía cortesía de chokphoto – freedigitalphotos.net

Categorías: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar